Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de febrero de 2013
Puerto Rico Hoy
 

A punto de perder su casa, madre de niño especial

La mujer no ha podido emitir un pago desde junio

 

Por Marga Parés Arroyo / mpares@elnuevodia.com

Corozal – Con gran sacrificio, tras vivir en casas alquiladas por mucho tiempo, Rosa Marrero logró comprar su primera vivienda hace dos años y medio. Sin embargo, esta madre de tres hijos ahora está a punto de perder su casa. ¿La causa? El cuidado especial que necesita uno de sus hijos le ha imposibilitado trabajar desde octubre de 2010, justo un mes después de haber comprado la propiedad.

“Gasté todos mis ahorros. Seguí pagando la casa –con atrasos y recargos– hasta junio pasado”, dijo Marrero, jefa de familia que, además de tres hijos de cinco, seis y 12 años, está a cargo de su madre, paciente de salud mental.

Según contó, la salud de su segundo hijo, Adonis Castillo, requiere su continua asistencia, por lo cual tuvo que dejar de trabajar como enfermera graduada y solicitar ayudas del Gobierno.

El niño de seis años nació con un trastorno genético (D-2-hydroxyglutaric aciduria) que le causó daño cerebral y otras condiciones. El menor depende de una máquina de oxígeno para respirar y está conectado a varios aparatos para poder sobrevivir.


“Como él no llora ni habla, las personas tienen miedo de cuidarlo. Necesitaría una enfermera, pero tendría que pagarle como $10 la hora y eso sería básicamente dejarle mi sueldo”, dijo sobre Adonis, quien fue uno de los casos de Sueño de Navidad del año pasado.

La situación económica por la que atraviesa esta familia le ha imposibilitado, también, pagar por los servicios de agua y luz. El mes pasado, tras alcanzar una deuda de $255.25, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados les cortó el servicio de agua. Mientras, la deuda con la Autoridad de Energía Eléctrica asciende a $1,444.27, aunque el servicio se mantiene.

“Hemos seguido bregando con una cisterna, aunque lavo y nos bañamos en casa de mi papá, pero no tengo planta eléctrica y Adonis necesita estar en aire acondicionado y conectado a las máquinas todo el tiempo”, indicó Marrero.

Según la mujer, gran parte de sus ahorros se agotaron cuando la familia tuvo que trasladarse a Estados Unidos casi seis meses para que Adonis fuera operado. Esto, aseguró, consumió su solvencia económica por completo.

“Se me afectó el crédito totalmente. Tuve que entregar hasta mi guagua. Además, antes había un presupuesto para las actividades de las nenas (equipos de voleibol, clases de modelaje, etc.), pero ya no salimos a nada ni a cumpleaños”, señaló al comentar que tampoco ha podido hacerle unos laboratorios genéticos a su hijo, pues no los cubre el plan de salud del Gobierno, por lo cual tendrá que cancelar la cita con la genetista hasta el 2014.

Según Marrero, sus intentos por lograr un acuerdo con el banco para la hipoteca a través del Loss Mitigation Program han resultado infructuosos, ya que le requieren que emita un pago de $800, pero no puede. De hecho, el banco ya la emplazó y la mujer no puede costear un abogado, por lo cual se está autorrepresentando en el caso.

En total, su deuda asciende a $96,697 y el banco le requiere además $9,669 por gastos de abogado.

“Esto es bien difícil, después de tantas noches perdidas, tanto overtime trabajado para tener mi casa... Es bien frustrante”, manifestó.

Según contó, en el Departamento de la Vivienda le indicaron que la agencia solo tiene fondos de ayuda para gastos de cierre, no para evitar ejecuciones. Aunque Marrero tomó recientemente un taller de prevención de ejecución de viviendas del San Juan Neighborhood Housing Service, Inc., esta entidad le indicó que solo puede fungir como mediadora en el caso. Mientras, el nuevo alcalde de Corozal, Sergio Luis Torres, le prometió trabajo cuando inauguren una sala de emergencias en el pueblo.

“Quisiera volver a trabajar, aunque sea unas horas, si consigo que alguien cuide a mi hijo. Estoy desesperada. No quiero que me quiten a mis hijos ni perder la casa. Además, no puedo meter a Adonis en cualquier lugar. Lo último que se pierde es la esperanza”, puntualizó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: