Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 5665 veces
31 de enero de 2013

Doña Prisa

Cabeciduro y siempre a toda velocidad. Así se traga la vida mi gran amigo Ángel Antonio Pérez-Serás. Espero que no se embuche. Me aterra pensar que el ajoro le pueda finiquitar la existencia de forma prematura.

“¡Toño! Cógelo con calma, Corazón de Melón. Vive, no existas. Los ataques cardiacos no son un mito”, le digo a propio riesgo anticipando como mínimo una mirada estrujá’; de esas que ni con almidón de yuca se pueden planchar.

Es que mi amigo es un rebelde sin causa cuando de la prisa se trata. Por eso se convierte en riesgo nacional intentar bajarle la velocidad con el argumento de los ataque cardiacos. Me va a decir que todos los vivos se mueren cuando se les para el corazón. Y le tendría que dar la razón.

¿O no?

A veces se me ocurre que sus apellidos -que juntos advierten que “perecerá”- son la causa de su prisa, ya que quiere hacer más de lo que puede antes de “perecer”.

Para muestra, con un botón basta: hace algunos años, cuando le daba pon, se quejaba de que yo contara hasta 10 antes de arrancar al cambio de luz de los semáforos.

Cuando él me daba pon, cascarrabiaba de ver cómo yo frenaba en el asiento del copiloto. Reconozco que eso lo ponía más nervioso, le entraba la jiribilla y aceleraba. ¡Pero no tenía que molestarse cuando yo ponía la mano en la ventanilla del acondicionador de aire para confirmar si soplaba fresco! Juro y perjuro que no le decía que frenara.

De suertuda que soy, nunca se percató que yo miraba por el espejo de la vicera para detectar los “cortes de pastelillos” de conductores más temerarios que él. Tampoco se daba cuenta que mi corazoncito se agitaba cuando se acercaba a camiones, o seguía alguna grúa de plataforma.

Acá entre nos, el reloj es el peor enemigo de Toño. Se lo he dicho. Pero moro viejo, mal cristiano.

Toño adelanta en 5 minutos todos sus relojes de su casa con la excusa de llegar temprano a los sitios. Sin embargo, aún a sabiendas de que tiene 5 minutos “de gracia” para ser puntual, ajora a sus parientes cercanos. A mí, me saca el corazón por la boca con el culillo de la prisa.

Es una bendición que mis cirujanos, médicos de familia, mi futuro geriatra, y ninguno de mis terapistas vivan tan “acelerados” como Toño. Los cirujanos me hubieran dejado con la cabeza abierta, choreando neuronas. Los médicos de familia no hubieran tratado con seriedad mis dolores de cabeza. Mi querido futuro geriatra no me permitiría llegar a vieja para ser su paciente.

¿Mis terapistas? ¡Diache! Esos me dejarían con las pesas puestas sembrada en el matre de terapias. Los hipnoterapeutas me hubieran abandonado en un transe, y los acupuntores me hubieran enviado a casa con agujas entre el pelo.

La gran bendición de Toño -lo único que lo salva de morir por falta de amor como “La niña de Guatemala” de José Martí- es la zalamería que vino integrada en el disco duro de su alma. Solamente eso lo suaviza.  ¡Que lo diga su familia!

Es que solamente por besucón y laposo que es con su esposa y sus hijos esquiva al ajoro.

Democrática como es, la Prisa tiene la capacidad de atacarnos a ATH (A Toda Hora). Nos induce echarle más sal de la cuenta a las habichuelas, a no revisar los exámenes, a patear el trabajo y a aspirar a leer sin disfrutar las palabras.

Doña Prisa nos pone a riesgo en la carretera, en trabajos peligrosos, y hasta en el amor.

¿Entonces?

Hoy no se despidió de mí con el abrazo apretado y el beso sonado de siempre y se me hace imprescindible recordarle lo que remachaba una monja irlandesa del colegio donde estudié becada: “While on the road, take your time to smell the flowers".

El sábado le voy a llevar una matita de jazmines para forzar la conversación. Espero que doña Prisa no me sabotee. El próximo jueves les cuento.
  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 23 de julio de 2014
86ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

3.04.2014

Agua, besos, y más... (2)

Para seguir en la línea de los tratamientos complementarios y alternativos a la medicina tradicional, ¡hay que darse un chapuzón y recibir besucones de todos sabores! Agua y besos están indicados para prácticamente toda condición. Los sugieren para condiciones como paraplegia, hemiplegia, cuadraple...

28.03.2014

Alternativa, complementaria, y mucho más...

A mi amigo Ángel Antonio se le activa el lado perverso del cerebro cada vez que vemos un anuncio de algo, tal, mas-cual, y mucho más....  Elucubramos sobre todos los posibles más que se quedan en los tres puntos suspensivos... Y nos convertimos en los mejores libretistas de chistes bara...

21.03.2014

¿Filosofía chumba*?

*A los amigos de otras geografías, les explico que en puertorriqueño, el vocablo “chumbo (a)”, es un adjetivo descriptivo para todo aquél ser humano que sea escaso de nalgas. Esto es, aquél cuya espalda baja sea escasa y casi plana. O sea, que no tenga almohadita para sentarse y que cuanto se caiga ...

14.03.2014

Cabezas rapadas/solidaridad

La palabra “solidaridad” se queda corta al describir la risería nerviosa y la llorosa emoción con la que cientos de personas se despidieron de su cabellera ayer en la actividad “Uniendo Cabezas por los Niños de CAP”. Por el Coliseo Roberto Clemente pasaron más de 800 personas, que con abrazos...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: