Top de la pagina

Blogs

Noticias

Historias Majaderas

Pedro Reina Pérez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 22531 veces
12 de julio de 2013

Quo Vadis?

Mentir ha sido desde siempre una de las tareas más indignas de gobernar. Fingir, disimular y hasta encubrir le acompañan de manera ancilar como requisito a todo el que ejerza el oficio, por mucho que quiera uno ceñirse a la comodidad de la utopía. Ahora bien, hay mentiras y hay mentiras como bien ha demostrado a lo largo de su trayectoria el Partido Popular Democrático. Ningún imperio impone su ley sin alguna complicidad de los subordinados. Sin embargo, si existe un terreno de la cosa pública que los populares han dominado a su antojo, ha sido el ámbito de la cultura. Y eso no es poca cosa, porque es desde la cultura y sus representaciones que se movilizan los ritos de la identidad que, en Puerto Rico complacen y tranquilizan a un sector considerable de la población. Por eso asombra que esta administración, heredera de una larga tradición de nacionalismo oportuno, haya descuidado atender este renglón que tanta simpatía le ganaba, mientras se ocupaba de consumar el ultraje pertinaz y despiadado del bolsillo ciudadano. El Gobernador peca de acción así como de omisión ante su público más leal, al ignorar el estado precario de las agencias públicas de cultura que languidecen bajo el peso cruel del deterioro y la insolvencia. El asunto sorprende y de qué forma.Desde el izamiento de la bandera de Muñoz Marín en 1952 hasta las obras faraónicas de Hernández Colón en 1992, el Partido Popular Democrático ha dominado la dramaturgia de la puertorriqueñidad con una pericia nada despreciable. Bajo su tutela efectiva se crearon las instituciones que alimentaron los rasgos de nuestra identidad contemporánea, con una lista de aciertos en materia de preservación del patrimonio material, difusión de ciertas tradiciones populares y expansión del capital intelectual en artes y letras. El agregado de estas actividades dio sustento a nuestras aulas, inspiró a nuevas generacionefuente de energía para crear, aunque el anexionismo siempre intentara ponerle sordina a estas aristas en cada oportunidad que pudo. Por eso no se explica que a siete meses del regreso a la gobernación, el Instituto de Cultura, el Archivo General, la Editorial de la UPR y la Corporación de Puerto Rico para la Difusión Pública, por mencionar algunas, esperen por algún gesto, alguna palabra que rebase acaso la mera caricia de consolación. La primera oportunidad de asumir postura clara la desperdició el ejecutivo en enero al respaldar con su silencio las acciones cuestionables de la Junta de Directores del Conservatorio de Música. Las subsiguientes instancias perdidas son demasiadas para enumerarlas, pero baste decir que se caracterizan por una falta de visión e iniciativa que—huelga decirlo—se han vuelto signos definitorios de la personalidad del incumbente.Que hoy solo se debata si la cultura debe ser una secretaría en vez de una corporación pública, mientras faltan los recursos para proteger las inversiones ya realizadas, o que se especule frívolamente sobre cuál debe ser el candidato o la candidata mientras se atraviesan encrucijadas operacionales, lo único que indica es que el asunto está—en el argot del paracaidismo—en plena caída libre. Y cada día que pasa sin una acción definitiva deteriora la confianza a tal punto que cuando finalmente se resuelva alguna concertación ya el daño será permanente. El que me porfíe que camine por las calles de San Juan, Santurce o Río Piedras haciendo inventario de los monumentos en medio de las ruinas. El Museo de Arte, el Conservatorio, la Universidad. Eso no desconoce que haya gestores, creadores y provocadores ensayando respuestas. Pero los bolsillos son más pequeños, y las posibilidades más remotas. Si algo podemos decir es que no hubo engaño, simplemente la confirmación de que la encomienda fue superior al ejecutante. Faltó voluntad. Era apremiante, sin duda, pero no compleja.

Sígueme en Twitter @pedroreinaperez


  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Viernes 29 de agosto de 2014
79ºF El Clima El Clima
Top

Pedro Reina Pérez

Para no olvidar, me hice escritor y periodista. Escribo para para conversar con los que hacen fila c...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
29.07.2014

Patrimonio ¿Privatizado?

Reproduzco con autorización un escrito del Puerto Rico Historic Buildings Drawings Society publicado en su página de Facebook en el que examina desarrollos recientes en la gestión de parte del patrimonio edificado del viejo San Juan, que merece la mayor difusión en aras de animar un diálogo público ...

21.03.2014

En torno a la impotencia

Un debate importante se celebró recientemente en la Universidad de Harvard en torno a los casos insulares, ese conjunto de decisiones de la Corte Suprema de Estados Unidos entre 1901 y 1905, que legitimó el control político de Estados Unidos sobre sus nuevos territorios, e instaló la desigualdad en ...

19.07.2013

Legisbasura

Ahora que sabemos que los $73,000 del salario básico de los legisladores no dan para vivir, según Eduardo Ferrer, y que el reembolso de $900 mensuales que propuso el presidente de la Cámara Jaime Perelló fue rechazado a son de plena, es oportuno pararse a pensar en qué se ha convertido la legislatur...

12.07.2013

Quo Vadis?

Mentir ha sido desde siempre una de las tareas más indignas de gobernar. Fingir, disimular y hasta encubrir le acompañan de manera ancilar como requisito a todo el que ejerza el oficio, por mucho que quiera uno ceñirse a la comodidad de la utopía. Ahora bien, hay mentiras y hay mentiras como bien ha...

17.06.2013

De una isla a otra

-Con el Orfeón San Juan Bautista en Montreal, Canadá Desde lo más alto de la ciudad en el Monte Real ofreció el pasado jueves 14  el Orfeón San Juan Bautista el primero de dos conciertos en esta vetusta ciudad de la Canadá francófona, en la última semana de la primavera. En este hermoso emplaza...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: