Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 5117 veces
28 de junio de 2013

“Estoy horriblísimo”

Choca que la persona que lee el informe del tiempo “fiche” con categoría de “horriblísimo” al clima. Es tan subjetivo como si hablara de una película de terror.

Hasta la semana pasada yo entendía que los días eran soleados, nublados, ventosos, fríos, con nieve, neblina, lluviosos…

“Pero nada, la chica es joven y de seguro que el ‘horriblísimo’ fue producto de una traición de los nervios”, me dije.

Aún así, temí lo peor: que mi amigo Ángel Antonio –Rey del Pesimismo, la Hipocondría y las Dolamas- hubiera escuchado la palabra y que la adoptara para describir el estatus de su condición de salud. “Me cambio el nombre si Toño no me llama”, pensé.

Por fortuna, no tuve que contratar abogados, ir al Registro Demográfico, ni presentarme con una nueva identidad ante mi familia, amigos, vecinos y colegas. Efectivamente, como si hubiera sido parte del pronóstico del tiempo, mi advertencia de vientos derrotistas se cumplió en menos de 2 minutos.

Mi amigo no me comentó de la cara de horror de los dos veteranos anclas del respetado canal cuando a la presentadora invitada se le zafó el “horriblísimo”. Él, sencillamente adoptó el recién estrenado vocablo para describir los horriblísimos dolores de cabeza que estaba sufriendo ese lunes por el calor endemoniadamente horriblísimo.

“¡Toño! ¿Cómo va a ser, si tus dolores de cabeza siempre surgen con la humedad? No me digas que ahora padeces de un barrunto horriblísimo a causa del horriblísimo calor… eso es una novedad para tu condición. Chequéate. Dicen que cuando el cuerpo empieza a reflejar síntomas opuestos, como esa alteración de tu termostato, uno está a tres días de morirse”, le dije, tomando perfecto control del ataque de risa que me provoqué a mí misma (¡Hola Misma!).

Confieso que amo las palabras, y que me gusta hacerle travesuras irreverentes al diccionario.

¿Las palabras inventadas? Sean combinaciones de raíces o locuras, o aceptadas en buena lid por la Real Academia Española (REA) también me gustan… especialmente si me dan un GPS para entenderlas en su debido contexto... ¡porque hay cada invento…!

Me imagino que los que se fajan defendiendo a los de impulsos lingüísticos noveau, reclamarán “licencia poética”, o “creatividad”. Los que lo condenan, le deben decir “burradas más que horribles”; nunca horriblísimas.  

A mí, francamente no me mueven ni me conmueven las opiniones de los impulsores proactivos del noveau españoleau, ni las garatas de los lingüistas puristas. Creo que los dos grupos son geniales, y si los escucharan en un Congreso Apalabrado, todos aprenderíamos muchísimo. Acá entre nos, confieso que prefiero los lengüeteros impuros conscientes, que no esperan por la RAE y las decisiones que toman a destiempo para darle la bienvenida a palabras que hace rato son nuestras.

Pero al profesional de la salud que yo agarre inventando palabras y diciéndole a mi amigo Ángel Antonio Pérez-Serás que su análisis médico es “horriblísimo”, que se agarre del diploma: me voy a encargar de acusarlo ante el Tribunal de Impericia Lingüística.

Un CT, un MRI, una patología, o cualquier pronóstico “horriblísimo”, nos puede provocar una temporada de crisis peores que las de alta incidencia de huracanes.

A Toño –que es tan exagerado- se le puede ocurrir que necesita un trasplante de hígado, riñón y corazón. De hecho, si le entra esa jiribilla, le voy a sugerir que se cambie el tórax, y de paso, consiga los mejores abdominales.

En cuanto al tiempo, hasta ayer no había parado la lluvia, que convirtió a este junio en el más lluvioso de los pasados 5 años. Hoy, está haciendo un sol insufrible. Así es la vida en el trópico. ¿Qué diría la chica del tiempo? ¿Que volvimos al clima horriblísimo?

Mientras Toño no entre en estado catatatonísimo, estamos bien.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 25 de octubre de 2014
85ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

3.04.2014

Agua, besos, y más... (2)

Para seguir en la línea de los tratamientos complementarios y alternativos a la medicina tradicional, ¡hay que darse un chapuzón y recibir besucones de todos sabores! Agua y besos están indicados para prácticamente toda condición. Los sugieren para condiciones como paraplegia, hemiplegia, cuadraple...

28.03.2014

Alternativa, complementaria, y mucho más...

A mi amigo Ángel Antonio se le activa el lado perverso del cerebro cada vez que vemos un anuncio de algo, tal, mas-cual, y mucho más....  Elucubramos sobre todos los posibles más que se quedan en los tres puntos suspensivos... Y nos convertimos en los mejores libretistas de chistes bara...

21.03.2014

¿Filosofía chumba*?

*A los amigos de otras geografías, les explico que en puertorriqueño, el vocablo “chumbo (a)”, es un adjetivo descriptivo para todo aquél ser humano que sea escaso de nalgas. Esto es, aquél cuya espalda baja sea escasa y casi plana. O sea, que no tenga almohadita para sentarse y que cuanto se caiga ...

14.03.2014

Cabezas rapadas/solidaridad

La palabra “solidaridad” se queda corta al describir la risería nerviosa y la llorosa emoción con la que cientos de personas se despidieron de su cabellera ayer en la actividad “Uniendo Cabezas por los Niños de CAP”. Por el Coliseo Roberto Clemente pasaron más de 800 personas, que con abrazos...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: