Logo
Noticias
01 diciembre 2010

Arranca la IVU-Loto con premio de $1,000 semanales

200 comerciantes de Ponce ya tienen la “maquinita”. Vídeo


PONCE - Ramón Velázquez no entiende muy bien la pequeña máquina electrónica que recién le entregó el Departamento de Hacienda, pero tiene la esperanza de que su negocio crezca ante la posibilidad de que uno de sus clientes se gane los $1,000 que regalará la IVU-Loto. Lo único que tendrán que hacer es comprarle un “hot dog”.

Esta iniciativa busca captar $400 millones anuales que pagan los consumidores por concepto del Impuesto sobre Ventas y Uso (IVU), pero que no llegan a Hacienda, destacó el secretario de esa agencia, Juan Carlos Puig.

Asimismo, la IVU-Loto persigue que los clientes exijan su recibo de compra para participar del concurso y con ello las ventas queden registradas automáticamente en Hacienda.

El proyecto piloto de IVU-Loto comenzó ayer en Ponce. Velázquez es uno de los 200 comerciantes a los que Hacienda les entregó la máquina -similar a las utilizadas por los cajeros de las tiendas para cobrar con tarjetas electrónicas- para registrar todas sus ventas y expedir al cliente el recibo que el aparato provee.

Estos recibos de compra tienen una clave -con números y letras- que irá a un sorteo semanal, que se conoce como IVU-Loto, en el que inicialmente estarán regalando $1,000, libre de impuestos.

El programa piloto durará un mes antes de llegar al resto del País. Una vez eso ocurra, serán dos los sorteos semanales, a efectuarse junto al de la Lotería Electrónica. La cantidad de premios también aumentará, ya que habrá un premio de $1,000 y dos de $500. Y una vez al mes sortearán un auto. Los sorteos serán martes y sábados.

“IVU-Loto no es un juego adicional. No nos cuesta un centavo”, resaltó el gobernador Luis Fortuño, quien señaló que se trata de un proyecto implementado en otros países y que “ha funcionado” en captar dinero que no llega a las arcas gubernamentales.

“Ningún sistema es perfecto”, reconoció Puig, en referencia a que siempre hay maneras para buscar evadir la responsabilidad y violar la ley. Hacienda estima que sólo el 52% de lo pagado por concepto de IVU llega a las arcas del Gobierno. Con la IVU-Loto esperan llevar la captación a un 74%.

Puig informó que en Puerto Rico hay 80,000 comercios que para junio próximo tendrán, por ley, este sistema de registro de ventas.

Advirtió que no entregar el recibo de compra a un cliente es una violación que conlleva una multa de $100. Exhortó a los consumidores a comunicarse a la línea IVU Alerta (787-200-7900) para denunciar a comerciantes que se nieguen a entregar el recibo de compra u ofrezcan no cobrar el IVU a cambio de no registrar la transacción.

“Esta iniciativa va a atajar lo que es la evasión. Todos los ciudadanos pagan el IVU, pero no está llegando a Hacienda”, expresó el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, quien acompañó al Gobernador en una caminata para visitar tres comercios que participan del programa piloto de la IVU-Loto.

Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas en el inicio de este proyecto. Joel Rosado, empleado de Softek, empresa contratada para manejar la IVU-Loto, explicó que varios comerciantes lo han echado de sus negocios, en ocasiones bajo amenaza. “Ellos se niegan, pero tenemos instrucciones que no hagamos resistencia, que el personal de Rentas Internas va a hacer valer la ley”, dijo.

La IVU-Loto tiene un costo de $16 millones, informó José C. Colón, ayudante del titular de Hacienda. En ese costo está incluido el contrato a las dos empresas encargadas de ponerlo en funciones y las máquinas en las que se registrarán las transacciones.

No todos los comercios reciben estas máquinas porque las cajas registradoras de algunos locales comerciales serán programadas para expedir el recibo con el número para el Ivu-Loto, mientras la transacción es registrada en Hacienda, explicó Puig.

Los negocios ambulantes tendrán dispositivos inalámbricos que funcionan como un celular. Todas las transacciones van a una página electrónica que cada comerciante tendrá en Hacienda en la quedarán registradas sus ventas.

“Yo no sé bregar en ella”, dijo Velázquez, el vendedor de ‘hot dogs’ en la calle Atocha de Ponce, quien describió la IVU-Loto como “una buena idea” porque “hay mucha gente que cobra el IVU y no lo paga (a Hacienda)”.