Logo
Negocios
01 mayo 2009

La leche fresca entra a nuevos mercados

Tres Monjitas y Suiza Dairy introducen variados empaques buscando crecimiento


La leche fresca del País ha comenzado a incursionar en nuevos mercados, lo que le permitirá a la primera industria agrícola de la Isla crecer, a la vez que ofrece el producto en varias formas convenientes para los consumidores.

Tanto Vaquería Tres Monjitas como su homóloga Suiza Dairy han lanzando o están en vías de introducir la nutritiva bebida natural en nuevos empaques, tamaños y formatos que extiendan su vida en góndola y nevera.

Juan Corrada Del Río, gerente general de Vaquería Tres Monjitas, reveló que la semana pasada inició un proyecto con la cadena Burger King para suplirle la leche que sería incluida con el cereal frío, alternativa que recién incluyó en su menú de desayuno.

Tres Monjitas le suple a Burger King leche fresca en saquitos plásticos de cuatro onzas, la mitad del tamaño de la versión que el Programa de Comedores Escolares les sirve a los estudiantes.

Burger King incluirá un minisaquito de leche fresca -que se abre como un sobre de ketchup- con la venta de un cereal.

“Consideramos que es un producto que tendrá buena acogida y esperamos que se popularice en otras cadenas”, dijo Corrada Del Río, quien declinó divulgar cuánto estima será el aumento en sus ventas de leche con el nuevo producto.

Corrada Del Río reveló que Tres Monjitas también comenzará a producir leche fresca entera y de 1% de grasa en botellitas plásticas de ocho y 14 onzas, para el mercado de cafeterías, panaderías y establecimientos similares.

Suiza Dairy también se prepara para introducir leche fresca en nuevos formatos, aseguró su presidenta, Carmen Laura Marrero, quien declinó ofrecer más detalles, limitándose sólo a decir que comenzaría dentro de un año.

Una fuente dentro de la industria lechera informó que Suiza Dairy busca montar una esterilizadora para producir leche de “vida extendida” (“extended shelf life”). Mediante este proceso podrá vender leche fresca que tenga una vida en góndola de 20 a 30 días.

La leche fresca dura en góndola de 12 a 15 días. De acuerdo a la fuente, el propósito es facilitarse una posición en mercados de leche fresca en tamaños que tardan más en venderse, como es el caso de la cuartita de leche.

Suiza Dairy importa de Estados Unidos la leche Lactaid -sin lactosa- en tamaño de 64 onzas, y otra fortalecida con calcio, ambas de vida extendida.

De estos dos productos Suiza Dairy vende en la Isla un promedio anual combinado de seis millones de cuartillos, según la fuente. Agregó que Tres Monjitas vende productos similares, elaborados con leche producida localmente.

A preguntas de El Nuevo Día sobre las nuevas alternativas de leche fresca, el presidente del Sector de Leche de la Asociación de Agricultores, Luis “Tatá” Cordero, dijo que le daba la bienvenida a todo esfuerzo que conduzca a un aumento en las ventas de la leche del País.

“No nos oponemos a que Suiza Dairy produzca leche de vida extendida, por lo contrario, siempre que sea utilizando la leche de aquí”, comentó Cordero.