Top de la pagina

Blogs

Deportes

Golpes bajos

Jorge L. Pérez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 8155 veces
12 de noviembre de 2012

Gatti libra su última batalla

 

Durante las últimas semanas ha venido desarrollándose un intenso debate en torno a los quilates de Arturo Gatti como posible miembro del Salón de al Fama del Boxeo Internacional, un honor para el cual el excampeón, tristemente fallecido en 2009, es elegible por primera vez.

 Lo interesante del debate, sin embargo, es que nadie está debatiendo: casi todos los escritos de internet que he leído siguen la misma tónica: explican que tal vez, dejándose uno llevar únicamente por la frialdad de las estadísticas, Gatti no merecería entrar al Salón en el que se reconocen los mejores peleadores de todos los tiempos.

El próximo argumento, sin embargo, consiste en afirmar que aunque eso sea así,  fue un peleador tan popular y ofreció peleas tan emotivas que debe ser incluido de todos modos.

Algunos sugieren  que Gatti fue un peleador tan querido por los periodistas, y que su muerte, posiblemente debido a un suicidio, conmovió a tantos de ellos, que nadie tiene ahora el corazón para negarle este último reconocimiento.

Okey, ¿qué dicen los números, que siempre se supone que sean fríos?

Bueno, pues que Gatti tuvo un récord de 40-9 con 31 nocauts y fue campeón junior ligero de la FIB y junior welter del CMB.

Sus victorias más importantes fueron ante Tracy Harris Patterson –a quien arrebató el titulo de las 130 libras-. Jesse James Leija, Gabriel Ruelas y dos sobre Micky Ward, el gran guerrero cuya vida fue objeto de la laureada película The Fighter dos años atrás.

Pero Gatti no tan solo fue vapuleado cuando se enfrentó a algunos de los mejores peleadores de su época –se tragó rápidos nocauts ante Mayweather y De la Hoya, por ejemplo- sino que también caía derrotado cuando su rival, aun no siendo de gran altura, gozaba de recursos suficientes como para no irse al feroz intercambio de golpes con él.

Así, Ivan Robinson le venció dos veces. Angel Manfredy lo noqueó en ocho asaltos y el mismo Ward, valiente pero limitado, le ganó en la primera de su gran trilogía de peleas.

Pero, según se dice, Gatti, canadiense criado y radicado en Nueva Jersey, se encargó casi él solito de levantar a Atlantic City como escenario mundial gracias a todos los grandes combates que protagonizo allí, y cada pelea suya –promesa total de guerra sin cuartel y desbarajuste de neuronas- lograba unos ‘ratings’  de ensueño.

De paso, la revista The Ring cuatro veces lo premió como partícipe en la Pelea del Año: por su victoria sobre Ruelas, su primera derrota ante Robinson y dos de sus combates con Ward.

Entrevistado recientemente por Dan Rafael, de espn.com, Ward, quien también fue su amigo y se convirtió en su entrenador al final de su carrera, no tiene la menor duda:

“El merece estar allí”, dijo. “Si uno mira las estadísticas, encuentra que estuvo cuatro veces en la Pelea del Año y que en varias de sus peleas vino de atrás para ganar. Hizo tantas peleas que la gente recuerda, además de haber tenido el Asalto del Siglo conmigo”.

Rafael señala que así se llamó al noveno asalto de la primera pelea con Ward, considerado por muchos como uno de los más violentos de la historia del boxeo.

Una opinión un poco más equilibrada, sin embargo, fue la emitida no hace mucho por Martin Wade, de la página Braggingrightscorner.com.

En ésta, Wade admite que Gatti probablemente no tenía calibre de un peleador del Salón de la Fama, pero a su vez propone una manera para que se le haga justicia: creándose una categoría nueva en la que se premie a las mejores series de peleas de todos los tiempos.

Allí estarían Robinson-Zale, Holyfield-Bowe, Frazier-Ali… y Gatti-Ward.

“Sería una manera de que el boxeo permitiera que los fanáticos siguieran reconociendo a algunos de los peleadores más fogosos de todos los tiempos, a pesar de que algunos de ellos no hayan sido peleadores ‘elite’”, escribi?ó.

 En realidad no es una idea tan descabellada, en particular si se tomamos en cuenta que el Salón de la Fama del Boxeo Internacional es un poco menos exigente en sus selecciones que, digamos, el del béisbol: además de escoger todos los años tres nuevos miembros entre los ‘boxeadores modernos’, selecciona también cantidades parecidas de peleadores o 'figuras’ relacionadas con el boxeo, y  entre sus seleccionados más recientes, con o sin razón, han estado el comentarista Al Bernstein y –por su papel de Rocky- Sylvester Stallone.

En fin, todo esto es una discusión un poco académica: la fecha de votacion terminó el 31 de octubre y el anuncio debe de hacerse en algún punto de diciembre.

Y todo indica que el nombre de Arturo Gatti va a estar allí.

jorge.perez@gfrmedia.com

  • 4Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 23 de abril de 2014
80ºF El Clima El Clima
Top

Jorge L. Pérez

Graduado del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico en 1978, con un bachillerato en...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
21.04.2014

Más sabe el diablo por Hopkins

Confieso que en estos últimos tiempos, cada vez que me siento a ver una nueva pelea de Bernard Hopkins lo hago previendo que, por fin, va a sufrir la debacle total.Mi razonamiento es que por muy sobrenatural que sea, un boxeador de 48 o 49 años ya está más que listo para sufrir, casi instantáneament...

14.04.2014

Una época dorada entre comillas

En los últimos meses, algunos de los mejores y más reconocidos analistas de boxeo de los Estados Unidos, tales como Al Bernstein, de Showtime, han venido diciendo algo que choca de frente con la percepción generalizada: que el boxeo está viviendo una de sus mejores momentos en décadas.Se trata de un...

7.04.2014

Una conversación con Mark Breland

Hay quien piensa que Mark Breland, de Brooklyn, quizás ha sido el mejor boxeador aficionado de todos los tiempos, especialmente si se toma en cuenta que el consiguió todos sus logros antes de cumplir los 22 años de edad: un récord de 110-1, el campeonato mundial welter en 1982 y el oro olímpico en 1...

31.03.2014

El temible virus del boxeo

Si durante el pasado fin de semana usted, querido amigo, se puso a caminar con su bandeja por entre las mesas del ‘food court’  del centro comercial cagueño Las Catalinas, risueñamente ‘escouteando’ a las chicas en minifalda, no tan solo corrió el peligro de chocar con el cochecito lleno de beb...

24.03.2014

Los dos Wilfredo Gómez

Por lo general, los boxeadores, incluso aquellos que en su apogeo anduvieron forrados de guardespaldas y relacionistas públicos, tienden a volverse mucho más accesibles y sociables una vez les llega el retiro. Ahí está el caso de George Foreman, quien, en su primera etapa como campeón de los pesados...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: