Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de agosto de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Ahorros que se lleva el viento

Sería más cara la electricidad de las fuentes renovables

 

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

Los propios contratos de energía renovable otorgados por la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) durante el cuatrienio pasado derrotan la premisa de que estos proyectos ayudarán a reducir el alto costo energético.

Según constató El Nuevo Día en un análisis de 60 de los 63 contratos dados, la gran mayoría incluye entre sus cláusulas un escalador anual del precio base pactado, o sea, un aumento según avanza el tiempo.

El escalador anual le aplicará tanto al costo por kilovatio-hora (kWh) como a los créditos de energía renovable, que varían proyecto a proyecto. Estos créditos son un mecanismo creado en virtud de la Ley 82-2010, que obliga a la AEE a pagar porque no tiene forma de producir por sí sola la energía que está comprando.

En el caso de los 10 proyectos de energía eólica, cuya capacidad totaliza 382.9 megavatios, el costo por kWh pactado fue de 12.5 centavos con un escalador anual de 1.5%.

En el caso de los 46 proyectos de energía solar fotovoltaica, cuya capacidad totaliza 1,157.4 megavatios, el costo por kWh pactado fue de 15 centavos con un escalador anual es de 2%.

El costo por kWh pactado en los tres proyectos de conversión de desperdicios sólidos a energía (waste to energy) fue -en promedio- de 10 centavos. Empero, solo uno de los contratos incluye la cláusula del escalador anual, que en ese caso fue de 2.5%.

Los cuatro contratos de landfill gas (energía producida con el gas metano de los vertederos) no tienen la cláusula del escalador anual.

“Lo que garantizan estos contratos es que la luz va a subir”, manifestó ayer Juan Rosario, uno de los dos representantes ciudadanos en la Junta de Gobierno de la AEE.

Injustificable

Según dispuesto en los contratos, el escalador anual se le aplicará a la totalidad de los costos de los proyectos, lo que para Rosario es injustificable, ya que muchos de esos costos son fijos.

Ejemplo de ello son los costos de construcción, que solo están presentes en la etapa inicial del proyecto.

La aplicación a la totalidad de los costos también es injustificable porque “la parte variable, que es el combustible, no va a cambiar nunca porque es gratis (sol, viento, etc.)”.

De acuerdo con Rosario, donde único se justifica la aplicación del escalador anual es en los costos de operación de los proyectos, que no llegan al 10% de la totalidad. “Se van a estar dando aumentos en áreas en las que no deben darse”, insistió.

El director ejecutivo de la AEE, Juan F. Alicea Flores, no estuvo ayer disponible para entrevista.

No obstante, en mayo pasado, la directora de Planificación y Protección Ambiental de la corporación pública, Sonia Miranda Vega, expuso en una vista pública en la Cámara de Representantes que los contratos de energía renovable “contienen varias cláusulas que resultan poco favorables en el precio de energía que proveemos a nuestros clientes”. Entre esas cláusulas mencionó el escalador anual que se le aplicará al precio base pactado.

Lo pagarán los clientes

La Declaración Oficial Preliminar (POS, en inglés) de la más reciente emisión de bonos de la AEE poco dice de los términos y condiciones de los contratos de energía renovable.

El economista Sergio Marxuach, director de política pública del Centro para la Nueva Economía (CNE), recogió en su blog que la POS no divulga nada sobre quiénes son los contratistas, su experiencia, ni su capacidad técnica y financiera.

Pero lo que sí está claro es que, si bien es cierto es que los precios pactados en los contratos son más bajos que los actuales -basados en el petróleo-, el costo de la compra de energía de los proyectos renovables podría superar el de la energía producida por las unidades de la AEE con gas natural. Cabe recordar que, además de los proyectos de energía renovable, la otra apuesta de la AEE para bajar el costo energético es la gasificación de sus unidades.

“El costo de la energía comprada a estas instalaciones se transmite a los clientes de la AEE a través del ajuste por compra de energía”, reza la POS.

“No hay garantía de que estos proyectos de energía renovable se completarán o estará en funcionamiento en la fecha prevista para el año fiscal 2015”, agrega el documento.

Marxuach precisó que durante el pasado año fiscal, la AEE gastó $2,603 millones para comprar 23.42 millones de barriles de petróleo, a un costo de $111.17 por barril. Ese combustible se usó para generar 13,781.6 millones de kWh, lo que resultó a un costo promedio de 18.89 centavos por kWh.

“En teoría”, indicó Marxuach, ese debe ser el precio máximo al que la AEE compre energía renovable, por lo que los costos de entre 10 y 15 centavos por kWh pactados en los contratos de energía renovable resultan “atractivos”.

El economista aclaró, sin embargo, que lo anterior no significa que la AEE le venderá a sus clientes energía a 10 o 15 centavos por kWh, ya que a ese costo hay que añadirle aproximadamente unos ocho centavos que la corporación pública utiliza para cubrir sus gastos fijos (transmisión, distribución, servicio de la deuda, depreciación, etc.)

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: