Top de la pagina

Blogs

Noticias

Eso es así

Nelson Gabriel Berríos

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 15932 veces
29 de junio de 2012

Stefano y nuestros muertos de cada día

“Este es un buen día para un carjacking”, se dijeron Alexis y “Menor” antes de irse a la caza de autos . Ese fue un trágico día para Stefano, quien guiaba la guagua interceptada por el dúo. Lo chocan. Violencia. Disparos, Sangre. Muerte. Ese fue un pésimo día para Puerto Rico.

Con el corazón roto, miles de padres y madres boricuas sufrimos el cruel asesinato de Stefano Steensbakkers Betancourt, como si fuera nuestro hijo. Y en cierta forma lo es. Un joven estupendo cayó víctima de la salvaje matanza diaria de las calles boricuas. Sólo tenía 17 años. Una prometedora vida se nos fue. Por el maldito robo de un carro. Los papás miramos el rostro afable de Stefano y cómo no pensar en nuestros hijos, en cómo nos quedamos con el alma en vilo cada vez que los muchachos salen de la casa... La historia de Stefano nos golpea al hacer real la peor de las pesadillas.

Hoy, en honor a Stefano, muchos convocaron a vestir de blanco en reclamo por la paz perdida en esta Isla manchada de sangre a diario. El domingo mataron a Stefano y esta semana ya son 11 los asesinados a mansalva. Entre éstos, el gerente en un robo a un restaurante de comida rápida y otro joven de 18 años que se ganaba la vida como disc jockey a quien le pegaron un tiro en una fiesta de estudiantes en Cidra. El año pasado fueron 1,136 los asesinatos que llenaron de luto a tantas familias. Aunque van a un ritmo menor, no es consuelo para nadie en este 2012 la espeluznante cifra de 457 víctimas del crimen, como Stefano.


¿Y quién era Stefano Steenbakkers Betancourt? “Un muchacho bueno, bueno, un caballero, un artista en todo el sentido de la palabra, el ser más noble que he conocido, un líder”, así han descrito amigos de su familia, maestros y compañeros de Baldwin School a este joven de ascendencia holandesa y boricua que vivió la mitad de su vida en Puerto Rico, que hablaba tres idiomas, se destacaba como artista gráfico y se disponía a viajar en julio con su papá Eric para seguir estudios en Holanda. Su meta era especializarse en Relaciones Internacionales.

Tenía un futuro brillante que unas balas fatídicas troncharon el pasado domingo cuando Alexis Amador Higgins, de 23 años, y un tal “Menor” lo divisaron mientras Stefano guiaba el Lexus de su abuela por la carretera 693, a corta distancia del cuartel de la Policía de Dorado. Por robarse la guagua no les importó llevarse de frente la vida de un joven ejemplar y los pedazos de las almas de su padre Eric, su madre Zorimar, de su hermana Anna, de sus amigos que también murieron un poco con él.

¿Por qué matarlo? Si lo que querían era la guagua... El desprecio a la vida y el no dejar un potencial testigo está contagiando a los criminales de este país desesperante para liquidar a cualquiera en un carjacking, en el robo a una tienda, en el escalamiento a un hogar. Tiempos desgraciados estos que están empujando a miles de puertorriqueños a emigrar de este país. ¿Quién puede culparlos por el “sálvese quien pueda”?

Algo inusual en este crimen es que Stefano ayudó a esclarecer su propio caso cuando llamó por celular a un pariente y le dijo el número de tablilla del auto que lo estaba chocando. Esa fue la pista para llegar a Alexis, quien confesó el crimen pero le atribuye al tal “Menor” haber halado el gatillo.

En cuanto al Alexis, hasta su madre, avergonzada y llorosa, se solidarizó con la mamá de Stefano. El individuo, de 23 años, tenía una niña de cuatro, era técnico de refrigeración y ayudaba a su papá dando mantenimiento de acondicionadores de aire. Hace unos meses salió en las noticias, en aquella ocasión como víctima, cuando lo hirieron de bala, supuestamente al sacar dinero de una ATH. No debía andar en buenos pasos cuando tenía como amigo a un tipejos que decide de buenas a primeras robarse un carro. ¿Ya lo habrían hecho antes? Ese día bueno para carjacking, Alexis y “Menor” (que aún se espera sea arrestado) troncharon también sus vidas al encarar cadena perpetua o una posible pena de muerte, que de darse sería la primera en la Isla en muchos años.

Stefano, quien aún después de muerto dio vida a otros cuando la familiara decidió donar sus órganos, no será olvidado porque su injusta partida nos estremeció y nos llevó a reflexionar a todos a dónde rayos va este país. Lamentablemente nadie tiene respuestas fáciles. Esta desgracia del crimen implicaría, más allá de líneas partidistas (¿sueño imposible?), que gobierno y ciudadanía, la mucha gente buena que sí existe en este país, se unieran para delinear estrategias a corto y largo plazo. Sembrar valores en las escuelas, Rehabilitar adictos y confinados en nuestras cárceles. Experimentar con medicación de la droga. Reeducar sobre violencia de género. Reforzar la seguridad. Que los crímenes no queden impunes. Mejorar la economía para que haya opciones a la actividad criminal. Casi nada.

¿Tiene remedio esta violencia criminal que está desmoronando a Puerto Rico? ¿Qué ustedes creen?

Si quieres comunicarte con Nelson Gabriel Berríos puedes escribirle a nberrios@elnuevodia.com

  • 69Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Miércoles 1 de octubre de 2014
90ºF El Clima El Clima
Top

Nelson Gabriel Berríos

Nelson Gabriel Berríos es escritor y bloguero, consultor en medios de comunicación y redes sociales....

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
2.02.2014

Luis Raúl, gracias por la risa

De tanto hacernos reír, hoy tenemos que llorar su súbita partida. Se nos fue Luis Raúl, un genial comediante que retrató como nadie lo cómico del diario vivir de nuestro Puerto Rico. Luis Raúl Martínez, el gran artista capaz de provocarnos un ataque de risa aún en nuestro peor momento. Nos deja ...

24.01.2014

Carmencita y el #CasoCasellas

El #CasoCasellas demostró que el dolor y  la indignación pueden ser virales cuando se tuitean hasta convertirse en “trending topics”.  La tragedia de dos familias, la congoja infinita ante el asesinato de una mujer joven, hija alegre, hermana querida, madre amorosa, nada menos ...

22.10.2013

Un plan para Piñones y para el pais

Piñones es cada vez más Puerto Rico: un paraíso de potencial infinito al igual que un trágico semillero de violencia. Dos matanzas en Piñones, la última durante una Bicicletada por la paz, en el espectacular sector playero de Loíza, estremecieron los corazones de los puertorriqueños que tanto...

30.09.2013

Puerto Rico no tiene que ser Detroit

Primero éramos Grecia y ahora la comparación de moda, rumbo a la temida quiebra de Puerto Rico, es Detroit. Entre la repartición de culpas, análisis catastróficos y evidente éxodo masivo de boricuas (ni modo, sálvese quien pueda), lo que no acaba de suceder es lo que debiera: una unión de fuerza...

23.09.2013

Las lecciones de Mister Fajardo

“A mí no me importa si te gusto o te disgusto, pues mi diploma de cuarto año está firmado por un corrupto”. Así sintetizó el reguetonero Eddie Dee en su momento la indignación del pueblo puertorriqueño contra el convicto ex secretario de Educación Víctor Fajardo. ¿Qué cantaría Eddie Dee ahora que F...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: