Top de la pagina

Blogs

Noticias

Las cosas por su nombre

Benjamín Torres Gotay

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 10088 veces
6 de enero de 2013

Machetazo a la irracionalidad

Salvo en las comedias de lo absurdo, las bodas casi nunca terminan en pelea. Mas como la vida aquí parece muchas veces una comedia de lo absurdo, la boda de Alejandro García Padilla con el pueblo de Puerto Rico ha terminado en una tremenda trifulca en la que, en este momento, solo faltan las figas, las manoplas y las mentadas de madre.

La culpa la tienen los líderes legislativos del Partido Popular Democrático (PPD), Eduardo Bhatia y Jaime Perelló, quienes sacaron a pasear apenas comenzado el cuatrienio una de las más feas costumbres de los políticos de todas las latitudes y generaciones: en campaña prometo lo que sea que la gente quiera oir, y en el gobierno cumplo lo que no me afecte a mí ni a quienes sostienen mis privilegios.

Quieren, por lo tanto, hacerse locos en cuanto a la que tal vez sea la principal promesa del gobernador Alejandro García Padilla: volver a la figura del legislador a tiempo parcial como elemento central de una reforma legislativa radical que acabe con la desvergüenza, la inmoralidad, el relajo, la desfachatez y los abusos que por décadas se han venido cometiendo en el Capitolio contra el pueblo.

El día después de las elecciones, Bhatia y Perelló se dieron cuenta de repente de que puede ser y que muy peligroso obligar a los senadores y representantes a buscarse un sueldito en la empresa privada, como se cree que puede pasar si se vuelve a la figura del legislador ciudadano. Parece que no saben que, con todo y legislador a tiempo completo, y su descarada compensación, llevamos años siendo golpeados por casos de políticos que como quiera se buscan su billetito privado por el lado.

Pero no nos equivoquemos con los planteamientos de Bhatia y Perelló. Sus argumentos de que al país no le convienen legisladores a tiempo parcial no son descabellados. Puede que haya algo de razón en eso. Lo que no han podido explicar, ni podrán, es por qué no lo plantearon durante la campaña y nos dejan otra vez con la sensación de que nos tomaron el pelo cuando eran candidatos. Eso es lo que tiene a la gente indignada.

Bhatia dice que se opuso en la Junta de Gobierno del PPD y fue derrotado. Pues si tiene objeciones tan fuertes al legislador a tiempo parcial tenía dos opciones: seguir planteándolo durante la campaña o renunciar a la candidatura si de verdad cree que es tan malo lo que se plantea en el programa del partido bajo cuya insignia se postuló.

A Bhatia se le zafó en estos días en público que el gobernador García Padilla anda irracional con este tema. Pues debería saber que el pueblo entero acompaña a García Padilla en esta irracionalidad, porque está harto de la otra irracionalidad de que, con un país en quiebra, los legisladores tengan sueldazos de ejecutivo, se les paguen dietas por ir a trabajar, se les dé la inmoral cifra de $1,500 mensuales para que tengan carro de lujo, se les alimente de cachete en el Capitolio y se les provean jugosos presupuestos para contratar amigos y seres queridos.

Bhatia tiene una trayectoria honorable. El país lo quiere porque lo vio a diario durante el pasado cuatrienio haciéndole frente a los abusos de Thomas Rivera Schatz y porque se sumó sin titubear a los que defendieron la presunción de inocencia durante el referéndum de la fianza, entre otras cosas. Perelló, por el contrario, es un enigma. Nadie sabe bien por dónde viene ni hacia dónde va. Pero no hay nada en su historial que haga pensar que es una persona deshonesta.

Aun así, no está claro si alguno de los dos tiene idea de la posición desdichada en que se han colocado, pues ahora están siendo vistos como los portaestandartes de toda la inmoralidad que ha tenido lugar en la Legislatura por años. Parecería que están defendiendo los abusos que desde allí se cometen contra el pueblo.

Ambos tienen cómo arreglarse: en la primera sesión, es más, el primer día, eliminen las dietas, los estipendios para los carros, bájenle el salario a todo el mundo, cobren por los almuerzos, recorten los presupuestos, acaben con el batatal político en la Legislatura. No tienen que pedirle permiso a nadie para eso. En eso, supuestamente, no hay desacuerdo.

Ya, ayer en la tarde, los senadores del PPD dieron un primer paso en ese sentido. Conclúyanlo. Sin trucos. En ambas cámaras.

A la gente, en el fondo, no le importa si los legisladores son a tiempo completo o parcial. Lo que ofende, lo que es un escupitajo en el rostro de todo trabajador decente en este país, es todos esos privilegios de los que gozan los legisladores. Si le dan machete a eso sin titubear, sin duda se les perdona lo de los pasados días.

Metan mano a ver si es verdad.

  • 14Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 24 de julio de 2014
88ºF El Clima El Clima
Top

Benjamín Torres Gotay

Benjamín Torres Gotay ha ejercido el periodismo de manera ininterrumpida desde su graduación de la ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
20.07.2014

El gobernador no tiene quien le escriba

Todos sabemos que el Partido Popular Democrático (PPD) considera al Estado Libre Asociado (ELA) su obra cumbre. La verdad es que fue  creación de Estados Unidos para mantener el dominio colonial sobre Puerto Rico mientras daba la falsa apariencia de que aquí había habido un proceso de autod...

13.07.2014

El pueblo contra la deuda

Lo dicen con una franqueza que hiere, las tres agencias clasificadoras en lenguaje casi idéntico: el crédito del pueblo puertorriqueño se hundió aún más en la categoría de chatarra la pasada semana porque en la comunidad financiera existe el temor de que, en este tiempo aciago de estrechez y crujir ...

6.07.2014

La alegoría del explorador

El explorador llega a la falda de la montaña que tiene que escalar, mira hacia arriba y no ve la cima. Ve el laberíntico follaje, las inimaginables pendientes y las descomunables rocas u oye el potente rugido de las bestias y el inquietante zumbido de las sabandijas. Ve y oye todo eso, pero no la ci...

8.06.2014

El cuchillo en la boca

Recuerden bien la escena del jueves: cientos de camisas verdes, manos arriba, rostros sudorosos cantando consignas, bloqueando el túnel de Minillas, una de las principales vías de la ciudad, llevándole su queja al país. Recuérdela, porque dentro de poco eso le parecerá un juego. Dentro de...

1.06.2014

La vagancia como doctrina

Es como si fuera la escena de una película. Abajo, edificios son arrasados, fuegos consumen cuadras enteras, escasean alimentos, las gentes corren despavoridas por las calles, no queda piedra sobre piedra, el apocalipsis está cerca. Desde arriba, ellos, protegidos por tradiciones innombrables, ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: