Logo
Noticias
22 agosto 2012

Cae presa por lavado de dinero reconocida abogada

Fue presidenta de la Cámara de Comercio del Oeste


Durante dos años la expresidenta de la Cámara de Comercio del Oeste, Wanda González Girona, reconocida abogada corporativa en Mayagüez, presuntamente orquestó un esquema para lavar dinero del narcotráfico, junto a su esposo y un amigo, a cambio de comisiones.

González Girona fue sorprendida ayer en la mañana por agentes de la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Policía, quienes temprano la pusieron bajo arresto junto a su esposo, José Conde Pimentel, y su amigo José Morales Nieves, luego de que un gran jurado federal acusara al trío con 18 cargos por conspirar y lavar dinero del narcotráfico.

Según Rosa Emilia Rodríguez Vélez, jefa de la Fiscalía federal, la DEA se encontraba investigando un caso cuando agentes encubiertos que se hacían pasar por narcos fueron abordados por el trío para lavar dinero a cambio de una comisión.

El primero en dar el paso, según la acusación, fue Morales Nieves, dueño de la estación de gasolina Arenas Service Station en la carretera 332 en Guánica, quien de inmediato contactó al esposo de la abogada, que a su vez es dueño de la gasolinera Total en Yauco.

“Durante los últimos dos años los acusados utilizaron Arenas Service Station y la oficina legal de la abogada González Girona para lavar $373,000 para personas que ellos creían eran narcotraficantes a cambio de una comisión de hasta un 11% por cada transacción”, dijo Rodríguez Vélez.

La primera transacción fue el 14 de abril de 2010, cuando Morales Nieves recibió $50,000 en efectivo por parte de los encubiertos, los depositó en Yauco y Sabana Grande, y al final entregó cinco cheques al supuesto narco.

Ese mismo día, Morales Nieves le presentó el esposo de la abogada al agente encubierto y hablaron para futuras transacciones de lavado de dinero.

Según el pliego acusatorio, el 26 de octubre de 2010, Conde Pimentel recibió $123,000 por parte del encubierto, y el 29 de octubre Morales Nieves es quien le entrega al supuesto narco diez cheques distintos -de gerente y personales- y giros por un total de $109,370.

El trío de acusados recibió por esa transacción una comisión de 11% que representó $13,630.

Finalmente, el grupo decidió realizar una tercera transacción con los presuntos narcotraficantes y recibieron -el 21 de junio de 2012- $250,000 en efectivo.

El dinero fue entregado en la oficina de la abogada González Girona -acompañada de su esposo Conde Pimentel- y acordaron que la comisión que ganarían sería de 9% debido a que la cantidad de dinero que recibían para lavar era mucho más alta que las anteriores.

El 3 de julio, Conde Pimentel se comunicó con el encubierto y le pidió que pasara por la oficina de la expresidenta de la Cámara de Comercio de la zona oeste para que recogiera dos cheques: uno de $130,298.60 y otro de $97,200.36, para un total de $227,498.96.

El fiscal federal Carlos R. Cardona explicó que la licenciada González Girona asesoraba en su oficina a los supuestos narcotraficantes sobre distintos esquemas que podían llevar a cabo para lavar el dinero, inclusive creando corporaciones falsas, y qué cosas podían hacer para evitar ser detectados por las autoridades.

Específicamente, González Girona les ofreció a los encubiertos crear una corporación sin fines de lucro en Puerto Rico y otra corporación hermana en República Dominicana para que de esta forma el dinero pudiera transferirse entre ambos países sin ser detectados.

La magistrada federal Camille Vélez Rivé impuso ayer una fianza de $100,000 para cada uno de los acusados, quienes -en caso de ser encontrados culpables- se exponen a un máximo de 20 años de prisión.