Top de la pagina

Blogs

Noticias

"¡Qué bueno es estar vivo!"

Carmen Millán Pabón

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 2407 veces
5 de diciembre de 2014

El arbolito imperfecto

Para Nélida Ramos & Aníbal Colón; Daniel Colón-Ramos & Emily Wang, y Alexandra, Beatriz y Caysani

Como todos los años, espero a que pase el 30 de noviembre para comprar nuestro arbolito de Navidad. Hasta el 1ro. de diciembre, nada -nadita de nada- que insinúe  nuestra temporada favorita. Ni una hojita roja de matitas de “cuascuas” (como decía Nuestro Hijo Favorito de los Menores al referirse a las pascuas).

Durante años nos han llovido las mismas críticas: que siempre somos los últimos en poner las lucecitas de colores frente a la casa, que todos los vecinos se nos adelantan... y que si no compramos el arbolito tan pronto llegan los vagones a mediados de noviembre, los que quedan para cuando el calendario marque el uno de diciembre ya estarán feos, viejos, chuecos y disparejos. O sea, arbolitos imperfectos.

Como familia, nunca nos dejamos presionar por esos argumentos. Casi siempre lo compramos el primer sábado de diciembre. Este año, cae el día 6. ¡Más tarde que otros años!

“Para cuando llegues al lote, lo que van a quedar son los más feítos; los que nadie quiere”, me estrujó mi amigo Toño en tono provocativo y burlón.

Este año, las nietas trillizas de una buena amiga nos dieron una lección de Vida que quiero compartir: cuando las llevaron a seleccionar el árbol, seleccionaron el más pequeño y enclenque. Usaron –por unanimidad- un argumento práctico y realista, pero poco usual para niños de 4 años.

Según comentó su padre públicamente en féisbuc:

“In what seemed like a re-enactment of "A Charlie Brown Christmas" (which they have never seen), they quickly settled for one of the smallest, crappiest ones in the lot. When I asked them why, one of them said "This one is perfect. If it falls, it won't crush us". 

“It did remind me how we all have different associations and memories attached to symbols, like Xmas trees. In that, whatever symbol you associate with family and this season, may it bring you joy!”

Más allá del recuerdo del arbolito que el año anterior se les cayó, y que este año no quieren que les caiga encima, las niñas pudieron haber seleccionado uno más pequeño, pero “perfecto”, con las ramas en la forma exacta que los presentan los libros infantiles.

Sin embargo, las niñas nos dieron una lección de lo que es compasión, inclusión, y aceptación, sin discriminar ante lo “imperfecto”.

Los únicos árboles de navidad “perfectos” que he visto son los de las vitrinas de las tiendas, y los que venden en cajas. Aún así, al cabo de unas cuantas navidades le salen achaques.

De pequeños, en casa de mis padres nunca hubo “árbol”. Nosotros le poníamos luces, bolas y unas “lágrimas” plateadas a cualquier mata que se dejara. Y no había que comprar pascuas porque había una enorme y hermosa en la “reata”, frente a la puerta principal.

Cuando se compró un “arbolito de Navidad” fue uno con ramas de alambre y hojas de plástico. Tenía el tamaño de un niño de 4 años. No fue por nosotros. Ya había nietos. Fue nuestro árbol “perfecto” durante muchas Navidades. Mami lo ponía sobre una mesita para que pareciera alto. 

Se fue espeluzando con los años y las travesuras de las nuevas generaciones, y tras la muerte de mami, desapareció.

En fin, respeto a la gente que empieza las “Navidades en septiembre”, aunque yo espere al Adviento en diciembre. Me gusta saber que hay familias que no necesitan árboles de Navidad para celebrar la fiesta del Nacimiento del Niño Dios, que nació en un pesebre. No envidio a los que lucen arboles perfectos.

Este año nuestro árbol será más pequeño y delgado por razones que no vienen al caso. Quizás no cumpla con los estándares de belleza, ni pueda ser “presentado en sociedad” como los que salen en televisión. Pero que quede claro: prefiero aceptar todas las imperfecciones -empezando por las mias, que son muchas- antes que perder la alegría de Vivir.

Relacionada y siempre vigente:

El árbol de las bendiciones

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 20 de diciembre de 2014
74ºF El Clima El Clima
Top

Carmen Millán Pabón

Sangermeña que quiso ser periodista desde que aprendió a leer. Tras el bachillerato de Estudios ...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
5.12.2014

El arbolito imperfecto

Para Nélida Ramos & Aníbal Colón; Daniel Colón-Ramos & Emily Wang, y Alexandra, Beatriz y Caysani Como todos los años, espero a que pase el 30 de noviembre para comprar nuestro arbolito de Navidad. Hasta el 1ro. de diciembre, nada -nadita de nada- que insinúe  nuestra tempora...

27.11.2014

Gracias por las rebajas, San Pavo

“Hoy, San Pavo, gracias te doy por cuanto tengo. Por eso soy. Gracias por la oportunidad de tener amigos y familiares saludables que puedan hacer la Carrera del Pavo a las megatiendas por mí. Sabemos, San Pavo, que habrá personal del Departamento de la Familia velando por el bienestar de preñadas, g...

13.11.2014

¡Feliz celebraVida 2014!

Todavía no entiendo a la gente que le apestan los cumpleaños. Tampoco a los que se enfurecen con el espejo, que nunca miente. Gracias a los que se inventaron la supuesta maldición de que romper un espejo garantiza 7 años de mala suerte, continúan vivos esos cristales que reflejan verdades. Mi...

6.11.2014

Brittany

 Eleta en mi mundillo de “preocupaciones”, trataba de disfrutar un café –de esos quema lengua gringos- cuando los gritos de más de una decena de personas interrumpieron mis divagaciones.  Dos mujeres se agarraron las greñas con tal desesperación que pensé que se les caerían las exte...

10.04.2014

Pinchazos, risas, “y más…” (3)

¿A quién le han dicho que las agujas que usan para acupuntura duelen? ¡Apuesto que nadie! Entonces, para que quede escrito en los anales digitales, certifico que los agujones que usan los acupuntores duelen más que una picada de cien mosquitos juntos. El cuento anti dolor está inspirado en el m...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: