Top de la pagina

Blogs

Noticias

En el camino...

Mario Alegre Barrios

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4842 veces
24 de febrero de 2014

Hay que creérsela...

Llevamos tiempo con la diatriba de la degradación crediticia, que si el país es chatarra, que si estamos al borde del colapso, que si los azules tienen la culpa, que si los rojos también, en fin, que no valemos nada –excepto cuando se gana un campeonato de boxeo o una corona de belleza- y que el futuro pinta tan trágico como el de quien se lanza desde un avión sin paracaídas.

Habrá quienes digan que la última metáfora es imprecisa, que no nos lanzamos voluntariamente, sino que nos empujaron, pero lo cierto es que todos tenemos nuestra cuota de responsabilidad, los que votan y los que no, los primeros porque son quienes han elegido a los que poco a poco nos han empujado; los segundos por su indolencia, por su apatía, porque con su mirar de lejos han sido cómplices pasivos del desmadre.

Digamos en beneficio de los que votan y no, que las opciones de los últimos 25 años nunca han sido las mejores, que elegir cualquier candidato hubiese conducido al mismo descalabro, que desde hace mucho esa es la tragedia de nuestro intento de democracia y que las opciones actuales son igualmente desesperanzadoras.

Con el Gobierno como lastre perpetuo –sacarlo de la ecuación es una utopía que no nos hemos ganado- no parece quedarnos otra alternativa que –en lo posible- ignorarlo y comenzar el sinuoso proceso de reformularnos individualmente desde la médula, transformarnos de adentro hacia afuera, comenzar a erradicar conductas ancestralmente arraigadas al ADN boricua, porque no se trata de gentilicios, no de ser de aquí o allá, no de preferencias en cualquier orden, no de credos, no de ideologías, no de dioses o de la falta de ellos.

Se trata simplemente de ser lo que nunca hemos sido del todo, de intentar ser lo que aparenta parecernos un tanto ajeno: simplemente ciudadanos responsables. Responsables con nosotros mismos y con los que nos rodea, que por ahí se empieza y que por lógica se llega a eso que llamamos “país”.

En momentos como los que vivimos, esa responsabilidad parece ser la piedra de toque para comenzar a reconstruir el país que tanto anhelamos, digo, si es que es verdad eso de que deseamos algo así, si es que es cierto que estamos indignados –aunque sea un poco- de que nos “empujaran” a creer que somos chatarra, de que es culpa de los azules y de los rojos, en fin, de creer que no valemos nada, salvo cuando se gana un campeonato de boxeo o una corona de belleza.

Hay que empezar a creer que somos algo más –porque lo somos- y cada cual hacerlo desde su realidad más inmediata, desde su hogar, desde su lugar de trabajo, desde donde cultiva sus afectos y vive sus pasiones. Creer que somos mejor de lo que la realidad nos dice que somos. Creer que somos mejores ciudadanos, mejores trabajadores, mejores estudiantes, mejores padres, mejores hijos, mejores amigos, en fin, mejores personas. Creerlo y serlo.

Sé que todo esto puede sonar a utopía, sé que estas palabras pueden parecer quimera, pero si alguna esperanza tenemos, esa utopía –esa quimera- hay que creérsela.

marioalegreb@gmail.com

  • 2Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Domingo 20 de abril de 2014
88ºF El Clima El Clima
Top

Mario Alegre Barrios

Mario Alegre Barrios, oriundo de la Ciudad de México y residente en Puerto Rico desde 1977. Periodis...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
15.04.2014

Zombi

Durante las últimas dos semanas no corrí y esto, que puede parecer poco, para mí es demasiado, no solo por lo que significa emocionalmente ese ritual matutino, sino también porque -como he escrito antes- suelo escribir mientras corro y ahora, cuando debía elaborar algo para esta columna, me descubro...

27.03.2014

El racismo nuestro de cada día...

A Sandy le encanta el mar. Más que bañarse, le fascina observarlo, especialmente al amanecer, sentada cerca de la playa, tranquila, con la cabeza erguida y la vista vagando entre las olas y la línea del horizonte por la que asoman los primeros rayos del sol.Pero Sandy -la pobre- tiene dos problemas:...

20.03.2014

En buena onda, no me leas...

Es espinoso esto de dar consejos no pedidos, pero ni modo, se me antoja darlo. Veamos…No escribo para complacer ni para convencer. Hace muchos años que dejé de pensar en eso como brújula para mis palabras. Son varias las razones, pero no esas.Quienes me conocen saben de mis opiniones, de lo que creo...

18.03.2014

Mi amiga Lety, Maduro, el infierno y Caín...

Tengo una muy buena amiga a quien solo conozco a la distancia, hermana de un amigo de la niñez, una amiga a quien nunca he visto en persona pero que  aprecio profundamente, una amiga mexicana que -como yo- vive en otro país desde hace muchos años, un país que –como yo con este- lo ama como al p...

4.03.2014

Era una fiesta...

Fue hace muchos años, casi tantos como los que tengo en Puerto Rico. Fue en 1978 o 1979, no más tarde.  Fue una noche de algún día a media semana, en el Teatro de la Universidad de Puerto Rico. He olvidado casi todo, pero me basta con lo poco que queda en la memoria: dos o tres solitarios ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: