Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
10 de febrero de 2013
Tecnología
 

Apuestan a la creación de videojuegos para crear empleos en Puerto Rico

Jóvenes emprendedores puertorriqueños están impulsando sus juegos digitales originales, para intentar crear una nueva industria en la Isla

 

Por Brunymarie Velázquez | brunymarie.velazquez@elnuevodia.com

Con ventas mundiales de más de $45,000 millones al año, la industria de los videojuegos es más que un entretenimiento. Es por eso que, en Puerto Rico, tanto el sector privado como el gubernamental apuestan a un grupo de jóvenes emprendedores que busca aportar a la economía a través de su pasión: los videojuegos.

Ni la debilidad de la economía ni la inexistencia de una industria de videojuegos locales los amilana. Estos emprendedores están soltando sus ideas en terreno fértil, pues no solo están apoyados por empresas como Microsoft –el creador de la consola de videojuegos Xbox 360–, sino que tienen el impulso del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, entidad cuasi privada que promueve proyectos como estos.

“Estamos poniendo todo nuestro empeño en impulsar los videojuegos a nivel local, en primer lugar, porque creemos que es posible hacer una industria de videojuegos aquí, aunque estamos mirando también la industria de videojuegos mundial”, sostuvo Rubén Cáceres, uno de los miembros de PsyTrack, grupo creador de Piggy Spanker, disponible en Windows Phone.

Estos dispositivos o equipos interactivos, para todos los gustos y edades, generan a nivel mundial $45,000 millones al año. Para el 2016, se espera que esta cifra aumente a $65,000.

De esas ventas, $200 millones salen del bolsillo boricua, según Lourdes Laboy, portavoz del Gaming Xplosion Fest (GXF) en Puerto Rico, el evento de videojuegos más grande del Caribe.

Por otro lado, la posibilidad de crear una manufactura de videojuegos en la Isla aún está en gestación y no será un parto de nueve meses.

“Puede trabajarse con múltiples proyectos y en dos años se pueden tener ocho juegos en el mercado. Tomará mucho tiempo”, explicó Yamille Morales, director de nuevas tecnologías para Microsoft.

“Para una plataforma como Xbox, el hacer un videojuego de la calidad de un Halo o Gears of War, con la integración de 200 ingenieros, se puede demorar dos años”, expresó Morales.

Sumado al tiempo que puede demorar cada juego, los desarrolladores de la Isla estarían dando el primer paso para entrar a un campo que ha sido ocupado por Estados Unidos y Reino Unido, los grandes monstruos de este mercado.

Internet ha borrado fronteras en múltiples sectores económicos y la masa crítica de jugadores que se está moviendo a la Red ha debilitado a esos monstruos.

“El otro lado de la cara es que dos estudiantes desde la casa pueden hacer un videojuego de calidad para un móvil y pueden demorar tres meses. Todo depende de las plataformas donde quieres llevar los videojuegos. Lo interesante es que la ganancia que puedes llegar a obtener es ilimitada porque es mundial”, sostuvo Morales al explicar el alcance de los juegos de vídeo en Internet.

NPD Group, una de las compañías que se dedican a analizar los cambios y las tendencias del mercado, ubicó la industria de los videojuegos en un periodo de transformación sin precedentes, porque la distribución digital está cambiando la forma en que los desarrolladores se conectan con los consumidores.

Ante esta realidad, Morales manifestó que los jugadores en línea son “el mercado que persigue cualquier empresa de videojuegos”.

“Creemos en el éxito de esta industria en Puerto Rico, porque tiene el capital humano en los jóvenes con capacidades y conocimiento en tecnología e informática que lo pueden hacer”, recalcó Morales. “El reto para los jóvenes es desarrollar un juego interesante que le aplique o responda a una necesidad de las masas”.

No todo es ocio

Los videojuegos no solo se enfocan en fomentar el entretenimiento, según enfatizó Eric Cornavaca, exadministrador del Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación.

“Hay compañías grandes entrando a los videojuegos porque pueden ayudar a trabajar incluso la medicina, entrenar fuerzas armadas... Son tan reales y la calidad de los gráficos es tan excelente que simula todo tipo de escenario”, dijo Cornavaca.

El Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación es una entidad cuasi privada que protege y distribuye un fondo millonario para proyectos de innovación.

Según Cornavaca, el Fideicomiso impulsa a las compañías de videojuegos por medio de incentivos, facilitación de patentes y otras herramientas que aceleran el proceso de comercialización en el mercado global.

La voz de la experiencia

No es la primera vez que un grupo de emprendedores boricuas ha hecho de los videojuegos su producto principal. Por Diversión, una empresa local, lo intentó a principios del 2000, pero no logró el auge que quería.

“Son proyectos muy difíciles de desarrollar y echar a correr, porque los clientes en la Isla son muy resistentes a pagar y la tecnología puede llegar a costar mucho dinero pero, sobre todo, tiempo”, explicó Jonathan Burgos, ahora propietario de Techvision y uno de los pioneros en el campo del desarrollo de videojuegos en la Isla.

A mediados del 2012, la Atlantic University College se convirtió en la primera institución universitaria en Puerto Rico y el Caribe en tener programas de estudio a nivel bachillerato y grados asociados en ciencias del arte y diseño de videojuegos, diseño gráfico digital con concentración en animación computadorizada y en ciencias de aplicaciones móviles.

“Se sometió una propuesta para hacer una alianza de producción de videojuegos con University of Southern California, la mejor en videojuegos de los Estados Unidos, como uno de los primeros pasos para que en la Isla se esté comenzando a levantar esta industria”, aseguró Samuel Ortiz, portavoz de la institución.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: