Logo
Negocios
31 marzo 2009

Se fortalece Cape Air en Ponce y Mayagüez

Proyecta un 2009 positivo tras bajar sus tarifas


Con la visión de fortalecer sus operaciones durante el turbulento período de recesión económica que ha golpeado la industria aérea, la aerolínea regional Cape Air redujo sus tarifas y logró una extensión en su contrato de operación en Ponce y Mayagüez.

En entrevista con El Nuevo Día, Dan Wolf, principal oficial ejecutivo de Cape Air, sostuvo que para estimular los viajes aéreos en estos tiempos, la línea aérea lanzó este mes una nueva tarifa de $49 por vía con cargos e impuestos incluidos, para la ruta entre el aeropuerto Mercedita en Ponce y el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín en Isla Verde.

Esta nueva tarifa representa una reducción de hasta 25% contra la tarifa anterior que sobrepasaba los $65 por vía.

Wolf expuso que en estos momentos de crisis económica mundial, las aerolíneas tienen que hacer ajustes para incrementar el tráfico de pasajeros de negocios y de placer, y una de las estrategias es reducir los precios. Agregó que el momento para ello es ahora que el costo del combustible ha bajado.

“Como los precios del combustible han bajado, eso nos permite ofrecer mejores tarifas”, apuntó.

Por su parte, Katya Ruiz, gerente regional de mercadeo de la aerolínea, expuso que esta estrategia ya está rindiendo frutos pues las reservaciones por adelantado para los vuelos de Ponce a San Juan y viceversa aumentaron este mes en un 20% contra febrero y enero de este año.

Otro factor que ayudó a Cape Air a bajar sus precios, según Wolf, es que la aerolínea logró que el Departamento de Transportación Federal (DOT, por sus siglas en inglés) le renovara un subsidio para continuar operando en Ponce y Mayagüez (en el aeropuerto Eugenio María de Hostos) por los próximos dos años.

Más vuelos diarios

A través del programa federal Essential Air Services (EAS) a partir del 1ro. de mayo, la aerolínea operará cuatro vuelos diarios entre San Juan y Ponce. Cape Air sirve esta ruta desde el año 2000, y entre San Juan y Mayagüez, da servicios desde el 2005.

El EAS fue creado para ayudar a mantener el servicio de aerolíneas en 138 aeropuertos rurales de 35 estados y jurisdicciones estadounidenses, incluyendo a Puerto Rico.

Este programa le paga a las aerolíneas para servir vuelos en aquellos aeropuertos rurales localizados a distancias considerables de un aeropuerto grande, esto, para que los residentes no tengan que conducir por horas hasta un aeropuerto de mayor tamaño.

Ruiz apuntó que mantener estos servicios es esencial pues hay muchos pasajeros locales que viajan al sur y al oeste para sus diligencias de negocios. Resaltó, además, que muchos turistas del exterior se hospedan en estas regiones.

Menos competencia

En cuanto a la operación de Cape Air en San Juan, Wolf indicó que ésta se mantiene fuerte operando entre 80 y 100 vuelos diarios a varias islas del Caribe. Lo atribuyó a que abarcó “agresivamente” algunos de los mercados que la competencia dejó de servir.

Por ejemplo, Cape Air ofrece sobre 30 vuelos desde San Juan a la isla de Saint Thomas; sobre 24 a Tortola, y 15 a Saint Croix, entre otros destinos.

“Estamos volando más porque nuestra competencia redujo servicios y hemos visto oportunidades para aumentar el servicio”, manifestó Wolf, al agregar que la empresa también incrementó su flota de un total de 19 aviones Cessna 402, de nueve pasajeros, a 23.

El ejecutivo destacó que a raíz de todas estas estrategias que realiza la compañía, este 2009 será muy positivo para Cape Air, tanto así que proyectó un aumento de 15% en la cantidad de pasajeros que transportará desde San Juan, que el año pasado fue 130,000.

“Pusimos más aviones que el año pasado, aumentamos el itinerario de vuelos con horarios más convenientes, y bajamos las tarifas. Esa combinación hará que nuestros números mejoren”, recalcó.