Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de agosto de 2011
Puerto Rico Hoy
 

Azotó duro a Vieques

Los residentes ya trabajan en la recuperación

 
Lysha Román su esposo y sus cinco hijos vivieron una noche agónica cuando su casa perdió parte del techo y todo se les mojó.  (Especial El Nuevo Día / Marla García)

Por Natalia Robles Bartolomei / natalia.robles@elnuevodia.com

Vieques - A pesar de que Vieques estaba preparado para cualquier emergencia que pudiera ocasionar la tormenta Irene, tanto la población y el mismo gobierno municipal no se esperaban la furia con que azotó el fenómeno atmosférico a la isla municipio, durante la noche del domingo y la madrugada de ayer lunes.

La familia de Lysha Román, Noel Morales y sus cinco hijos, sintió de cerca los efectos de la tormenta.

“Yo no me imaginaba que iba a pasar así”, señaló Román, de 27 años y residente de la comunidad Las Marías, al repasar los daños que la huracán Irene ocasionó a su humilde casa de madera.

Román, su esposo de 38 años y sus cinco hijos de 10, 9, 4, 3 y 1 año de edad, no se movilizaron al refugio porque cuando decidieron salir, los fuertes vientos se lo impidieron.

La mujer explicó que la parte de atrás de la casa se empezó a mojar y las planchas de madera del techo se fueron levantando, y una parte cedió ante el viendo, lo que ocasionó que la mayoría de sus pertenencias y las de sus hijos se mojaran y otras se dañaran.

“Se me mojó todo. Toda la ropa, todo los matress, el sofá. Lo único que no se mojó fue el baño y parte de la cocina”, señaló Román.

Comentó que durante la emergencia, la familia tuvo que poner dos colchones en el piso de la cocina y ahí se ubicaron ellos con sus hijos. “Parece que el viento se llevó uno de los cartones del techo, porque tengo toda la casa mojada”, indicó mientras señalaba las diversas filtraciones y el techo saturado de agua. “Nosotros no dormimos casi nada, porque esto era cambia y cambia de lado a lado para poder dormir, hasta que pudimos tirar los matress ahí (en la cocina) y ahí fue que pudimos entonces pasar la tormenta”, indicó Román.

Román explicó que la casa es muy vieja y que llevan en trámites de mudarse con la ayuda del gobierno. “Yo estoy esperando que me den una casa de esas de Vivienda, nos dijeron que como a principio de agosto iban a entregarla, pero es la hora que no la han entregado. Hay mucha gente esperando las casas”, añadió la joven viequense.

Tras el paso de la tormenta, la familia Morales Román, como muchas otras en la Isla Nena, estaba limpiando su hogar y buscando la ayuda de vecinos, familiares y el refugio del municipio.

Aparatoso rescate

En horas de la madrugada de ayer en el sector Esperanza, las brigadas de rescate y limpieza se toparon con un velero que había sido arrastrado por la marea provocada por los fuertes vientos de la tormenta Irene. Al acercarse se percataron que dentro del mismo se encontraba un hombre que luchaba para mantenerse a salvo dentro de su vieja embarcación.

La víctima, el estadounidense Rick Myers hizo todo lo posible por no abandonar su velero, sin embargo los fuertes vientos lo vencieron.

El hombre narró que desde hace un mes reside en su navío en la costa de Vieques, en espera porque su esposa se retire y lo acompañe a vivir en la Isla Nena, lugar del que quedó enamorado desde el primer día que lo visitó.

El domingo al caer la noche, empezó a sentir los vientos de Irene por la tarde, pero con el propósito de no dejar ni perder su embarcación, que lo acompañó durante años, Myers reveló que aseguró la nave lo mejor que pudo: ancló en el agua y amarró con varias sogas para asegurar el bote al muelle. Pero la situación se complicó cuando los vientos arreciaron a eso de la 1:00 de esa madrugada, y las sogas empezaron a aflojarse hasta que se rompieron.

Explicó que antes de la emergencia no estaba preocupado, porque después de todo había pasado otras tormentas en el bote. Ante el azote, Myers aseguró que se asustó ya que esta ha sido la tormenta más fuerte que ha experimentado dentro de su velero. “Me puse a orar”, aseguró Myers, un retirado de 56 años.

Zafado de su amarre, el velero terminó trepado en la costa del Malecón en el sector Esperanza. Controlado el susto, Myers decidió encender la luz del barco, lo que hizo que la Policía y las brigadas de rescate se dieran cuenta que había un bote en problemas.

Aún así, Myers no quería dejar solo el velero, temeroso de que se lo robaran o le llevaran sus pertenencias. Pero los rescatistas lo convencieron de que fuera al refugio porque ahí podría comer. “Llevaba un día sin comer, así que pensé que si iba al refugio podría comer algo”, expresò Myers.

Sin embargo, finalmente el estadounidense no fue al refugio porque estaba localizado en Isabel II, al norte de la isla, y su velero estaba en Esperanza, al lado sur de la isla, lo que hacía difícil su regreso al mismo. Por esta razón, Myers optó por quedarse en la comunidad Esperanza junto a su bote y compartiendo con sus vecinos.

Además del velero accidentado, cuyo dueño confirmó que no sufrió daños, los vientos y las lluvias que afectaron desde el domingo a Vieques ocasionaron el cierre temporal del Aeropuerto Antonio Rivera Rodríguez y del Terminal de Lanchas de Vieques. La isla quedó sin servicio eléctrico y también había problemas con las líneas telefónicas.

El equipo de la Autoridad de Energía Eléctrica comenzaba ayer a reparar el tendido eléctrico afectado desde tempranas horas de la mañana. Hasta el momento no habían ofrecido estimado en daños, pero sí notificaron que todavía no se había reportado daños ni emergencias mayores, tanto a la propiedad pública como a la privada.

Pasado el medio día de ayer, la aerolínea Cape Air retomaba sus vuelos de por la tarde partiendo de Vieques a San Juan, pero Vieques Air Link había cancelado todos sus vuelos de ayer.

Cargando..
Miércoles 3 de septiembre de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: