Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
17 de noviembre de 2011
Cultura
 

Avión, sol y libertad

La autora Giannina Braschi presenta en su tierra su más reciente obra “United States of Banana”

 
La escritora Giannina Braschi expresa que la constante de todas sus obras ha sido la búsqueda de su identidad. (El Nuevo Día / Ramón “Tonito” Zayas)

Por Carmen Graciela Díaz / Especial El Nuevo Día

Vestía pantalón verde, blusa naranja, sombrero fucsia, zapatos negros que exhibían un estampado floral y unas medias amarillas que se asomaban divertidas. Su atuendo era relativo al trópico, y no era para menos, visitaba su Isla después de años sin pisarla. Coqueta, sacó unas gafas azules para posar ante la cámara.

Así es la escritora radicada en Nueva York, Giannina Braschi, quien se encuentra en estos días en su Isla para apoyar su más reciente libro, “United States of Banana” que publica el sello AmazonCrossing. La novela se presentará el próximo lunes, a las 7:00 p.m., en la Biblioteca Nacional de Puerto Rico, localizada en la avenida Ponce de León #500, en Puerta de Tierra, en un acto a cargo de la profesora de Emory University, María M. Carrión.

Su trabajo ha sido premiado y se distingue por escribir en español, en ‘spanglish’ y en inglés como lo han probado sus pasadas entregas “El imperio de los sueños” (1988) y “Yo-Yo Boing” (1998). Con tales obras y esta última, la primera escrita en inglés, revela que lo que ha querido es buscar su identidad. Afirma que los tres libros son etapas de su vida, como las Pintura Negras de Goya o el periodo azul de Picasso, y que en ellos se retrata (e inserta) como también lo hiciera Rembrandt en sus obras.

En esta pieza de ficción, Braschi se centra en el status político de Puerto Rico y la relación política y comercial entre América Latina y Estados Unidos. Y esboza, a su vez, un imperio que le entrega pasaportes estadounidenses a inmigrantes latinoamericanos, mientras intervienen personajes como Hamlet de Shakespeare.

Partiendo de los ataques del 11 de septiembre de 2001, la autora sumerge al lector en un mundo en el cual aflora un nuevo Estados Unidos que ha repensado su relación con los latinos: United States of Banana. La acción incluye a Segismundo, un preso político puertorriqueño que lleva encerrado más de cien años en las prisiones subterráneas de la Estatua de la Libertad.

“Lo que he tratado de hacer es subirlo de la mazmorra poquito a poco hasta que hablamos frente a frente, que es lo que no hemos hecho hasta ahora”, afirma.

Los simbolismos son claros y el discurso político es parte integral de esta ficción agarrada a una historia colonial, como lo hace al referirse a la opción “wishy” (la independencia de Puerto Rico), “wishy-washy” (el Estado Libre Asociado) y “washy” (la estadidad).

“Esas opciones que nos dan son como las de un menú: ‘mashed potatoes’, ‘french fries’ o ‘baked potato’, pero son la misma papa”, dice quien entiende que los puertorriqueños necesitan libertad para determinar su rumbo.

La autora cuenta que durante los diez años que le tomó escribir la obra se cuestionó cuál era su dilema como puertorriqueña. “Me di cuenta de que el problema es de libertad y de nación, que somos una nación que no ha tenido nacimiento”, opina quien compara su tesis sobre Puerto Rico con un sapo que ante agua fría o caliente brinca, “pero al ponerle agua tibia se siente tan bien que se ahoga poco a poco”.

Partió del País a los 18 años, fue campeona de tenis, una de las miembros fundadoras del Coro de Niños de San Juan y hasta modeló. El luego sigue siendo su presente: las letras. Pero escritas fuera de su terruño. “No echo de menos a Puerto Rico porque lo tengo adentro. Dentro de mis contradicciones y mi amor, está el sol y la alegría puertorriqueña”, manifiesta quien recuerda que su abuelo la hacía cantar “En mi Viejo San Juan”. “Lo cantaba tanto que se hizo mi destino. Me fui y todavía estoy añorando volver”, dice.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: