Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
4 de febrero de 2013
8:06 p.m. Modificado: 9:38 p.m. Seguridad
 

Amplio el récord criminal de testigo en caso de asesinato de policía

Luis Rodríguez Oquendo colabora con las autoridades

 

Por Mariana Cobián / mariana.cobian@gfrmedia.com

El testigo estrella de la fiscalía en el juicio que se ventila contra Francisco "Trenza" Reyes Rosa, acusado por el asesinato de un agente de la División de Drogas de Bayamón, ha sido vinculado con 28 delitos en su contra en los recientes años.

El agente Luis Calderón, de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón, era testigo en el caso, pero esta tarde los fiscales Carlos Rodríguez y Daynelle Álvarez le informaron al juez José Ramírez Lluch, del Tribunal de Bayamón, que lo pusieron a la disposición de la defensa.

A preguntas del abogado Federico Ducoudray, el agente indicó que Luis Rodríguez Oquendo, el segundo sospechoso de los hechos del 14 de agosto de 2012, en las parcelas Juan Sánchez en Bayamón, obvió decir en la entrevista que el día de los hechos estaba bajo los efectos de alcohol, marihuana y “crack”.

Además, al analizar su expediente criminal corroboró que tenía 28 casos por sustancias controladas, Ley de Armas, escalamiento y vehículos hurtados. Ha sido arrestado 11 veces.

Después del asesinato del agente Wilfredo "Ramito" Ramos Nieves, el presunto segundo implicado en esta muerte, estuvo en el Albergue de Testigos del Departamento de Justicia, y después se mudó a Ponce con una fémina. Desde hace poco está sumariado por enfrentar cargos de tentativa de asesinato y violencia doméstica contra la joven.

Ducoudray le preguntó a Calderón si su cliente tenía expediente criminal, y él respondió en la negativa. También admitió que ninguno de los agentes que estuvieron el día de la muerte de Ramos Nieves lo vieron cometer el crimen.

Calderón destacó que Rodríguez Oquendo dijo que había otra persona involucrada, a la que identifica como "Cocolo", pero "no se dio con el paradero de esa persona".

Agregó que la joven víctima del caso de violencia doméstica y tentativa de asesinato por parte de Rodríguez Oquendo, le entregó una carta que supuestamente encontró en el clóset y en se lee "que él le quitó el arma a Francisco (Reyes Rosa) y le dio dos disparos por la espalda al agente".

Sin embargo, al entrevistar a la patóloga, ésta le indicó que el occiso no presentaba heridas por la espalda, sino una herida de bala de salida por la parte trasera de la cabeza.

No obstante, al ver el informe de autopsia, indica que uno de los tres disparos que recibió fue por la parte de atrás del cuello.

A preguntas de los fiscales, Calderón señaló que Rodríguez Oquendo hizo una declaración jurada enmendada el 8 de octubre de 2012, en la que incluyó que estaba bajo la influencia de sustancias controladas el día de los hechos, y que no lo había dicho por miedo a que le sometieran cargos criminales.

Calderón aclaró que el arma del agente fallecido apareció dentro del auto en el que iban los agentes, por lo que no fue disparada en la escena.

En cuanto a la carta, se hizo la prueba de caligrafía en el Instituto de Ciencias Forenses (ICF), pero resultó negativo. Pero también resaltó que la pareja de Rodríguez Oquendo no sabe ni leer ni escribir.

El juicio por tribunal de derecho continúa este jueves. Se espera que testifique Rodríguez Oquendo.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: