Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4865 veces
27 de febrero de 2014

Síndrome Chatarrascoide

No es secreto que mi amigo Toño es un hipocondriaco de siete suelas. Se contagia de todo; hasta de lo que no se pega. Para decir más, cuando siente un mini-micro movimiento telúrico, jura que tiene Parkinson; y si se sobresalta por un bocinazo en la carretera, pide que cambien la ruta, que lo lleven al Hospital Cardiovascular, y que la cirugía de corazón abierto quede bien cerrada.

A la menor provocación, se inventa condiciones con síntomas tan incompatibles que no existirían ni en los libros de medicina de una película ciencia-ficción.

Ahora, con la situación fiscal del país y la degradación de los bonos nacionales a nivel de chatarra, mi querido amigo ha retomado su actitud fatalista con el nombre de la clasificación bancaria.

La segunda semana de febrero le empezó una carraspera provocada por la nube de polvo del Sahara que todavía no ha llegado a Puerto Rico. Vio de raspón el mapa del pronóstico del tiempo y determinó que el manchón rojo en proceso de salir de las costas africanas, ya lo tenían “como chatarra”.

Yo lo miré, apreté la bemba y la viré de medio ganchete –como el del tipo del letrero que dice que no fía- ,y lo diagnostiqué con el “Síndrome Chatarrascoide Autodestructivo a Nivel Agudo”.

Fue feliz. Le plació que le dijeran que tenía un síndrome agudo, aunque sonara a "hemorroides".

Pensé decirle que estaba en etapa avanzada irreversible llevarlo al regocijo total. Pero me aterró la idea de que asustara a sus amigos hipocondriacos a través de un tuíter que anunciara la nueva enfermedad.

Opté por decirle que tanto el Síndrome que él padecía, como el del país, pueden tener remedio. Le advertí que el proceso de sanación del Síndrome Chatarrascoide es lento, sacrificado y costoso, pero tiene posibilidades de recuperación. Viró los ojos hacia el techo sin subir la cabeza, y casi muero.

¡Pensé que convulsaba!

Para enmendar la sinvergüencería que le había jugado, empecé a dorarle la píldora contra la Chatarrería de los bonos. Le dije que hay esperanzas y opciones para superar la paupérrima situación fiscal. Le aseguré que podemos sacar los pies del plato si nos arremangamos la camisa, nos dejamos de egoísmos y de exigir “bonos de productividad” por hacer bien el trabajo que se supone que se haga bien.

Cuando empezó a repetir el mantra “respirar profundo y trabajar; producir, trabajar y exportar, trabajar y vender para generar; echar pa’lante a Puerto Rico porque no somos chatarra… podemos ponernos de pie…”, aproveché la oportunidad para desprogramarle la hipocondría-fatalista-depresiva.

“¡Toño! Déjate de toñerías. Tú no puedes quedarte sumergido en el Síndrome Chatarrescoisde. Los bonos del gobierno de Puerto Rico están a nivel de chatarra, y ya. Es un hecho, y hay que afrontarlo. Hay que apretarse el cincho y dejar de ser mantenidos. Es cuestión de tomar acción; de arroparse hasta donde alcance la sabana; de cocinar “loque” (lo que haya en la alacena), y de recalentar.

“La vida es una chulería. Pero este es el momento de actuar. Al fin de cuentas, como país no nos vamos a dar el lujo de autodestruirnos por un catarro que se convirtió en pulmonía Triple Chatarra y nos tiene en Intensivo.

“Y tú, ¡Toño! De nuevo, déjate de toñerías… tómate el aceite de hígado de bacalao y tus vitaminas, no sea que también caigas en la Unidad de Cuidado Intensivo por cuenta de la nube de polvo del Sahara que todavía no cruza el Atlántico”.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 20 de agosto de 2014
85ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

3.04.2014

Agua, besos, y más... (2)

Para seguir en la línea de los tratamientos complementarios y alternativos a la medicina tradicional, ¡hay que darse un chapuzón y recibir besucones de todos sabores! Agua y besos están indicados para prácticamente toda condición. Los sugieren para condiciones como paraplegia, hemiplegia, cuadraple...

28.03.2014

Alternativa, complementaria, y mucho más...

A mi amigo Ángel Antonio se le activa el lado perverso del cerebro cada vez que vemos un anuncio de algo, tal, mas-cual, y mucho más....  Elucubramos sobre todos los posibles más que se quedan en los tres puntos suspensivos... Y nos convertimos en los mejores libretistas de chistes bara...

21.03.2014

¿Filosofía chumba*?

*A los amigos de otras geografías, les explico que en puertorriqueño, el vocablo “chumbo (a)”, es un adjetivo descriptivo para todo aquél ser humano que sea escaso de nalgas. Esto es, aquél cuya espalda baja sea escasa y casi plana. O sea, que no tenga almohadita para sentarse y que cuanto se caiga ...

14.03.2014

Cabezas rapadas/solidaridad

La palabra “solidaridad” se queda corta al describir la risería nerviosa y la llorosa emoción con la que cientos de personas se despidieron de su cabellera ayer en la actividad “Uniendo Cabezas por los Niños de CAP”. Por el Coliseo Roberto Clemente pasaron más de 800 personas, que con abrazos...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: