Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 7658 veces
29 de noviembre de 2012

Inventario de cumpleaños

Probado y comprobado: ¡la mayoría de los hombres padece de “yeyos” al cumplir años! Pero si le dejas pasar el “onomástico” por debajo de la mesa para no verlos deprimidos, se enchisman. Me acaba de pasar con mi gran amigo Ángel Antonio. ¡Con mil razones para defender y celebrar la alegría de vivir, y tan malagradecido!

Que conste, no generalizo porque no sería justa. Pero a través del tiempo he corroborado mi teoría “anti age” masculina.

Para ejemplo, con un botón basta: no exagero si digo que la calvicie le causa depresiones severas a la mayoría de los hombres cuando se acerca la fecha del cumpleaños. Algunos compran pelucas nuevas. Eso hizo un colega fotógrafo de otro medio que quería verse más joven que su esposa. Dicen que el viento que provocaron las aspas de un helicóptero le desnudaron la cabeza. En otra asignación, el mismo colega –de apellido grande y oriundo de Italia-  se separó del peluquín cuando se le enganchó en una rama seca. Me dijeron que era más guapo como pelón, porque el peluquín simulaba un nido de ave rara. Pero como fue cerca de su cumpleaños, casi se corta las venas. Para mí, se debió haber rapado la cabeza.

Hay otras historias “de tradición oral” sobre él, pero como ese periódico cerró hace más de 25 años, no voy a reciclar chismes de pelucas traviesas y ex colegas.

Mi amigo Ángel Antonio no usa peluca. No la necesita aunque continuamente se queja de que su cabellera esconde una maraña de cicatrices de terror. En mi opinión, evidencian los esfuerzos que han hecho neurocirujanos de dos países para extirparle el tumor cerebral que lo habita sin invitación. Para mí, son los “trofeos” que se ha ganado en la “Carrera de Vida 56k”. Un kilómetro por cada año de vida. Creo que debería estar feliz y agradecido por cada cumpleaños. Pero el bobolón se sume en una depre tan severa que ni acepta invitaciones a restaurantes donde los meseros se esgalillan cantando “cumpleaños feliz”.

Este año le dije a la esposa: “se lo celebran ustedes que yo no estoy pa’ berrinches; suficiente con los post electorales”.

La depre de Ángel Antonio explotó conmigo hace unos minutos. Me dijo que sólo lo felicitó la familia; que ni su bizcocho favorito le compraron. No estuve exenta del zarpazo: “y tú, de aquí pa’llá y de allá pa’cá… hasta a la inauguración de una exhibición en el Museo de Arte Contemporáneo fuiste.”

No le permití las acostumbradas letanías quejosas y le clavé la contestación que me va a ganar su cara larga por buen tiempo: “¡Toño, eres un ingrato! No te compraron el bizcocho de mousse de parcha porque la repostería aquella de Hato Rey, cerró. Oye, tu esposa y tus hijos se pudieron haber ahorrado una purrucha con un Sara Lee en vez del bizcocho de merengue de Plaza. Alégrate de que los tienes y te celebran hasta las sonrisas”.

Le iba a decir más, pero no quería que se me fuera la mano. Esta chatita siente que envejece con dignidad. Disfruto el bizcocho que me den. Transo hasta por un besito de coco invisible, pero con una vela, ¡aunque sea imaginaria! Es que la soplo tal cual se pide el deseo que se concede en los cumpleaños.

La verdad es que ese es mi momento de hacer el inventario de lo que tengo y lo que soy. En vez de exigir –en mi caso- un bizcocho de chocolate, le doy gracias a Dios por haber logrado disfrutar 365 días más, ¡y soplo!

Aunque su cumple fue hace 19 días, me regalé el lujo de soplarle lo que me salió del alma:

“¡Toño! Recuerda que no necesito bizcochos ni pésames. ‘Celebro mi Vida’ mañana. El sábado empiezo los festejos previos al 30 de noviembre del año que viene, rodeada de los que con su amor, perpetúan mi alegría de vivir. Allá tú, si te pierdes esa oportunidad!”

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Viernes 25 de abril de 2014
81ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

3.04.2014

Agua, besos, y más... (2)

Para seguir en la línea de los tratamientos complementarios y alternativos a la medicina tradicional, ¡hay que darse un chapuzón y recibir besucones de todos sabores! Agua y besos están indicados para prácticamente toda condición. Los sugieren para condiciones como paraplegia, hemiplegia, cuadraple...

28.03.2014

Alternativa, complementaria, y mucho más...

A mi amigo Ángel Antonio se le activa el lado perverso del cerebro cada vez que vemos un anuncio de algo, tal, mas-cual, y mucho más....  Elucubramos sobre todos los posibles más que se quedan en los tres puntos suspensivos... Y nos convertimos en los mejores libretistas de chistes bara...

21.03.2014

¿Filosofía chumba*?

*A los amigos de otras geografías, les explico que en puertorriqueño, el vocablo “chumbo (a)”, es un adjetivo descriptivo para todo aquél ser humano que sea escaso de nalgas. Esto es, aquél cuya espalda baja sea escasa y casi plana. O sea, que no tenga almohadita para sentarse y que cuanto se caiga ...

14.03.2014

Cabezas rapadas/solidaridad

La palabra “solidaridad” se queda corta al describir la risería nerviosa y la llorosa emoción con la que cientos de personas se despidieron de su cabellera ayer en la actividad “Uniendo Cabezas por los Niños de CAP”. Por el Coliseo Roberto Clemente pasaron más de 800 personas, que con abrazos...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: