Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Cuentos de carretera

Los Rivera

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 5224 veces
6 de enero de 2013

Magia que no se toca

Abrió la bolsa mientras su madre conducía la 4runner y comenzó la pataleta.

-Mami, el coquito ese verde que te estás tomando te está afectando. En serio crees que yo me voy a poner la barba esa de embuste que pica, reaccionó incrédulo Manolo.

-Por la ilusión uno se sacrifica, le recordó Carmela.

La víspera de Reyes se celebraría de manera especial en casa de los Rivera. Tití Mildred y Zuleika podrían estar en Estados Unidos de paseo pero ni Manuel ni Carmela estaban dispuestos a celebrar sin ellas. Milimari cumplió la petición de su papá y le abrió una cuenta de Skype en su laptop y se aseguró que la tía y la prima tuvieran acceso a una para realizar la llamada en vídeo. 

Más que hablar, había que verse y la tecnología los complacería. A las siete en punto de la noche hicieron la conexión.

-Wepa, ¿cómo están mi hermana preciosa y mi sobrina linda?, saludó Manuel.

-Muá, un beso sonao para tío, envió la pequeña Zuleika. 

-Tití tienes el pelo fabuloso, el frío es el mejor amigo del blower, dijo Milimari mientras Mildred presumía melena.

-Ay Vírgen Mildred ustedes se ven como arropás, ¿hace mucho frío?

-El frío está pelú, mi nariz está como la de Rudolph, contestó Zuleika acercando el rostro a la pantalla.

-¿Y mi querido Manolo?, quiso saber la tía.

-Aquí titi, ¿ya me compraste un regalo?, preguntó el adolescente.

-Nene, no se compran tienes que pedírselo a los Reyes, le explicó Zuleika, ¿tú te portaste bien?

Manolo recibió un pisotón de su madre y una mirada asesina de su padre.

-Porque el que no cree en los Reyes no recibe nada, nadita de nada, agregó la nena enfatizando con el dedo índice.

-Claro Zule, respaldó Milimari.

-Ay Dios mío, míralo ahí, gritó la nena con temor y emoción combinados.

-¿De quién tú hablas?, preguntó Manolo sorprendido.

-Un Rey Mago acaba de saludarme, está allá lejos, como parado en la marquesina. Tiene a Zucarita al hombro y mucha barba. Yo creo que es Melchor, seguía describiendo Zule.

-Sí mija, Melchor quiso saludarte, anunció Carmela y el resto de los Rivera, incrédulos, se voltearon a mirarlo.

Manolo reconoció la barba que no quiso usar. Fue incapaz de reconocer el Rey Mago que le sonreía desde la marquesina.


  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Martes 29 de julio de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top

Los Rivera

¡Móntateeeee! Grito de guerra, súplica o mandato mañanero; cualquiera de las tres aplica si de descr...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
7.10.2013

Adiós don Jacinto

La carta con sobre violeta evitaba que don Jacinto -el vecino de toda la vida de Manuel, Carmela, Milimari y Manolo en Jardines Gardens- confundiera la misiva con cuentas que debía pagar. Captó la atención de sus ojos cansados y abrió el sobre. “Querido vecino don Jacinto, leía el encabezado.&n...

30.09.2013

Negro clarito

El arte de “tintear” los cristales  oscuros requiere, al mismo tiempo, dominar la labia para justificar su existencia. Omayra, la amiga de infancia de Milimari, estaba empeñada en oscurecer los de su carro como prueba de su devoción al misterio.-Sí, claro. A ti lo que te interesa es stakear a P...

23.09.2013

Agua pa’ los gallos

Sentado en una silla plástica el hombre daba instrucciones a la entrada del estacionamiento en Río Piedras. Estaba rodeado de gallos con el plumaje brilloso por el aguacero que los había rociado. -Mire míster, siga hasta el final y estaciónese contra la pared pero mirando de frente, instruyó el...

25.08.2013

D-E-L-E-T-R-E-O

En trance y poco a poco, una mujer treintona dobla su cuerpo a la mitad  hasta que su cabeza casi roza el suelo. Está junto a una guagua, con la parte trasera sin capota, a la que un hombre le pinta con pincel un mensaje en el lateral. Otra mujer, quizá cuarentona, se acerca hacia ambos con los...

12.08.2013

Había una vez un circo

La más débil de todas las bocinas antes escuchadas por Manuel sonaba a su lado. Era como un aguaje, como el recordatorio de algo venido a menos. A mucho menos.Pensó en el bochorno que implicaba sonarla. En el valor que debía tener el conductor que exigía atención con aquel chorrito de sonido.Pero él...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: