Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Plenamente

Lourdes Ortiz

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4850 veces
22 de abril de 2013

Amanecer dominical en medio de una balancera

"No habría ocasión para el armamentismo si en el mundo no se alimentara la codicia", Mahatma Gandhi

Cuatro y treinta de la mañana.  Ráfagas de disparos anuncian el alba en un domingo donde todavía para los cristianos es Pascua, para las familias es compartir, recreación; para algunos es trabajo. Pero el alba nos despierta entre las sombras de la muerte. Es la segunda vez en esta semana que despertamos entre el sonido estruendoso de las armas. Nuestro pueblo, uno tranquilo de gente buena y trabajadora, se sigue inundando de la violencia inevitablemente asociada al narcotráfico. Disparos de metrallas que gritan coraje, que muestran injusticia, que invitan a todos los que se nos acelera el corazón a preguntarnos, ¿qué hacer? Qué hacer para no permitir que nuestros niños crezcan aterrados, presos del miedo que ya sabemos a dónde ha llevado a la humanidad. Qué más hacer para que nuestros jóvenes, esos que conozco bien, no sigan encontrando en las calles lo que no encuentran en su hogares, escuelas, iglesias. Qué más hacer para que los padres de familia puedan tener oportunidades de traer dignamente el sustento a sus hogares? Cómo lograr que se restrinja el flujo de armas en el país.

Esta semana el Senado de los Estados Unidos aplastó unos proyectos de ley que buscaban regular la venta indiscriminada de armas. Mientras escuchaba esas ráfagas, me preguntaba qué motivación convincente le pueden dar al pueblo estos senadores luego de la balacera en el cine de Colorado, de los sucesos de los niños de Connecticut y esta semana en la carrera de Boston. Eso sin hablar de las nuestras. Solo resuenan en mi mente unas palabras de Gandhi: "No habría ocasión para el armamentismo si en el mundo no se alimentara la codicia". No entiendo ninguna otra razón para que no haya suficiente voluntad para que los humanos no alcancemos a resolver éste y otros conflictos que están llevando a nuestra era al peligro de extinción.

Los jóvenes,  precisamente los muchachos de barriadas, caseríos, urbanizaciones y ciudades, son los que me siguen dando las respuestas. Cada día comprendo mejor por qué Sister Isolina Ferré  tuvo la sabiduría de poner en ellos su mirada sanadora a través de los programas de educación, deportes, talleres y  microempresas que fundo en distintos pueblos de Puerto Rico.

Hace un tiempo, en una de nuestras convivencias, un joven me narraba cómo le tocó, desde su tierna infancia hasta el presente, una vida de maltrato por ambos padres adictos. A temprana edad sufrió una severa golpiza a manos sus padres bajo los efectos de la droga que lo llevo hasta el hospital. Todavía hoy lleva las heridas en su cuerpo que revelan las del alma. Este joven me narró  su caminar en el mundo de las drogas y la violencia desde que tienen uso de razón. Me habló de todos motivos que tiene para querer estar lejos de su familia, aunque los quiera. Esta semana lo volví a ver y, con gran alegría en su rostro, me narró los pasos que está dando con el apoyo de sus mentoras para dar el cambio que sueña para su vida. Por decisión y reclamo, se autodenominó voluntario oficial del Instituto Para el Desarrollo Humano a Plenitud  por su deseo de poder ayudar a otros jóvenes. En él, veo muchos rostros, esos que están en las calles, presos de miedo y coraje, matando y muriendo, y reafirmo que nos toca seguir buscando la plenitud de cada persona, trabajando en la construcción de un mundo más humanitario.

Nos toca seguir uniendo gestas. Vamos en buen camino. Muchas organizaciones, grupos, iglesias, sectores de la sociedad civil y sectores del gobierno unidas en la búsqueda de soluciones. Pero las ráfagas de esta madrugada, esas ráfagas,  me siguen recordando que vamos contra corriente y hay que apurar el paso y la radicalidad en las acciones para salvar la vida del peligro de extinción.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 22 de octubre de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top

Lourdes Ortiz

Lourdes M. Ortiz Berríos es trabajadora social, graduada de bachillerato y maestría del Recinto de...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
22.10.2014

La caída no esperada

Cada paso que he dado en estos dos días, de un lugar a otro de nuestra casa, me han parecido  maratones interminables.  Sentir el dolor de cada paso  y a la vez celebrar cada llegada -al cuarto, al baño, al comedor-  me ha permitido valorar lo que significa dar pequeños pasos, es...

13.10.2014

Me gusta el olor de la gente feliz

Huelen a esperanza… eso dice el refrán de algún desconocido autor, al menos por mí.  “Me gusta el olor de la gente feliz, huelen a esperanza”.  Ciertamente  he olfateado el olor de la gente feliz. Y ciertamente huelen ricamente a esperanza.  Un olor particular que provoca sensaci...

8.10.2014

La solidaridad en tiempos de chikungunya

Cada día estamos más atrapados como sociedad. A cada paso seguimos leyendo y escuchando toda clase de situaciones que apuntan a una desigualdad e injusticia cada vez mayor en el orbe y en Puerto Rico corremos tras los primeros puestos en muchas que siguen agobiando a nuestra gente. Me contaban hace ...

2.10.2014

¿Cómo es?

¿Cómo es?, frase boricua que ya conocen en ese nuevo mundo hispano que ha nacido en los Estados Unidos. Precisamente allá me encontraba hace unos días participando de un taller sobre la vida conyugal, sobre esa renovación que toda pareja necesita para reafirmarse en la opción del vivir y convivir de...

21.09.2014

Eso que lo explica todo

Los encuentros con otros son a veces espacios en los que los misterios de la vida se nos van revelando. Hace unos días conversé con una persona que descubrió en un encuentro así algo que, aunque sabía que no era nada nuevo, le ofreció respuestas a algunas de sus interrogantes existenciales. “Ac...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: