Top de la pagina

Entretenimiento

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
6 de diciembre de 2012
Cine
 

Belleza relativa en Feo de día... lindo de noche

Fausto Mata y Frank Perozo protagonizan la comedia que llega hoy a las salas cine locales

 

Por María I. Vega Calles / maria.vega@gfrmedia.com

A la hora de conquistar chicas Lorenzo no tiene suerte porque no es físicamente agraciado. Un día su deseo de ser atractivo se hace realidad y diariamente, de 8:00 p.m. a 12:00 a.m., comienza a transformarse en todo un galán.

Las situaciones que se crean a raíz de ese suceso desarrollan la trama de la comedia dominicana Feo de día... Lindo de noche, que comienza a exhibirse hoy en varias salas de Caribbean Cinemas a través de la Isla.

El actor Fausto Mata interpreta al Lorenzo diurno, mientras que Frank Perozo hace del Lorenzo nocturno.

“Lorenzo entendía que siendo bonito podía tener más suerte con las féminas, porque su único interés es bailar, disfrutar, creyendo que la felicidad es eso. Pero después se ve lindo y ve que no hay forma de cambiarse y quedarse como estaba. Él necesita tener su rostro y estar como Dios lo trajo al mundo porque alguien muy especial se enamora de él tal como es”, relató Mata.

Mientras el equipo de producción de la cinta realizaba la fase de preproducción, los actores se dedicaron a estudiarse el uno al otro, ya que ambos interpretarían al mismo personaje, de modo que tenía que haber similitud entre ellos.

“Tratamos de hacer un personaje aunque con cuerpo diferente, pero similares en movimientos. Tuve que mantenerme en su casa viendo cómo él se mueve y él veía cómo me muevo yo, cómo agarro una botella, cómo como, qué gesto hago cuando hablo. Él pudo recoger a perfección cada una de esas cosas y por eso cuando sale haciendo el papel mío, pero de galán, la gente ve un poco de mí”, afirmó Mata, cuyo apodo es Boca de piano.

Perozo suele concentrarse en el género del drama, de modo que Mata elogió su capacidad para abordar la comedia en este proyecto.

“Excelente. Frank es una persona bien chévere, él recoge mucho, tiene gran sentido de observación. Él tuvo que encarnar a un personaje que ya existe, como es este caso porque también lo hago yo, y buscar la manera de parecerse sin imitarme, sino hacer que él es yo. Hizo muchas cosas que yo hago que ni me daba cuenta y cuando lo vi en la película dije, ‘mira, yo no sabía que yo caminaba así’. Me sorprendió mucho”, afirmó Mata.

La comedia es un género que desde hace unos años ha tomado mucho impulso en la industria cinematográfica dominicana. Sin embargo, el comediante destaca que aunque hay picardía es familiar, ya que el director Alfonso Rodríguez, quien también escribió la historia, trató de llevar un mensaje.

“Uno se debe aceptar tal y como es. Ser conforme con lo que Dios le dio y sacarle provecho a lo que tiene. Cada persona tiene un talento y a veces no se da cuenta y cuando aflora se da cuenta de que la belleza no tiene nada que ver ni con la ropa, ni con el color, ni con el tamaño, ni con el físico, sino con lo que uno tiene dentro. Lorenzo era triste y depresivo porque no era una persona con dicha física, entre comillas, por lo que la gente cree que debe ser bonito. Pero cuando se da cuenta de lo bello que es por dentro y encuentra la felicidad con su rostro, no quiere ser más un galán”, destacó Mata.

Cómodo en el cine

Aunque el debut del actor en el cine fue en el 2003, en la exitosa comedia Perico ripiao, desde hace cinco años su presencia en ese medio es más sólida.

“Actualmente soy uno de los actores dominicanos que hace más taquilla, y para mí es un orgullo el apoyo que me han dado mis hermanos dominicanos y los boricuas. Me encanta trabajar el humor porque me da la oportunidad de utilizar los códigos que usa la gente en la calle y los integro al lenguaje del personaje. Mucha gente critica que nosotros somos muy localistas, que hacemos chistes y cosas que solamente usamos en República Dominicana. Pero creo que eso es lo interesante porque quien quiere conocer la idiosincrasia de un dominicano, solo tiene que ver una película dominicana”, indicó.

Precisamente esa conexión y representación de lo popular es lo que Mata considera la clave para el éxito que está teniendo el cine dominicano.

“Los directores y productores dominicanos no quieren parecerse al cine anglosajón. Y el dominicano no tiene una cultura de cine, no se trancan en las salas a coger frío, como dicen algunos. No suelen seguir a actores extranjeros. Entonces, al los directores retratar situaciones dominicanas y colocar caras que ellos conocen en el humor, que es la punta de lanza del cine de allá, pues la gente se ha visto motivada. La ley de cine dominicana también ha ayudado a que se hagan más películas”, destacó el actor.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: