Top de la pagina

Internacionales

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
28 de marzo de 2012
12:01 a.m. Modificado: 10:20 p.m. Internacionales
 

Avanza el ‘nuevo’ paradigma

El trabajo por cuenta propia se asienta entre la ciudadanía cubana como el modelo laboral más viable para la subsistencia

 

Por Maritza Díaz Alcaide / Enviada Especial

Santiago de Cuba— El oftalmólogo Leonardo Pérez  recién abrió un paladar en el centro de Santiago y  el negocio le ha ido tan bien que en la Micaela  ya gana más que en su profesión de médico, según él mismo confiesa.

Pérez es uno de los  que se ha aprovechado en Cuba de las  nuevas disposiciones gubernamentales que facilitan lo que en este país se conoce como el “cuentapropismo”, o trabajo por cuenta propia. 

Se trata de ciudadanos que  pueden abrir un negocio pequeño y hasta contratar empleados.

Pérez explica que desde los 90  los paladares existen, pero la trabas burocráticas “frenaban la actividad”.   Eso ya cambió y él pudo sacar el permiso para su restaurante sin ninguna dificultad.

“Si tienes hasta  cinco empleados, no le pagas impuestos al Gobierno”, explica el galeno,  quien no se ha alejado  de la   medicina; por el contrario,  está en medio de la preparación de  una tesis sobre el glaucoma.

En broma, el dueño de la Micaela,  advierte que en su restaurante se puede hablar de cualquier cosa, “pero bien de los americanos, no”.

Rayder Bernardo Crespo y Odalis Belén abrieron un quiosco de artesanías en el centro histórico de Santiago de Cuba, según él, para aprovecharse de “las nuevas modalidades de empleo”.  

Crespo explicó que hay restricciones para comprar productos al por mayor  y que tampoco puede vender artículos que estén en  “la red (comercial) del Estado”.

El periodista cubano Manuel Alberto Ramy  cita datos oficiales que apuntan que  en Cuba operan 362 mil trabajadores privados o “cuentapropistas”.

“Si se estima que  la familia promedio consta de cuatro personas, la inobjetable aritmética indica que 1,422,000 (sic) ciudadanos están viviendo, unos directamente y otros de manera indirecta, de ese tipo esfuerzo personal privado”, dice.

Apunta al crecimiento

La Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) -añade-  cuenta con otros casi 332,000 miembros, lo que significa que ya las familias que dependen de esta manera de ganarse la vida deben rondar las  1,300,000,  en un país de más de 11 millones de habitantes.

La apertura -a la que se ha referido el papa en su visita a Cuba- es modesta, pero debe crecer si se toma en cuenta que el Gobierno aspira a que en 2015 el 40% del Producto Interno Bruto  provenga del sector no estatal.

 Ramy, que publica en Progreso Semanal,  se pregunta si Cuba  “corre el riesgo de fallar nuevamente  en la creación de otra utopía”. 

 “Pienso, como el laureado poeta cubano Omar Pérez, que pajarito que nunca salió del nido, nunca aprendió a volar”.

Las reformas económicas anunciadas en 2011  por el presidente Raúl Castro  van  dirigidas a mantener la empresa estatal socialista como la forma principal de la economía de la isla.

 Reconoce y promueve, sin embargo, las modalidades de inversión extranjera, las cooperativas, los agricultores pequeños, los arrendatarios, los trabajadores por cuenta propia “y otras formas que pudieran surgir para contribuir a elevar la eficiencia”.

Dentro de esa  “actualización”, se incluyen la ampliación del trabajo privado, un masivo recorte de las abultadas plantillas públicas, más autonomía en la gestión de las empresas estatales y la eliminación de subsidios sociales innecesarios, se anunció recientemente.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: