Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4778 veces
16 de mayo de 2013

Legislar para meditar

En ocasiones, las buenas intenciones pueden volcar una avalancha de reacciones negativas.

Ese parece ser el caso de la Resolución de la Cámara 522, con el propósito de crear una “Sala de Meditación de la Cámara de Representantes”. Si queremos que rime, se reduce a una “Resolución para la Meditación”.

Sin ánimo de santificar a unos, ni a condenar a las pailas del infierno a otros, felicito al legislador que tuvo la visión de llevar a tinta y papel la necesidad de inyectar una buena dosis paz y serenidad a la Casa de las Leyes con la creación de una “Sala de Meditación”.

Reconozco que el Capitolio nuestro, como todos en el mundo, es un epicentro natural de luchas extra, e intra partidistas donde se generan aguerridos debates y densos periodos de estrés. Coincido en que trabajar sin pausa 15 horas – o más- para aprobar leyes de madrugada, y a lo sususumuco, es un proceso intenso y cansón que requiere de pausas edificantes.  

Por otro lado, conozco de primera mano que tanto la oración como la meditación, son excelentes herramientas para neutralizar “malas vibras” y abrazarse a la serenidad que abre rutas de opciones sensatas al momento de tomar decisiones legislativas que nos beneficien como pueblo.

Sin embargo, quien aspire a puestos gubernamentales tiene que anticipar el trajín incluido en la “hoja de descripción de trabajo” de la candidatura. Los legisladores tienen que saber que como dicen nuestros sabios abuelos, “al que no le gusta el calor del fogón, no puede trabajar en la cocina”.

Si bien es cierto que la meditación tiene un poder liberador, estoy segura que muchos de los legisladores pueden tomarse unos minutitos aquí y otros minutitos allá para pedir Luz, Serenidad y Entendimiento al Ser Supremo en el que crean.

Según escuché esta mañana, desde el 2009 existe una sala de meditación en el Capitolio. Honestamente, no sé donde está. Tampoco estoy enterada si está tapiada, o convertida en almacén.

Con, o sin sala, entiendo que las meditaciones no se obligan, que deben ser espontáneas, a cualquier hora del día, y que no se tienen que limitar a un saloncito con inciensos, velas y música new age. No conozco la descripción del local, pero entiendo que mínimamente habría que transformar un espacio que aísle los mensajes de altavoz que anuncian las sesiones y los periodos de votación. De lo contrario, ¿cómo meditar?

Hasta donde sé, son y han sido muchos los políticos y jefes de agencias que empiezan su día con momentos íntimos de introspección. ¡No sé si antes o después de leer los periódicos!

Antes del mediodía de hoy jueves no puedo anticipar si la 522 prosperaría. Con todo lo que estará  sucediendo en la legislatura esta tarde, la 522 pudo haber sido una bola de humo para disipar los barullos de legislaciones más polémicas que se discuten hoy mismo.

Pero si hubiera que legislar mediante una resolución para meditar, buscar serenidad y entendimiento; si nos urge una resolución para obligar a la cordura, a la paz y al respeto a los que como pueblo seleccionamos para liderar el país… necesito saber si van a meditar antes, o después de formar berrinches, o de lanzar improperios, de traicionar por celos, o de boicotear proyectos que puedan echar pa’lante el proyecto de país que todos deseamos.

No me quiero imaginar el resultado de una investigación periodística que tabule las horas de meditación en la sala que se habilite a esos fines y la compare con la cantidad de proyectos en pro de nuestro bienestar.

¿Que por qué? Porque creo en la meditación y en la oración espontánea, genuina e íntima que redunde en ejemplos de cordura, paz y entendimiento. Porque no creo en espectáculos disfrazados de religiosidad. Porque a pesar de todo lo que he visto, todavía tengo fe y la certeza de que podemos ser un país digno.

La vida es una chulería… pero no inventen ni se disfracen de lo que no son.

¡Amén! 

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 20 de diciembre de 2014
74ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
5.12.2014

El arbolito imperfecto

Para Nélida Ramos & Aníbal Colón; Daniel Colón-Ramos & Emily Wang, y Alexandra, Beatriz y Caysani Como todos los años, espero a que pase el 30 de noviembre para comprar nuestro arbolito de Navidad. Hasta el 1ro. de diciembre, nada -nadita de nada- que insinúe  nuestra tempora...

27.11.2014

Gracias por las rebajas, San Pavo

“Hoy, San Pavo, gracias te doy por cuanto tengo. Por eso soy. Gracias por la oportunidad de tener amigos y familiares saludables que puedan hacer la Carrera del Pavo a las megatiendas por mí. Sabemos, San Pavo, que habrá personal del Departamento de la Familia velando por el bienestar de preñadas, g...

13.11.2014

¡Feliz celebraVida 2014!

Todavía no entiendo a la gente que le apestan los cumpleaños. Tampoco a los que se enfurecen con el espejo, que nunca miente. Gracias a los que se inventaron la supuesta maldición de que romper un espejo garantiza 7 años de mala suerte, continúan vivos esos cristales que reflejan verdades. Mi...

6.11.2014

Brittany

 Eleta en mi mundillo de “preocupaciones”, trataba de disfrutar un café –de esos quema lengua gringos- cuando los gritos de más de una decena de personas interrumpieron mis divagaciones.  Dos mujeres se agarraron las greñas con tal desesperación que pensé que se les caerían las exte...

10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: