Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
14 de septiembre de 2012
Puerto Rico Hoy
 

A recorrer casi toda la costa norte sin detenerse

Será posible gracias a la extensión de la Ruta 66 en octubre

 
El 100% de la PR-10 debe estar lista para el 2014, dijo Hernández Gregorat.

Por Sandra Caquías Cruz / scaquías@elnuevodia.com

La distancia entre Río Grande y Hatillo, 120 kilómetros de la costa norte del país, se podrá recorrer sin tener que detenerse ante un semáforo cuando a principios del próximo mes se inaugure la segunda fase de la Ruta 66.

Eso será posible con la apertura de un tramo de 10.4 kilómetros que conectará Canóvanas con Río Grande y que incluirá un peaje de un dólar. Se estima que el recorrido del nuevo tramo reduzca 40 minutos de viaje en las horas de congestión vehicular.

El Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) estima que esa vía, en la que se invirtieron $160 millones, sería utilizada por 35,000 conductores diarios. La tercera fase del proyecto extendería la Ruta 66 hasta Fajardo, a un costo de $100 millones. La primera fase requirió la inversión de $260 millones.

La nueva extensión de la Ruta 66 es una de varias carreteras que el DTOP programó inaugurar antes de las elecciones generales de noviembre, informó ayer el secretario de la agencia, Rubén Hernández Gregorat.

Otra de las vías de rodaje que se estarían inaugurando parcialmente es un tramo de la PR-10 que conectará a Utuado y Adjuntas. Esta inauguración, pautada para el 19 de septiembre, solo incluye tres kilómetros de carreteras que se añaden en la jurisdicción de Utuado.

El titular del DTOP informó que para completar la carretera PR-10, que surca el país de norte a sur, entre Arecibo y Ponce, faltan dos tramos entre Adjuntas y Utuado que saldrían a subasta en octubre. “El 100% de lo que es la PR-10 debe estar completándose para el 2014”, dijo el funcionario.

La culminación de esos tres kilómetros que se inaugurarán el próximo mes representa el 45% del total de carreteras que se necesitan para conectar a Utuado y Adjuntas.

Un tercer proyecto que se proponen inaugurar es el elevado que se construye en la PR-2, jurisdicción de Ponce, justo frente a la urbanización Punto Oro, donde se conectará la PR-52 con la PR-2.

Este proyecto evitará que los conductores tengan que detenerse en los semáforos que hay frente a dicha urbanización. Además, abre una ruta sin semáforo entre Río Grande y Sabana Grande, destacó Hernández Gregorat.

A esas nuevas carreteras se unen las mejoras geométricas a los carriles de entrada y salida de Juana Díaz, como parte de los cambios que se realizan para reubicar el peaje de la PR-52, jurisdicción de este pueblo. Dichas mejoras deberán evitar la congestión de autos a la entrada y salida del municipio, especialmente en las horas de la mañana y la tarde.

Por otro lado, Hernández Gregorat indicó que el sistema de tren magnético que propone el candidato a gobernador de la Pava, Alejandro Garcia Padilla, para la ruta entre Caguas y San Juan “no ha sido avalado en ningún estado. No tiene el aval de la FTA (Federal Transit Administration)”. Señaló que la FTA lo que recomienda es el tren liviano que proyecta el actual gobierno.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: