Top de la pagina

Blogs

Noticias

Antes que llegue el lunes

Mayra Montero

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 11198 veces
13 de octubre de 2013

Derecho

Hace unos días, este periódico publicó una nota titulada “Narco anuncia su retiro a lágrima viva”. Dios sabe que lo leo todo, hasta los edictos, así que devoré el escrito.

En él se hablaba de un tal Rafael “Pica” Santiago, un sujeto aparentemente reconocido como corredor de autos, mecánico de profesión, y líder de un grupo de aficionados a la velocidad, a los que él llama cariñosamente “el corillo”.

No sé por qué, leyendo esa nota, decidí ver el vídeo que la acompañaba: una entrevista que le hicieron a “Pica” en una página web dedicada a las carreras de aceleración. En la entrevista, que tuvo lugar el año pasado, un mes antes de que fuese ingresado en una cárcel federal por importar cocaína y destacarse como socio de Angelo “Millones” y de Elvin “Muñecón” Torres, se habla filosóficamente del tiempo, y eso fue lo que me cautivó.

Debo decir que “Pica” Santiago fue acusado por un gran jurado en 2009, presuntamente por llevar a cabo una transacción ilícita de $300,000. Arrestado por los federales, quedó libre bajo fianza poco después. Pero en 2011, otro gran jurado lo acusó de ser el segundo al mando de una organización dedicada a transportar cocaína desde República Dominicana. Aparte de “Millones” y de “Muñecón”, en este otro “corillo” sobresalía un tal “Sammy Tostón”.

Digo todo esto, que parece banal, pero que no lo es, porque la entrevista en la página web tenía su enjundia. El entrevistador, que era ocurrente, astuto y cándido (todo junto sin contradicción), le pidió a “Pica” Santiago que le contara sus inicios en el mundo del automovilismo. “Pica” contestó que, para el 2000 que él empezó, manejaba un RX 7 totalmente “de calle”, pero que pronto decidió hacerlo “medio chasis” y ahí empezó a “chillar gomas y romper motores”.

¿Qué tiene esto de interés para una persona que rara vez sobrepasa las 50 millas en las autopistas? Pues hasta ese momento, nada. De hecho, ni siquiera sé lo que es un “medio chasis”, pero la lectura entre líneas, la curiosidad de escuchar a un narco de carne y hueso explicando el final de la historia, me mantuvo aferrada a la computadora.

“Pica” participó en seis eventos, y en los seis llegó a finales. Estuvo en tres panamericanos, ganó dos. El entrevistador, que hablaba una jerga personal y otra de autos, ambas mezcladas (ya hubiera querido yo que le pusieran subtítulos), preguntó sobre la evolución de los motores, y “Pica” declaró que “desde que entré, entré turbo”. Luego aludió a un tal “Chibirico”, quien salió a relucir varias veces durante la entrevista y me cayó simpático desde el principio. Más tarde abundaron en el “full chasis” y en el “tres cuartos”.

¿Qué me ataba todavía a esa engorrosa historia? La intuición. Me ataba la intuición porque estábamos a punto de entrar en la parte filosófica, proustiana y posmoderna. Así como lo digo.

Dijo de pronto el entrevistador: “Vamos a hablar del temita, sabemos de los planes futuros. Tienes que retirarte por un tiempo para resolver unos problemas personales”.

Lo del “temita” me obligó a postrarme ante el entrevistador. Debo subrayar que los planes futuros de “Pica” consisten en quedarse preso hasta 2028. Pero toreó magistralmente el interrogatorio y dijo lo siguiente: “Es un secreto a voces, y gracias por las oraciones... Y pues, a resolver unos problemitas personales que reconocimos hace mucho mucho tiempo”.

De inmediato, se dedicó a subir la moral de sus amigos, y confieso que, incluso a mí, me contagió el entusiasmo: “Chibirico tiene su vehículo, y está sacando pronto un seis cilindros”.

Vaya alegría. Confirmé que “Chibirico” es un personaje animoso y querido. El entrevistador, con los ojos húmedos, volvió a meterse en aguas profundas: “¿Qué planes tienes luego de ese retiro? ¿Crees que para ese tiempo habrá evolucionado la aceleración? ¿Qué tú crees que pueda pasar en ese tiempo?”.

Esa pregunta, dirigida a un sujeto que no sale hasta 2028, es ciencia ficción; ciencia ficción de la brava brava. Me agarré del asiento y esperé la respuesta. “Por el momento no sé”, se superó “Pica”, “no sé, en sí, el tiempo que voy a estar retirado. No está en mi mente, qué te puedo decir... Cuando vire, no sé si la edad me traicione. Por el momento, no quiero vender nada, le quité los paracaídas al carro y se los di a Pepito; le quité las presiones al carro y lo dejé en las cuatro torres”.

Aplausos. De mi parte, aplausos. No sería tan generosa si me dicen que estaré a la sombra hasta 2028. No le regalo mis paracaídas ni a Pepito ni a nadie.

“Bueno, Pica”, terció el entrevistador, “eres un tipo joven, el tiempo pasa rápido, y, como tú mismo mencionaste, hay mucha gente que te tiene en oración... Tú has ayudado a muchas personas y muchas personas están agradecidas de ti, incluyendo la página de nosotros, que sabemos que eres auspiciador”.

“Pica” ripostó: “Al corillo le doy gracias. Manténganse en el carril derecho”.

Genial. Proust es un niño de teta.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Lunes 22 de diciembre de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top
Páginas: 1 2 3
Fin
Calendario
3.08.2014

Epidemias

Me maravillo del silencio de todos esos artistas que presumen de su fervor por la niñez, pero que no han dicho una palabra sobre la muerte de cientos de niños palestinos en la sobrepoblada Franja de Gaza, un lugar donde estalla un petardo y ya se mueren cinco, porque viven todos hacinados.Con la exc...

26.05.2014

Ilusión

Cuando hace dos semanas hablé de las fusiones posibles, y de las imposibles, entre agencias y oficinas del Gobierno, a fin de ahorrar dinero al fisco, ya me olía que la Procuradora de las Mujeres no iba a encontrar acomodo en Familia. Si finalmente la obligaban a que se metiera allí, habría surg...

20.04.2014

Quién

El caso de la alegada ruina del boxeador Tito Trinidad, es el de muchas personas que sí se hallan en situación desesperada y que, lamentablemente, no han tenido la suerte de que los bancos, por la presión mediática, se compadezcan de ellos. La mayoría no ha perdido tanto como el boxeador, por...

30.03.2014

Levedad

Poco antes de empezar un concierto en Bellas Artes, hace unos días, se advertía a la concurrencia que estaba prohibido el uso de teléfonos celulares, grabar o tomar fotos. Fue como si hubieran dado el pistoletazo de salida. En vez de advertencia aquello sirvió como recordatorio. Decenas de personas ...

23.02.2014

Demonio

¿Qué pierde el gobernador de Puerto Rico si mañana se levanta por el lado justo de la cama, decide ignorar la presión de sus oportunistas asesores, y anuncia que la deuda es impagable y que, por tanto, hay que reenfocarla entera? ¿Qué pierde si les advierte a los acreedores que él no quiere seg...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: