Top de la pagina

Blogs

Deportes

Golpes bajos

Jorge L. Pérez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 6472 veces
9 de abril de 2013

El último vuelo de Donaire

 

No hace mucho, un pajarito comenzó a sobrevolarme insistentemente mientras yo cumplía con mi deber matrimonial de podar la hierba del jardín.

Asustado, le pregunté si acaso él era Hugo Chávez. Luego de propinarme un par de chillidos, el alado ser me respondi?ó: “¿Que tú estás fumando, mi amigo?”

Bueno, la historia no es verídica, pero la cuento aquí sencillamente para señalar que si un pajarito hubiese optado por dirigirme la palabra en el jardín de mi casa, lo que yo hubiese anhelado que me djjera hubiese sido quién ganará la pelea del próximo sábado entre el filipino Nonito Donaire, el campeón supergallo de la OMB, y el cubano Guillermo Rigondeaux, reconocido como monarca de las mismas 122 libras por la AMB, combate unificatorio que se celebrará en el legendario Radio City Music Hall de la ciudad de Nueva York y que será transmitido por HBO.

Me imagino que algunos lectores se preguntarán a qué puede deberse ese interés particular mío por una pelea que, sí, resulta bastante importante, pero que incluso puede resultar aburrida, dado el estilo evasivo que a veces ha caracterizado al cubano.

Pues mi respuesta sería que hay algunas peleas que lo intrigan a uno por unas razones que ni uno  mismo se explica muy bien, y ésta es una de ellas.

Criado, desarrollado y radicado en California, Donaire lleva ya bastantes años recibiendo reconocimiento como una especie de Pacquiao ‘light’, y en realidad ha amasado casi tantos méritos como su famoso compatriota: a la edad de 30 años, tiene un récord de 31-1 y 20 nocauts, pero no pierde desde su segunda pelea –hace 12 años- y fue un campeón dominante en las 115 y 118 libras antes de coronarse en las 122 con un aplastante nocaut en el segundo episodio sobre el mexicano Fernando Montiel en febrero de 2011.

Después de esa pelea, ha hecho cuatro defensas y no ha dejado de figurar en las listas de los mejores ‘libra por libra’,, ocupando incluso uno de los primeros cinco lugares.

En sus peleas más recientes, sin embargo, ha dado signos de desgaste: problemas de lesiones en las manos, por ejemplo, y deslucidas victorias por decisión.

Por algún tiempo, incluso, se ha hablado de que la gran pelea que podría encumbrar su carrera en estos momentos sería un choque unificatorio con el mexicano Abner Mares (25-0 y 13 nocauts), el campeón supergallo del CMB, pero resulta que Mares le pertenece promocionalmente a la empresa de Oscar de la Hoya y Donaire a la de su ultra rival, la Top Rank de Bob Arum. Como suele suceder en esta época, ningún promotor está dispuesto a arriesgarse a que su peleador sirva para agrandar la reputación de su contrario.

Así, me imagino que fue dentro de ese panorama, que entonces Top Rank, llamó a Donaire para ofrecerle  algo que representara más que otra defensa de puro trámite ante un Toshiaki Nishioka o un envejecido Travieso Arce. Y, así, parece haberle propuesto otra unificación: pero con Rigondeaux, un boxeador que también controla la empresa.

Recordemos que Top Rank acostumbra a hacer esto: es lo mismo que hizo, después de todo, cuando tenía a Miguel Cotto ardiendo en deseos de pelear con Mayweather y terminó haciéndolo pelear con Manny Pacquiao en un peso menos conveniente para el boricua, por la sencilla razón de que Pacquiao también estaba ligado a la empresa.

En fin, las casas de apuestas tienen de favorito a Donaire en proporción de 3 a 1, pero yo pienso que el tiro puede salirle por la culata: aunque tiene ya 32 años y apenas ha hecho 11 peleas como profesional (11-0 con ocho nocauts), el zurdo labró una de las carreras aficionadas más impresionantes de todos los tiempos antes de desertar de su país en 2007: casi 250 combates, coronándose campeón olímpico de 2000 y 2004 y conquistando también dos campeonatos mundiales.

Es un escurridizo y habilidísimo peleador zurdo que, además, también ha evidenciado poseer la pegada suficiente como para acabar sus peleas de un solo golpe.

Además de ser, claro está, un supergallo natural, no uno que ha venido subiendo paulatinamente desde las 115.

En fin, muchos columnistas especializados en los Estados Unidos están advirtiendo ya la posibilidad de una sorpresa, incluyéndose, entre estos Chris Williams, de la página deportiva Updatemedaily.com, a quien una victoria del cubano no le sorprendería mucho, según parece.

Su artículo lleva el titulo de “No se sorprendan si Rigondeaux termina esto temprano”, y pasa a explicar que el cubano es un fajador incansable que tal vez sea el más devastador golpeador al cuerpo del boxeo actual, mientras que, hasta el momento, Top Rank se ha esmerado en poner a Donarie exclusivamente contra peleadores que ignoran lo que los mexicanos llaman las “zonas blandas”.

“Cuando uno ve la carne fofa que incluso le cuelga de la cintura”, escribe Williams, “resulta obvio que en su carrera Donaire no está muy acostumbrado a recibir golpes en el cuerpo”.

“Y el sábado puede estar recibiendo muchos”.

Es, por lo menos, un punto interesante.

Pero, claro está, uno no puede confiar ciegamente en lo que le dice a uno un pajarito.

jorge.perez@elnuevodia.com

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Viernes 25 de abril de 2014
81ºF El Clima El Clima
Top

Jorge L. Pérez

Graduado del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico en 1978, con un bachillerato en...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
21.04.2014

Más sabe el diablo por Hopkins

Confieso que en estos últimos tiempos, cada vez que me siento a ver una nueva pelea de Bernard Hopkins lo hago previendo que, por fin, va a sufrir la debacle total.Mi razonamiento es que por muy sobrenatural que sea, un boxeador de 48 o 49 años ya está más que listo para sufrir, casi instantáneament...

14.04.2014

Una época dorada entre comillas

En los últimos meses, algunos de los mejores y más reconocidos analistas de boxeo de los Estados Unidos, tales como Al Bernstein, de Showtime, han venido diciendo algo que choca de frente con la percepción generalizada: que el boxeo está viviendo una de sus mejores momentos en décadas.Se trata de un...

7.04.2014

Una conversación con Mark Breland

Hay quien piensa que Mark Breland, de Brooklyn, quizás ha sido el mejor boxeador aficionado de todos los tiempos, especialmente si se toma en cuenta que el consiguió todos sus logros antes de cumplir los 22 años de edad: un récord de 110-1, el campeonato mundial welter en 1982 y el oro olímpico en 1...

31.03.2014

El temible virus del boxeo

Si durante el pasado fin de semana usted, querido amigo, se puso a caminar con su bandeja por entre las mesas del ‘food court’  del centro comercial cagueño Las Catalinas, risueñamente ‘escouteando’ a las chicas en minifalda, no tan solo corrió el peligro de chocar con el cochecito lleno de beb...

24.03.2014

Los dos Wilfredo Gómez

Por lo general, los boxeadores, incluso aquellos que en su apogeo anduvieron forrados de guardespaldas y relacionistas públicos, tienden a volverse mucho más accesibles y sociables una vez les llega el retiro. Ahí está el caso de George Foreman, quien, en su primera etapa como campeón de los pesados...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: