Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
19 de abril de 2013
Baloncesto
 

Barea: orgullo y resignación

Aunque a nivel individual tuvo buen año, pero los Timberwolves volvieron a eliminarse temprano

 

Por Carlos Rosa Rosa / crosa@elnuevodia.com

Por segunda temporada al hilo, José Juan Barea empacó temprano en Minnesota. Ya tiene todo listo para arribar mañana a la Isla y seguir la acción de la postemporada de la NBA a la distancia.

No es lo ideal, pero es su nueva realidad desde que se integró a los Timberwolves en la pasada campaña. “Se siente raro. Me hubiera gustado tener la experiencia de los playoffs, pero no se pudo”, dijo ayer Barea a El Nuevo Día unas horas antes de que enviara un comunicado a los medios anunciando su separación de la Miss Universe 2006 Zuleyka Rivera, madre de su hijo Sebastián José.

Barea saboreó la experiencia de la postemporada en cada una de sus primeras cinco campañas con los Mavericks de Dallas, incluyendo el campeonato en el 2011. Ahora con Minnesota ha sido distinto. En el pasado torneo tampoco llegó a la postemporada, luego de firmar un contrato de cuatro años y $19 millones.

Y en esta campaña, la eliminación llegó temprano. Minnesota finalizó en la duodécima posición en la Conferencia del Oeste con marca de 31-51.

¿Qué pasó en la temporada? Para Barea, el análisis es sencillo.

“Tuvimos mala suerte con las lesiones. Kevin Love casi no jugó; (Andrei) Kirilenko y (Nikola) Pekovic perdieron como 20 juegos; Malcom Lee y Brandon Roy también se lesionaron... Nunca antes había visto algo así. Hubo prácticas en las que teníamos que parar porque nos faltaban jugadores. No hay que analizar mucho... las lesiones nos afectaron. Hicimos lo que pudimos”, contestó el boricua con total resignación.

A nivel individual, Barea siente que la historia fue diferente. Habla con mayor satisfacción. Terminó complacido con su trabajo. Estadísticamente, el mayagüezano igualó el mejor promedio de puntos en su carrera con 11.3 en 23.1 minutos. También registró medias de 4.0 asistencias y 2.8 rebotes con un 41% en tiros de campo, incluyendo un 34% desde la línea de tres puntos. A su vez, cometió 2.0 turnovers en 74 partidos.

“Me siento supercontento con mis números. Creo que son pocos los jugadores, saliendo del banco, que acumulan 11 puntos y cuatro asistencias por juego. Me sentí muy bien... saludable y tirando bien en la parte final”, dijo.

Antes de salir de Minnesota, Barea se reunió con la gerencia de los Timberwolves, cuando le restan dos años de contrato. Y se visualiza regresando a la ciudad.

“Ellos están contentos con el trabajo que hice esta temporada. Creo que voy a seguir aquí, a menos, que surja algo que ellos entiendan que es una situación buena para mí. A mí me gusta aquí. Tenemos un buen grupo y si estamos saludables vamos a estar bien en la próxima temporada”, dijo Barea.

Lo próximo para Barea será descansar. Vendrá a la Isla a compartir con su familia y su hijo Sebastián José.

“Voy a aprovechar el tiempo para estar con mi hijo. Fue muy difícil haber estado lejos de él tanto tiempo”, dijo.

Y como es la tradición para él, en el verano, vestirá nuevamente el uniforme del Equipo Nacional para el Premundial de Venezuela.

“Voy a estar entrenando temprano. He escuchado que hay nuevo talento para el equipo. Creo que nos irá bien este año”, finalizó.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: