Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
23 de junio de 2014
12:00 a.m. Calidad de vida
 

Bebé probeta de Puerto Rico ya es una profesional

Adlin Román cumplió su meta de hacer su doctorado en psicóloga clínica

 

Por Brunymarie Velázquez / brunymarie.velazquez@elnuevodia.com

Ante la pregunta, si tendría un hijo a través del procedimiento in vitro, no duda un segundo en contestar que sí. (michelle.estrada@gfrmedia.com)

Explicarle a un niño cómo fue concebido suele ser un momento complicado. Podría llegar a ser hasta incómodo para muchos padres. Imagínense para los de Adlin Román Torres, quienes fueron los primeros padres que concibieron a su añorada niña a través de una fertilización in vitro en Puerto Rico. 

Si la memoria te falla o es la primera vez que lees sobre ella, te contamos que, sin saberlo, Adlin hizo historia en Puerto Rico al ser la primera "bebé probeta", nombre que le ha acompañado por 28 años y seguramente, por el resto de sus días. 

Después de haber perdido a su primer hijo y haber tenido varios fracasos para procrear nuevamente, el 31 de mayo de 1986, Nilda Torres y José Román, celebraban la llegada de Adlin Marie.

Ahora, veintiocho años más tarde y toda una profesional,  cuenta un poco lo que significó para ella ser la “bebé probeta” de Puerto Rico. 

La "niña probeta" creció para ser psicóloga

“Siempre en mi casa en la pared del pasillo estaban las portadas que anunciaban mi nacimiento. Mientras una va creciendo, lo va viendo y preguntando porqué salía en las portadas. Hasta que estaba en sexto, aproximadamente, y mis padres nos explicaron; porque tuve una hermana justo 10 meses después de yo haber nacido”, contó la joven. 

De momento, decir “bebé probeta” puede causar confusión y con eso ha cargado toda su vida. 

“¿Qué fue, que te criaste (refiriéndose a la gestación) en una probeta y después tu mamá te parió? Así me han preguntado. Es que muchas personas no tenían una idea clara de cómo era el proceso. Aunque ahora es más fácil, creo que el concepto es más definido”, explica. 

“Mami me cuenta que recién nacida hubo personas que se acercaban al coche y le decían: ‘¡Mira tu bebé es de verdad ¡Tiene orejas!’. Como si fuera un ser fuera de lo natural. Por eso utilizo in vitro porque es lo más correcto aunque probeta es lo más conocido. No me siento diferente, no soy especial por eso, mi familia me trata igual que a todos”, relata entre risas.  

Ante la pregunta, si tendría un hijo a través del procedimiento in vitro, no duda un segundo en contestar.

“Claro, ¿por qué no? Sin duda. Siempre es una alternativa”, dice con una gran sonrisa. 

En estos días, la elocuente y risueña mujer logró uno de sus sueños: ser doctora en psicología. Ahora cuenta con una su propia oficina en Guaynabo. En su campo, asegura que su foco son los niños. 

“Quisiera impactar más niños y me quiero certificar en niños y deficiencias del desarrollo. Quiero adiestrarme más en eso”, dice Adlin. 

“La cabeza de la familia son los padres, bajo ellos están los niños y trabajar con los niños es vital, se van moldeando, enseñando valores, por modelaje a través de los adultos y en la medida que los adultos tengan la oportunidad de impactarlos de forma positiva podemos poco a poco ir moldeando la salud mental en el país”, concluyó.  

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: