Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
14 de octubre de 2013
Boxeo
 

Alega robo el séquito mexicano

Márquez atacó la verticalidad de los jueces de su pleito con Bradley

 

Por José A. Sánchez Fournier / Enviado especial

LAS VEGAS - Tim Bradley no encuentra la manera de ganarse el respeto del mundo boxístico. Anteanoche en el Thomas & Mack Center estuvo envuelto en otra controversia.

El californiano retuvo el título welter versión de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) venciendo por decisión dividida al legendario excampeón Juan Manuel Márquez.

En la conferencia post combate, sin embargo, Márquez alegó que le robaron la pelea, mientras que su entrenador, el respetado técnico Ignacio ‘Nacho’ Beristain, calificó a Bradley como, “el único peleador invicto con dos derrotas”.

En una lucha táctica con varios asaltos de poca acción y parejos, Bradley retuvo su título por votaciones de 115-113 (Robert Hoyle) y 116-112 (Patricia Morse Jarman). El tercer oficial (Glenn Feldman) la tabuló 113-115 en favor de Márquez.

“Él es fuerte. Empezó a hacer ajustes en medio de la pelea. Tuve que hacer una pelea muy inteligente”, dijo Bradley en conferencia de prensa. “Yo quería intercambiar, pero no podía hacerlo porque Márquez es muy fuerte y me podía lastimar en cualquier momento”.

“Sentí su poder en el mismo primer round, con un gancho de izquierda. Pero mis piernas aguantaron”, admitió Bradley. “Tuve buena defensa. Cuando me pillaba contra las cuerdas, fallaba muchos golpes. Tuve que ser inteligente. Tenía que pelear así si quería ganar”.

Su rival la vio de otra manera.

“Vinimos muy preparados para dar una gran pelea. Creo que la gente salió con un buen sabor de boca, pero creo que los jueces hicieron de las suyas”, dijo Márquez, quien ya había perdido dos controversiales decisiones en Las Vegas, ante Manny Pacquiao. “Vinimos por el quinto título, otra vez nos lo negaron”.

“Ahora, para venir a Las Vegas a ganar una pelea, tienes que noquear. Ahora te tienes que cuidar no del oponente, sino de los jueces que están allí en la falda del ring”, dijo un frustrado Márquez.

Su reconocido entrenador fue incluso más duro contra el ganador.

“Bradley es un buen peleador. Pero también es un peleador muy afortunado. Es el único peleador invicto con dos derrotas. El perdió esta noche (sábado), y lo sabe”, dijo Beristain.

Los comentarios molestaron al campeón.

“No tengo nada que decir al respecto”, dijo Bradley cuando le pidieron que respondiera a los alegatos del grupo vencido.

Entonces, levantó la correa de campeón y dijo “La faja sigue aquí (en sus manos)”.

Esta es la tercera pelea consecutiva de Bradley que es eje de controversias.

El nueve de junio de 2012, fue declarado ganador por decisión dividida sobre Manny Pacquiao, en una pelea en la cual la abrumadora mayoría de observadores y expertos vieron ganar al filipino.

El 16 de abril de este año, derrotó por Ruslan Provodnikov vía cerrada decisión unánime, en un violento combate en el que el titular cayó en el asalto final. Las votaciones fueron 115-112 (Raúl Caíz, padre), 114-113 (Marty Denkin), y 114-113 (Jerry Cantu).

Muchas personas vieron ganar al ruso, y otros entendieron que la pelea debió haber sido detenida en los primeros dos asaltos, durante los cuales Provodnikov lastimó y puso a Bradley en muy mal estado varias veces.

Bradley dijo que las críticas le sirven de motivación.

“Si me dan respeto, bien. Si no me lo dan, sigan apostándome en contra. Yo seguiré ganando”, dijo Bradley.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: