Logo
21 enero 2011

Certificación de ASUME



El comportamiento del Sr. Marcelino Moyett al no pagar la pensión alimentaria de sus hijos es despreciable y su encarcelación apropiada. Sin embargo, los planteamientos que se están haciendo sobre la reglamentación en cuanto a certificaciones de ASUME son desacertados.

Uno de los grandes avances del sistema capitalista fue la invención del concepto de la corporación como entidad con personalidad jurídica. Si el contratista del gobierno es una corporación, es la corporación y no los dueños quienes tienen la responsabilidad de someter la documentación.

Supongamos que se les exige también la certificación de ASUME a los dueños. ¿Qué tendría que hacer una empresa que cotice en bolsa y que cuente con miles de accionistas? ¿Y por qué sólo los dueños? ¿Qué tal los posibles miles de empleados de la corporación? ¿Y por qué sólo la certificación de ASUME? ¿Por qué no pedir las certificaciones del CRIM y Hacienda?

El costo de la burocracia gubernamental creada sería inmenso.

El problema del incidente en cuestión es que la madre de los hijos del Sr. Marcelino Moyett no solicitó al Tribunal que la corporación Moyett Group Corporation le retuviera ingreso perteneciente al individuo Marcelino Moyett. De haberlo hecho, problema resuelto pues la corporación no hubiera recibido un certificado de no-deuda de ASUME.

Si la corporación hubiera tratado de evadir su responsabilidad desobedeciendo al Tribunal o realizando acciones que tuvieran esa consecuencia, entonces hubiera caído el peso de la ley tanto sobre la corporación como entidad jurídica como sobre sus oficiales en su carácter personal.

La corporación no está exenta de cumplir sus responsabilidades en el marco de la Ley de Sustento de Menores. Pero la corporación no paga pensión alimentaria pues no tiene hijos más allá de sus subsidiarias corporativas. Su responsabilidad es retener ingreso de sus empleados y/o accionistas en caso de recibir una orden del Tribunal.

La otra alternativa de la madre de los menores era conseguir la encarcelación de Marcelino Moyett, asunto que se tramitó.

Es natural que simpaticemos con menores que no reciben la pensión alimentaria que les corresponde. También es importante para el bienestar de nuestra sociedad proteger el concepto de la corporación. Crear burocracia adicional a la que tenemos y atacar el concepto de la corporación como ente jurídico con personalidad propia es el caso donde el remedio sería peor que la enfermedad.