Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
5 de enero de 2013
Otros flash
 

Adiós en Madrid al editor Jorge Merino

El editor fallece en su tierra acompañado de su esposa, Mayra Montero

 

Por Tatiana Pérez Rivera / tperez@elnuevodia.com

Jorge Merino, el “pariente más cercano” de la escritora Mayra Montero -como ella llamaba a su esposo en sus columnas- falleció al filo de la medianoche del jueves en su país natal, España, a donde habían viajado en la época navideña.

El editor y distribuidor de libros destacó en Puerto Rico por sus iniciativas para fortalecer nuestro gremio editorial, poco acostumbrado a laborar en conjunto.

A fines de la década del 90, Merino impulsó la creación de una Cámara del Libro que agrupara a los trabajadores de la industria editorial. Junto a Elizardo Martínez y Alfredo Torres, de la Librería La Tertulia, fundó Ediciones Callejón hace 11 años. Luego se desligó de la casa editora que aún mantiene Martínez.

“Jorge viene de una familia de 16 hermanos que se criaron en Madrid. Eran de origen humilde, pero muy luchadores. Cuatro de ellos son libreros. Por ejemplo, Enrique es dueño de la Librería Medios, en Barcelona, y Eduardo es el director de la librería de la (Universidad) Complutense”, menciona Martínez.

Agrega que además de presidir la Cámara del Libro, Merino “fue instrumental en lograr que se distribuyeran y tuvieran presencia en Puerto Rico editoriales españolas prestigiosas como Tusquets, Anagrama, Siruela, Pretextos y Trotta desde finales de los 90”.

“Aquí las librerías compraban uno que otro libro en España y desde ese momento empezó a tener presencia todo el catálogo de esas editoriales. Fue el pequeño gran boom de las editoriales españolas aquí”, señaló Martínez.

“Jorge quería unir todos los sectores de esa industria para que lucháramos por mejorar las condiciones de la edición y el comercio del libro en Puerto Rico”, dijo, de otra parte, Carmen Dolores Hernández, autora, editora y crítica literaria de El Nuevo Día. “Era una persona extraordinaria, con buen carácter, organizado y buen comerciante”.

A Merino le sobreviven dos hijas: Teresa y Natalia. Aún se desconocen detalles de su funeral.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: