Top de la pagina

Blogs

Negocios

Para tu consumo

Rafael Lama

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 623 veces
10 de octubre de 2010

Las ironías del PAN

El viernes entró en vigor el plan piloto del Departamento de la Familia  “Buen Provecho” que le permite a los beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) comprar alimentos preparados en establecimientos de comida rápida.

Papas fritas, batidas, hamburguesas, ensaladas, yogurts, mantecados, emparedados. Usted pida por esa boca que con el PAN  ahora se puede.

Claro no todos se benefician. El proyecto piloto es para tres grupos: Envejecientes, deambulantes y discapacitados.

Pero esto podría ampliarse  si prospera un proyecto de ley de la autoría de Jenniffer González  para permitirles a todos los beneficiarios del PAN  comprar alimentos preparados.

Irónicamente, mientras toda esta movida se cuaja aquí en  Puerto Rico, en Nueva York el alcalde Michael Bloomberg le está solicitando al Gobierno federal  permiso para prohibir que los beneficiarios de cupones de alimentos de dicha ciudad puedan comprar  refrescos o bebidas con un alto contenido de azúcar.

La movida de Bloomberg viene motivada por un esfuerzo agresivo de su administración para contrarrestar la obesidad.  Un esfuerzo que parece ir en una dirección totalmente contraria al plan “Buen Provecho”  de Puerto Rico.

Pero antes de que se alteren algunos lectores, sí, es cierto, con la tarjeta del PAN  cualquiera puede ir a un supermercado y comprar refrescos, manteca, papitas saladas y toda la grasa del mundo. También puede tomar un 25% de los fondos y sacarlo en  efectivo para  comprarse lo que quiera, incluyendo cigarrillos y whisky. 
 Pese a esto,  creo que la mirada que se le debe dar al PAN debe ir más allá de  si se compra el alimento en un fast food o en un supermercado.

Claro está, aquí en Puerto Rico los supermercados -al igual que otros grupos-   han puesto el grito en el cielo con el plan Buen Provecho,  mientras que los restaurantes han cabildeado para que se les permita participar del PAN. 

Esto no debe sorprender, considerando que Puerto Rico recibe $2,000 millones anuales por estos fondos y por razones obvias, todos van a querer una tajada.
Poniendo a un lado esta batalla, insisto en que la mirada y los esfuerzos deben enfocarse en  qué tipo de alimentos  se le permite a la gente comprar con estos fondos. 

Tanto en el supermercado  como en los fast foods se consigue tanto comida saludable como comida nefasta. Pues entonces, por qué no limitar los fondos del PAN a la compra de alimentos que sean saludables. Tanto en restaurantes como supermercados y fondas.

Hace dos semanas, le hice este mismo planteamiento a una persona y su respuesta fue: “Por favor, eso sería superdifícil. Además, el Estado no se tiene que meter en lo que la gente come”.

Difiero. Si Bloomberg hace unos días presentó un plan para prohibir los refrescos a estos beneficiarios, por qué en Puerto Rico no nos damos a la tarea de diseñar un plan que vaya más allá todavía. Un plan que sólo permita el uso de estos fondos para comida nutritiva.

Y perdonen, pero el  Estado sí se puede meter y decir lo que la gente debe comer si el dinero con el que se va a comer proviene de los contribuyentes.

En la medida en que tengamos una población más saludable, los costos de salud  deben disminuir. Esto no  nos vendría mal,  considerando, por ejemplo, que el  gasto en  tratamientos de condiciones crónicas en la Isla para el 2008 fue de   $5,000 millones, según datos publicados por El Nuevo Día. Esa cifra fue  un 5.4% del Producto Interno Bruto (PIB) de ese año. Tan sencillo como eso.

En arroz y habichuelas, lo que Puerto Rico le debe estar pidiendo al Gobierno federal es que se permita modificar el PAN para que lo gente coma bien, ya sea un lugar de comida rápida o en un supermercado.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 23 de abril de 2014
86ºF El Clima El Clima
Top

Rafael Lama

Rafael Lama es Editor de la sección Negocios de El Nuevo Día....

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
5.02.2014

Detrás de la canallada crediticia

Ayer en la tarde llegó el día que muchos temían y que a toda costa se quería evitar: La degradación del crédito de Puerto Rico a grado especulativo o chatarra, cortesía de Standard & Poors (S&P).Las implicaciones de esta movida trascenderán al sector gubernamental y salpicarán por doquier co...

24.01.2014

¡Caña, despierta boricua!

El proyecto para volver a sembrar caña en Puerto Rico, revelado el miércoles, no tardó en generar controversia.Rápido salieron voces a favor, exaltando la iniciativa de revivir esa colorida  industria que forma parte de la historia económica y social  de Puerto Rico y que para la década de...

20.01.2014

Antes de crear nuevos impuestos...

El escándalo por la investigación federal en los  Centros de Servicio al Conductor (Cesco), al igual que la controversia  por el aumento salarial ordenado para el director de la  Autoridad de Edificios Públicos (AEP), son evidencia contundente de que el Gobierno necesita con urgencia un reingeniería...

18.01.2014

Humanos vs. Robots

Trabajar hoy día  en una organización en la que múltiples generaciones convergen representa un reto de proporciones épicas. En nuestra edición de hoy de la revista Negocios reportamos precisamente, sobre los retos que conlleva la coexistencia de cuatro generaciones en un mismo lugar de trabajo, incl...

16.01.2014

Viviendo del cuento

Mientras se debate el futuro de la reforma al sistema de retiro de los maestros,  los distintos bandos siguen enfrascados en luchas individuales, adjudican  culpas de lado y lado, el reloj sigue corriendo y  Puerto Rico parece seguir perdiendo la perspectiva.   Hay quienes debat...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: