Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Cuentos de carretera

Los Rivera

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4563 veces
22 de abril de 2013

De lao a lao

Iba lento y sin ritmo. El ciclista parecía haber olvidado para qué  había madrugado tanto un sábado. Su inconsistencia afectaba el tránsito en la Avenida Jardines Gardens que no perdona ni siquiera en el fin de semana.

-¡Muévete!, le gritaban los conductores que lo seguían a paso de viacrucis.

Fueron cambiando de carril hasta que Carmela y Milimari se ubicaron tras de él en la 4 runner. Milimari bajó el cristal cuando Carmela  ubicó la guagua a su lado.

-Amigo, ¿te pasa algo? Bendito es que como vas medio gulembo, le dijo Milimari a punto de pasarle la mano por el brazo para reforzar su empatía.

Él seguía de lao a lao. Carmela matenía el paso recto a su lado.

-Háblame chico, yo puedo ayudarte, insistió Milimari.

El ciclista levantó la cabeza y ella pudo ver algo más que el casco.

-No sé si debí mandar ese email, le dijo él aún zigzagueante. Su voz iba a y venía según el contoneo.

-Mili pregúntale a quién, aprovecha que está hablador, dijo Carmela dándole palmadas en el hombro a su hija.

Pregunta hecha, respuesta dada.

-A Mariana.

-¿Y ella es?...

-Mariana.

-Ajá, pero qué le dijiste a Mariana en el email.

-Que las cosas habían cambiado, que ya no me dan ganas de verla despertar ni soporto su perfume. Que no vuelva a casa ni me llame.

 -¿Cómo lo firmaste?

El ciclista frenó y Carmela -y todos los carros tras de ella- también.

-Para qué tenía que firmarlo. Uno siempre tiene que dejar una puerta abierta, explicó el ciclista y siguió su paso de bebé aprendiendo a caminar. Carmela soltó el freno.

-Un hombre que deja a una mujer por email y ni siquiera firma el discursito merece ser bloqueado para siempre.

El ciclista mejoró la velocidad y el ritmo. Ya le hacía honor al uniforme ajustado que llevaba.

-¿Ya no dudas?, quiso saber Milimari la razón de la súbita mejora en su paso.

-Ya tengo la mente clara. Si me arrepiento y la extraño o si la veo con otro le escribo de nuevo y le digo que me hackearon la cuenta.

Milimari abrió la puerta y la cerró en un abrir y cerrar de ojos. Otro ciclista yacía en el suelo de una vía en Puerto Rico.


  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 25 de octubre de 2014
86ºF El Clima El Clima
Top

Los Rivera

¡Móntateeeee! Grito de guerra, súplica o mandato mañanero; cualquiera de las tres aplica si de descr...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
7.10.2013

Adiós don Jacinto

La carta con sobre violeta evitaba que don Jacinto -el vecino de toda la vida de Manuel, Carmela, Milimari y Manolo en Jardines Gardens- confundiera la misiva con cuentas que debía pagar. Captó la atención de sus ojos cansados y abrió el sobre. “Querido vecino don Jacinto, leía el encabezado.&n...

30.09.2013

Negro clarito

El arte de “tintear” los cristales  oscuros requiere, al mismo tiempo, dominar la labia para justificar su existencia. Omayra, la amiga de infancia de Milimari, estaba empeñada en oscurecer los de su carro como prueba de su devoción al misterio.-Sí, claro. A ti lo que te interesa es stakear a P...

23.09.2013

Agua pa’ los gallos

Sentado en una silla plástica el hombre daba instrucciones a la entrada del estacionamiento en Río Piedras. Estaba rodeado de gallos con el plumaje brilloso por el aguacero que los había rociado. -Mire míster, siga hasta el final y estaciónese contra la pared pero mirando de frente, instruyó el...

25.08.2013

D-E-L-E-T-R-E-O

En trance y poco a poco, una mujer treintona dobla su cuerpo a la mitad  hasta que su cabeza casi roza el suelo. Está junto a una guagua, con la parte trasera sin capota, a la que un hombre le pinta con pincel un mensaje en el lateral. Otra mujer, quizá cuarentona, se acerca hacia ambos con los...

12.08.2013

Había una vez un circo

La más débil de todas las bocinas antes escuchadas por Manuel sonaba a su lado. Era como un aguaje, como el recordatorio de algo venido a menos. A mucho menos.Pensó en el bochorno que implicaba sonarla. En el valor que debía tener el conductor que exigía atención con aquel chorrito de sonido.Pero él...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: