Top de la pagina

Blogs

Noticias

Pasaporte boricua

Fufi Santori

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 11758 veces
29 de enero de 2013

Mi aeropuerto

En el año 1954 cursaba mi segundo semestre de ingeniería en el Colegio de Mayaguez. En el verano de ese año me mudé para la casa de un tío mío en el Condado para jugar con los Cangrejeros del Santurce en el Basket Boricua.

Aficionado al fin y ya casado, vivía de cupones familiares y dietas que,  de vez en cuando, me obsequiaba el apoderado Wiso Purcell. Había rechazado una mejor oferta de Ponce optando por unirme a mis amigos y compañeros del equipo sub campeón de 1951 incluyendo a mi ídolo Pedro Ismael Prado y a mi 'coach' Víctor Mario Pérez. Formábamos un trabuco campeonil. Los Leones evitaron ese gran propósito pero esa es otra historia.

 Salvador V. Caro, 'eterno colegial'  y padrino de todos los colegiales como yo, enterado sobre mi precaria situación económica, me consiguió un trabajo en una de las brigadas que trabajaba en la construcción de un enorme aeropuerto en isla verde. Y así todas las madrugadas, exactamente a las 5:30 mi 'grupo' me recogía en mi hogar para llevarme a unas de las pistas del proyecto.

Allí, asistía a un técnico de suelos, con quien aprendí a hacer las pruebas pertinentes que garantizarían la consistencia y solidez del terreno para que se convirtiera en una pista segura para el aterrizaje de aviones comerciales de todas las dimensiones.

El día lo pasaba con este joven que no era ingeniero pero sabía muchísimo de lo que hacía y no fueron pocas las veces que venteaba su frustración diciéndome algo así como; “ “cosas tiene la vida, tu, que no sabes un carajo de estos procedimientos, algún día vas a ser ingeniero y te harás de muchos chavos mientras yo, si no estudio y me hago de un título, seguiré haciendo lo que hago ahora”.

Tenía razón en todo lo que  dijo excepto en una cosa: nunca hice mucho dinero. No recuerdo su nombre pero cuando lea esta columna , si la lee, se acordará de su discípulo.

Sería hiperbólico alegar que por esos tres meses de trabajo 'forzado' una parte del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín es mía. Pero ahora que se debate la titularidad de esa obra monumental que hicimos manos puertorriqueñas me entristece el que otros puertorriqueños , graduados quizás de Harvard y Yale  y con doctorados  que los distinguen, no hayan podido administrar y mantener exitosamente una obra que tanto significa para todos los puertorriqueños; los de aq uí y los de allá, porque, no se engañen compatriotas, ese aeropuerto es nuestro , no solo porque se ubica en Puerto Rico y porque lo construyera el músculo y la inteligencia boricua, sino porque SOMOS LOS PUERTORRIQUEÑOS su mayor y mejor clientela.

Para mí, el aeropuerto de una NACIÓN es tan sagrado como su Capitolio.

Los detalles que se exponen en los medios de comunicación  calificando el alquilar mi aeropuerto por 40 años incluyen suma y resta de números; de deudas; de balances financieros , de salarios y el desempleo y un referéndum entre economistas lo resume como UN MAL NEGOCIO.

Si ese contrato se firmó en octubre del 2011 se hizo a espaldas del Pueblo. Y ahora resulta que Alejandro tiene que validar lo que firmó Fortuño. Pudo haber vendido La Fortaleza. ¿ Y entonces qué ?

Mucho me requetejoroba el eufemismo de Alianza Público Privadas. Pura vaselina capitalista. Suena bien pero como duele. Pensar que los puertorriqueños no podemos administrar eficientemente  servicios que son esenciales para nuestro Pueblo es dar pábulo a las inferencias de que somos brutos o vagos; o las dos cosas.

  A veces pienso en mi Puerto Rico; porque lo he vivido por ocho décadas,  porque lo conozco, porque lo quiero y quiero a su gente.

Una vez, Luis Muñoz Rivera, desahogándose de frustraciones al ver como los 'americanos', además de mantenernos como colonia estaban comprándolo todo (centrales azucareras, tierras etc.) sentenció : “ “En Puerto Rico ya nada es nuestro”.

Terminaré con una expresión que viene muy al caso.

MI AEROPUERTO ES PUERTO RICO.

Y la patria ni se vende ni se alquila. 

  • 38Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Martes 25 de noviembre de 2014
80ºF El Clima El Clima
Top

Fufi Santori

José Santori Coll nació en Santurce y luego de estudiar en el Colegio San José de Río Piedras termin...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
25.11.2014

FERGUSON

FERGUSON es una ciudad adyacente a San Luis en el estado de Missouri en la cual conviven unas 21,000 personas y catorce mil de ellas son de la raza negra. Su departamento de la policía se compone de unos cincuenta efectivos, 47 de ellos de raza blanca, reflejo de la regencia de esa comunidad del sur...

16.11.2014

Terror

Aunque Puerto Rico sufre una crisis fiscal en el coloniaje de siempre y algunas inmoralidades sociológicas, la verdad es que vivimos a miles de millas del TERROR que han sembrado en medio mundo las santísimas guerras religiosas-que son irracionales, inexplicables e interminables. Lo mismo en ...

8.11.2014

El mito de la igualdad

Es creer  en cuento de camino afirmar que  el Congreso   de los Estados Unidos de América podría considerar como iguales de sus americanos a unos puertorriqueños  con rasgos  que definen una nacionalidad tan distinta a la suya y que, luego de un siglo de tutelaje político...

27.10.2014

CRISIS

Cada cierto tiempo la sociedad americana’ se estremece con homicidios infantiles. En el más reciente, un teenager en una escuela de Seattle, Washington mató a una de sus compañeras  e hirió a otros cuatro antes de quitarse la vida (una de las heridas murió en el hospital).  El pistoler...

7.10.2014

Beau geste

Alejandro García Padilla  visitó a Oscar López Rivera en la prisión federal de Terre Haute en un gesto que confirma la calidad de su personalidad como humanista, como puertorriqueño y como un gobernador capaz de representar con valentía las causas justas de su Pueblo, de su gente, de su Puerto ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: