Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
8 de septiembre de 2013
Puerto Rico Hoy
 

'Amigo' lo asesina a traición

Se busca a Nelson Ruiz Justiniano. Vídeo

 

Por Daniel Rivera Vargas / drivera2@elnuevodia.com

AÑASCO - El asesinato de José Luis Montalvo Arroyo, de 20 años, es la historia de una traición.

Su asesino era su amigo, tan cercano que entraba y salía de la casa de su posterior víctima sin pedir permiso. Y la causa del crimen -un disparo detrás de la cabeza- era robarle $300 o $400, de acuerdo con la Policía.

Por estos hechos del pasado 20 de abril, la Policía de Mayagüez responsabiliza a Nelson Ruiz Justiniano, de 22 años y apodado Rockero, quien se ha convertido en uno de los prófugos más buscados.

El pasado primero de julio, el juez Emilio Mulero Arruza, del Centro Judicial de Mayagüez, determinó causa para arresto contra Ruiz Justiniano por asesinato en primer grado y violaciones a la Ley de Armas y le fijó una fianza de $200,000. El sospechoso fue encausado en ausencia.

Joven asesinado por su amigo en Añasco

Estaba Enamorado

Tres o cuatro meses antes de ser asesinado, Montalvo Arroyo había regresado a Puerto Rico desde Estados Unidos, contó su tía, la sicóloga Mirella Montalvo.

“José Luis era un joven lleno de ilusiones, como la mayoría de los jóvenes”, indicó la tía. “Lo más que recuerdo era su humildad, esa ternura con la que siempre pedía las cosas”, narró entre lágrimas.

La dama habló del joven con mucho cariño, no solo porque lo vio crecer sino porque lo tuvo un tiempo bajo su custodia cuando la madre se mudó a Estados Unidos cuando el muchacho tenía 18 años. Este no se fue con su madre porque estaba enamorado. Además, quería estudiar.

Al momento de ser asesinado, el joven apodado Gordo mantenía su relación con la misma joven y estudiaba computadoras en la Universidad Interamericana en Aguadilla.

De acuerdo con la tía, su sobrino no se buscaba problemas, ni siquiera en la escuela superior y no tenía antecedentes penales.

Su funeral duró cuatro días, porque esperaron a que llegaran los parientes del exterior, y estuvo repleto de amigos y familiares que no entendían como una persona como Montalvo Arroyo fue asesinado y de esa forma. “Era bien humilde, respetuoso, nunca lo vi agresivo”, dijo la tía.

Al muchacho le gustaba correr patinetas, los juegos de computadora y el rock. Era guitarrista y en su cuarto tenía afiches de bandas.

“Me volvía loca”, dijo Montalvo en el único momento en que río durante esta entrevista.

Entre sus amigos aficionados al rock estaba presuntamente Ruiz Justiniano, su supuesto asesino.

“Esa no es una definición de amistad. esa persona tenía que estar muy mal para agredir de esa forma a una persona que consideraba su amigo”, expresó la tía, quien dijo que solo sabe de él que es el acusado y que se llama Nelson.

Compró hamburguesas

“Fue para asaltarlo... aparentemente eran los mejores amigos del mundo, pero...”, declaró, por su parte, el agente José Ruiz, del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) en Mayagüez.

De su investigación se desprende que la víctima y su presunto asesino eran muy buenos amigos, y que incluso Rockero entraba y salía de la casa de Montalvo Arroyo sin pedir permiso para cargar su teléfono y su computadora porque el ahora fugitivo vivía en la casa abandonada de un familiar.

El grupo de amigos a los que ambos jóvenes pertenecían solían encontrarse para jugar a las barajas en un negocio en el sector Mayuco, de Añasco.

El día del crimen, Montalvo Arroyo llegó con un perro pitbull y una sata a los que amarró en una esquina. En algún momento dijo que tenía unos $300 o $400, dijo el agente.

A eso de la medianoche, Montalvo Arroyo se despidió de sus amistades y se dirigió a pie hasta la casa en la que convivía con su pareja. En el trayecto, en una calle poco iluminada que conecta a las Parcelas María con Mayuco, presuntamente se le acercó Ruiz Justiniano.

“Se encontraron. Hablaron y el presunto matador le dijo: 'ah, te fuiste', lo dejó ir delante, y cogió la pistola y le dio un tiro en la cabeza. Luego lo empujó a un monte”, relató el agente.

De la investigación se desprende que Ruiz Justiniano se fue y compró hamburguesas para los amigos con los que jugaba barajas, y se quedó con ellos un rato. Parte del dinero lo usó para saldar la deuda de una computadora y comprar algo para el carro, según la pesquisa.

El agente siguió explicando que poco después que Ruiz Justiniano regresara con las hamburguesas para sus amigos, al lugar llegó la compañera de Montalvo Arroyo preguntando por él. Los amigos, incluido Ruiz Justiniano, salieron a buscarlo, y hasta pasaron por la escena del crimen, pero a esa hora de la madrugada no vieron al cuerpo, aunque sí a los perros, y se llevaron al can de la raza pitbull.

Luego caminaron hasta el hospital y la plaza. Durante todo ese tiempo, Ruiz Justiniano acompañó a la pareja del joven al que había asesinado.

Fiel sata da la pista a pareja

Al no hallar al joven, el grupo desistió de buscarlo. Su compañera regresó a la casa por un rato. Pero al alba reinició la búsqueda y se topó con la perra, que miraba hacia un monte. La mujer examinó un poco más allá, y en la jalda encontró el cadáver de su enamorado, narró el agente.

“Al regresar se encuentra con la perra sata en la acera y ahí es que lo encuentra ella, por la perra”, contó el agente.

“Ella (la pareja) lo arrastró del lugar donde estaba”, declaró la tía, en entrevista por separado. La muchacha fue sacada de Puerto Rico por temor a represalias.

Si usted posee información que ayude en la captura de Nelson Ruiz Justiniano, puede llamar confidencialmente al 787-793-0457, al 787-343-2020 o acceder a la página cibernética www.3432020.com.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: