Top de la pagina

Blogs

Entretenimiento

La nota discordante

Ragui Vega Curry

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 15404 veces
5 de diciembre de 2012

Hasta siempre, Dave

Una vez yo estaba en una fiesta en la que se repartirían varios premios entre los participantes, miembros todos de un mismo gremio profesional. La cosa estaba bastante sosa y ni siquiera las guirnaldas que adornaban el salón -porque la Navidad estaba cerca- podían hacer mucho por alegrar el ambiente. Quizá el lugar era inhóspito pese a las decoraciones, que no lograban disimular la austeridad del salón, nunca antes usado con fines festivos. Quizá era imborrable el hecho de que todos los allí congregados, aunque se decían “colega” entre sí, eran más bien competidores, y todos se disputaban los mismos premios.

De momento empezó a sonar una música inesperada. Era música navideña, sin lugar a dudas -‘Noche de paz’, ‘Winter Wonderland’ y así por el estilo- pero tocada de una manera especial, dulce, muy sugestiva. Sutilmente, empezó a ejercer una especie de encanto sobre los presentes. Y al cabo de un rato, las defensas se vinieron abajo, los “colegas” comenzaron  a charlar y a pasarlo bien, y la fiesta se volvió realmente una fiesta.

Así era la música de Dave Brubeck, capaz de abrir otros mundos y  de hacer nuevo lo ya conocido. El disco que logró ese maravilloso efecto el día de la fiesta es “A Dave Brubeck's Christmas” y yo lo tenía conmigo porque iba a escribir sobre él, no porque tuviera intenciones de hacer de musicalizador ese día de 1996.

Pero ya para entonces Brubeck llevaba muchos años surtiendo su mágico efecto sobre las audiencias. Cuando irrumpió en el mercado masivo y llegó a vender millones de copias -algo muy raro para un músico de jazz- de su inmortal “Time Out”, en 1959, estableció nuevas pautas musicales en lo que se refiere a riqueza de armonías, mezcla de tiempos y conceptos como el contrapunto -que llevaba a cabo frecuentemente con el brillante saxo alto Paul Desmond- y la bitonalidad.

Brubeck era ese raro tipo de artista experimental y accesible a la vez, lo que le permitía complacer a la crítica más exigente y al público que simplemente quería escuchar buena música, según señala Ted Gioia, autor de varios libros sobre música. Fue, gracias a ello, una presencia dominante en el jazz durante el último medio siglo, dice su colega, el pianista Dick Katz.

Fue también un músico incansable, grabando un álbum tras otro en su larga carrera, estableciendo todo un circuito de conciertos en las universidades estadounidenses, componiendo un oratorio clásico (‘A Light in the Wilderness’). Compuso al menos dos temas que hoy son parte del repertorio estándar (‘In Your Own Sweet Way’ y ‘Take Five’) y llegó a aparecer en la portada de Time.

Como si todos esos logros profesionales fueran poco, también disfrutó de una extensa vida familiar con su esposa Iola en su inusual residencia en Oakland, rodeada de pinos y eucaliptos. La pareja tuvo cinco hijos. Cuatro de ellos son músicos.

Dave Brubeck, quien cumpliría 92 años mañana jueves 6 de diciembre, murió ayer de una insuficiencia cardiaca en el Hospital Norwalk, en Hartford, Connecticut. Iba de camino a una cita con su cardiólogo.

No hay por qué derramar una lágrima por su fallecimiento. Lo que hay es que celebrar el embrujo eterno de su música.

  • 5Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 17 de abril de 2014
78ºF El Clima El Clima
Top

Ragui Vega Curry

En las tres décadas que lleva trabajando en El Nuevo Día, Rafael Guillermo Vega Curry, alias Ragui, ...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
12.07.2013

En gira por la buena música

Jonathan Suazo está consciente de que hay que dar para recibir. Y de que en la medida que se dé, se recibirá. Al joven saxofonista, quien tuvo su auspicioso debut en el Puerto Rico Heineken Jazzfest de este año y quien poco antes había estrenado su excepcional grabación “Extracts of a Desire”,...

15.06.2013

El trombón que llegó de Holanda

No hay que haber nacido en esta tierra para amarla como si fuese la propia, ni haberse criado con la salsa, la bomba y la plena para llevarlas en el corazón y transmitirle a otros su alegría. Una buena muestra de ello es la trombonista May Peters, natural de Holanda, pero afincada aquí desde 1...

28.05.2013

Una bandera boricua en Moscú

El pueblo de Dubna, a unas 78 millas al norte de Moscú, la capital de Rusia, va a disfrutar un inesperado regalo este mes de octubre: la presentación de una de las mejores bandas puertorriqueñas de jazz. Situado junto a la ribera del Volga y sede del Instituto ruso de Investigación Nuclear, D...

16.05.2013

Luquillo Blues

Para Charlie Sepúlveda, componer es más bien un asunto de inspiración que de trabajo o esfuerzo. Casi nunca, dice, se sienta deliberadamente a escribir. Las melodías le llegan de manera espontánea. Por lo tanto, a nadie debe extrañar que su más reciente álbum, “Luquillo Blues”, sea fruto de un...

1.04.2013

Zenón brinca la Rayuela de Cortázar

Hay varias maneras de leer Rayuela, el clásico de la literatura hispanoamericana. Su autor,  Julio Cortázar, propuso dos: siguiendo el orden natural de los capítulos o “brincándolos” en un orden diferente, como si la novela fuese el juego que le da su título, lo que crea un  desarrollo...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: