Logo
Noticias
30 marzo 2009
09:59 a.m.

Reforzarán equipos para atacar contrabando de animales exóticos

El ilegal negocio de especies prohibidas genera $60 millones al año, según funcionario del Departamento de Recursos Naturales.


El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) considera aumentar y reforzar equipos de colaboración interagencial centrados en combatir el tráfico de animales exóticos, un negocio ilegal que sólo en Puerto Rico genera $60 millones al año, manifestó Nelson Cruz, ayudante especial del titular de esa agencia, Daniel Galán Kercadó.

“El Secretario considera aumentar y mejorar los ‘task forces’ con el gobierno federal para seguir combatiendo esas actividades”, sostuvo Cruz, quien por años ha laborado como vigilante e integrante de la Unidad de Vida Silvestre del DRNA.

Galán, quien reaccionó a la captura de un caimán en un céntrico vecindario de Isla Verde, no descartó que las personas dedicadas aquí al lucrativo tráfico de animales exóticos cuya posesión y venta está prohibida en el país tengan vínculos con organizaciones dedicadas a otro tipo de contrabando como el trasiego de sustancias controladas. La preocupación por los animales exóticos quedó patente justo después que la semana pasada residentes de Carolina denunciaron a Caza Noticias de ELNUEVODIA.COM la situación con el caimán que penetró a su vecindario.

Asímismo, reconoció la posibilidad de que esas personas reciban algún tipo de apoyo de personas inescrupulosas que laboran en correos o aeropuertos.  Cruz se refirió a que mucho del contrabando de animales ilegales como culebras y aves llegan sedadas y ocultas en embarques de mercancía legal.

En Puerto Rico no necesariamente se trata de un grupo mayor de 200 personas, pero “todas se conocen” y encubren sus actividades ilícitas. La situación, no obstante, también ha generado pugnas internas que han culminado de forma sangrienta, como el asesinato de un vendedor de aves exóticas en Gurabo, en 2003. En ese caso, la Policía estimó que una pugna por una deuda en el pago de animales culminó de forma trágica.

Cruz opinó que por lo lucrativo que se ha tornado ese contrabando, que utiliza como herramienta clave de propaganda y negociación el internet, puede ubicarse como la segunda actividad principal de tráfico ilegal, después del trasiego de sustancias controladas.

En entrevista con ELNUEVODIA.COM, Cruz mencionó que en el caso de aves prohibidas, los traficantes llegan a vender aves como guacamayos enanos a $800, así como culebras constrictor y hasta escorpiones en cientos de dólares.

“Puerto Rico se ha convertido en un trampolín (del tráfico ilegal de animales exóticos) para Estados Unidos”, sostuvo Cruz. Ese mismo patrón ha existido con el contrabando de drogas y de armas ilegales desde los ochenta, según  investigaciones de las autoridades federales.

Recordó que el Reglamento de Vida Silvestre y las leyes vigentes son adecuadas para lidiar con el problema, pero es necesario mayor apoyo de los ciudadanos para denunciar la venta y posesión de peligrosos animales.