Top de la pagina

Blogs

Deportes

Golpes bajos

Jorge L. Pérez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 7202 veces
13 de octubre de 2013

Un final inevitable

En el béisbol, suele decirse que hay veces que un lanzador tiene un lanzamiento tan bueno –como el ‘split finger’ de Bruce Sutter, por ejemplo- que al bateador puede decírsele cuál es el próximo lanzamiento y ni aún así logra hacer nada.

Algo parecido pasa en el boxeo, tal como quedó ejemplificado el sábado en la derrota del boricua Orlando ‘El Fenómeno’  Cruz ante Orlando Salido al disputar el cetro pluma de la OMB en Las Vegas.

Antes de la pelea, se sabía que ambos peleadores tenían estilos muy definidos: Orlando era el típico zurdito esquivo y rápido, que dependía de su velocidad y sus movimientos para alcanzar sus victorias.

Y el mexicano Siri Salido, entretanto, era la apoteosis del típico peleador mexicano: lento, metódico, siempre avanzando y siempre buscando colocar sus ganchos al cuerpo con tal de restarle piernas y fuerzas al rival además de obligarle a bajar la guardia.

Así, no era un secreto la forma en que se tendría que desarrollar la pelea. El mismo Salido había expresado en las distintas conferencias con la prensa, que su plan era atacar los planos bajos. Y el mismo grupo del Fenómeno Cruz estaba requeteconsciente de ello:

“Sabemos que Salido va a venir a pegarle al cuerpo”, me dijo casi una semana antes de la pelea el entrenador de Cruz, Juan de León.

“Pero nosotros estamos preparados para eso: hemos trabajado mucho en fortalecerle los abdominales a Orlando”.

Pero ocurrió lo que solía pasarle a la gran mayoría de los bateadores que se paraban junto al plato frente a Sutter después de haberse preparado hasta la saciedad para batearle el ‘split finger’ y terminaba roleteando débilmente por segunda base.

Eso fue todo.

¿En que se cifraban las esperanzas de victoria del Fenómeno? En parte, según lo que me dijo De León antes de la pelea, en que a Salido le sorprendiera la pegada de Cruz.

“Lo que yo sí puedo decir es que en todas las peleas que he visto de Orlando, incluso las que ha perdido, él en determinado momento  ha logrado lastimar a su oponente”, dijo.

Pero lamentable y no muy sorpresivamente, Orlandito no pudo lastimar a Salido, o no pudo lastimarlo lo suficiente como para evitar que le siguiera viniendo para encima como un tren descarrilado.

Y esto también era de esperarse: Juanma López, mucho más pegador que Orlandito, sí lo había lastimado, y bastante, en sus dos peleas, y ni aún así logró detener la embestida de la locomotora.

Quien sí pareció capaz de detenerlo un poco, al menos en los primeros asaltos, fue el árbitro Kenny Bayless, quien se pasó amonestando al mexicano por golpes bajos, incluso cuando estos eran bastante dudosos.

Pero, boxeador experimentado al fin, Salido nunca dejó que la amenaza de que le quitaran puntos cohibiera su golpeo al cuerpo, sabedor de que esa era su principal puerta al éxito.

Así, en el séptimo, cuando Salido lo atacó junto a las sogas, Orlandito por instinto se cubrió el cuerpo... y la combinación decisiva de golpes se dirigió a su mandíbula.

¿Qué decir de la pelea estelar, en la que Timothy Bradley retuvo el cetro welter de la OMB al derrotar por decisión dividida a Juan Manuel Márquez?

Pues que fue una decisión justa y que debió ser unánime.

Está bien, es probable que Bradley, quien mejoró su marca a 31-0 con 12 nocauts, nunca llegue a ser reconocido entre los grandes de su época pese a que ahora cuenta con triunfos sobre Manny Pacquiao y el Dinamita Márquez, pero hay que reconocerle que es un buen peleador que tiene varias formas diferentes de ganar.

Roy Jones, Jr., quien en ocasiones deja mucho que desear como comentarista de HBO por su afán por decir lo obvio, tuvo una gran noche el sábado, sin embargo: cuando todo el mundo repetía el cliché de que se trataba de una pelea potencialmente aburrida entre dos contragolpeadores, él dijo ya para mediados del combate: “Lo que Bradley está haciendo es contragolpearle al contragolpeador: tira su jab, y cuando Márquez le riposta con su derecha, él está listo para ripostarle a su vez con la suya”.

Por último, señalaré que la esquina de Bradley (dirigida por Joel Díaz) hizo un trabajo impecable durante la pelea, aparte de ser una de las esquinas más mal habladas de la historia del boxeo: después de dos o tres asaltos, ya estaban diciéndole al peleador “sigue haciendo lo que estás haciendo (boxeando), no cambies absolutamente nada. Márquez está bien lento”.

Mientras tanto, Nacho Beristáin, figura legendaria del boxeo mexicano con sus aires de profesor universitario, me pareció demasiado pasivo y académico en la esquina, aparte de que transmitió un mensaje algo incoherente antes del comienzo del duodécimo y último episodio: “Para mí estás ganando, pero sal a darlo todo…”.

Al final Márquez perdió y a Beristáin y a él no les quedó más que echarle la culpa a los jueces.

Que a veces la tienen, no lo niego… pero esta vez no.

ceuyoyi@hotmail.com

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 17 de abril de 2014
81ºF El Clima El Clima
Top

Jorge L. Pérez

Graduado del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico en 1978, con un bachillerato en...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
14.04.2014

Una época dorada entre comillas

En los últimos meses, algunos de los mejores y más reconocidos analistas de boxeo de los Estados Unidos, tales como Al Bernstein, de Showtime, han venido diciendo algo que choca de frente con la percepción generalizada: que el boxeo está viviendo una de sus mejores momentos en décadas.Se trata de un...

7.04.2014

Una conversación con Mark Breland

Hay quien piensa que Mark Breland, de Brooklyn, quizás ha sido el mejor boxeador aficionado de todos los tiempos, especialmente si se toma en cuenta que el consiguió todos sus logros antes de cumplir los 22 años de edad: un récord de 110-1, el campeonato mundial welter en 1982 y el oro olímpico en 1...

31.03.2014

El temible virus del boxeo

Si durante el pasado fin de semana usted, querido amigo, se puso a caminar con su bandeja por entre las mesas del ‘food court’  del centro comercial cagueño Las Catalinas, risueñamente ‘escouteando’ a las chicas en minifalda, no tan solo corrió el peligro de chocar con el cochecito lleno de beb...

24.03.2014

Los dos Wilfredo Gómez

Por lo general, los boxeadores, incluso aquellos que en su apogeo anduvieron forrados de guardespaldas y relacionistas públicos, tienden a volverse mucho más accesibles y sociables una vez les llega el retiro. Ahí está el caso de George Foreman, quien, en su primera etapa como campeón de los pesados...

16.03.2014

Juanma ‘strikes back’

Es curiosa la manera que, en el boxeo, los clichés a menudo dicen la verdad: “Lo último que se pierde es la pegada”, “ganará el que logre imponer su estilo”, “un leopardo es incapaz de cambiar sus manchas”…Bueno, por suerte para Juanma López, por lo menos creo que las tres expresiones comprobaron su...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: