Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Viviendo Libia

Daritza Rodríguez Arroyo

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 2656 veces
12 de septiembre de 2014

Sahtein!

“Donde come uno, comen dos y comen tres” -Refrán popular

Aunque la etiqueta de “mesa” árabe varía entre países, niveles sociales y tradiciones culturales y religiosas, hoy voy a tratar específicamente la que he conocido aquí en Libia entre libios y palestinos de religión musulmana.

A la hora de comer hay una etiqueta y todo un protocolo que difiere de lo acostumbrado en occidente y se debe tomar muy en cuenta para evitar quedar ante nuestros anfitriones y demás comensales como personas de malos modales.

Aunque con la influencia de la cultura occidental hoy en día en algunos hogares existen mesas e incluso un salón comedor, la realidad es que en este asunto del comer la tradición impera y en la mayoría de los hogares se sigue comiendo en el suelo y de una bandeja común.

Las cocinas suelen ser espaciosas, muy cómodas para trabajar en ellas, almacenar todo lo relacionado a los alimentos y su confección, y también para que sea el espacio predilecto a la hora de comer en familia de forma íntima.

Pero si se tiene invitados entonces se habilita el suelo de alguno de los salones existentes. Si los invitados son amigos o parientes cercanos se puede utilizar el salón familiar, donde se acostumbra tomar el té y ver la televisión. De lo contrario hombres comerán con los invitados de su mismo sexo en el salón de visitas destinado para ellos y las mujeres de la familia harán lo propio en el salón de visitas destinado a las féminas. De la segregación por género en la cultura libia hablaré en una próxima ocasión.

Para comer en el suelo es necesario colocar una especie de estera a la que aquí comúnmente llaman “mafrash”, esto para evitar posar el cuerpo y los recipientes de alimentos directamente en el suelo y en el caso de los salones, para no ensuciar las alfombras; recuerden que en su mayoría los salones árabes, según el presupuesto, son decorados con mucha elegancia.

Los mercados y por tanto las cocinas están equipadas con utensilios para cocinar y servir grandes cantidades de alimentos, pues los núcleos familiares suelen ser numerosos y si de recibir la familia extendida se trata en lugar de una simple “comida”, lo que se sirve es un banquete.

Por lo tanto es imprescindible contar con variedad de bandejas en distintos tamaños. Además se precisan diferentes conjuntos de vajillas destinadas a servir tanto las bebidas frías, como las calientes. También las hay para postres y otras con pequeños cuchillos incluidos para servir fruta fresca.

La bandeja de mayor dimensión (tula) que puede ser rectangular o redonda y medir hasta 1 metro será la que sostenga todas las otras bandejas o envases donde se servirá el menú. Se coloca en el centro de la estera y los comensales se sientan alrededor de la misma, donde es importante que cada uno tenga al alcance de su mano la variedad de alimentos servidos.

Dependiendo del tamaño de la bandeja se acomodan desde dos hasta seis comensales. En los diferentes cuencos se sirve pan, sopa, ensalada, arroz o pasta, carne, vegetales, cualquier otro alimento que complemente el plato principal y las salsas, purés y demás aderezos.

A diferencia de la etiqueta de mesa occidental, en la árabe tradicional los tenedores y cuchillos no se ven con frecuencia a la hora de comer, pues la mayoría de los alimentos se sirven debidamente trozados y lo suficientemente blandos. Así que a cada comensal le basta una cuchara y el utensilio natural por predilección; un pedazo de pan de confección tradicional (khobz eish shami – pan pita, khobz saj o tanoor– pan plano tradicional) para ayudarse a comer algunos alimentos, sobre todo los de consistencia liquida o cremosa.

Por lo demás, si se está en un país de cultura árabe y se nos invita a comer en algún hogar de tradición musulmana, vale la pena recordar que lavarse las manos antes y después de comer es un paso ineludible. Que es necesario esperar a que el anfitrión indique que se puede comenzar a degustar los alimentos, pues lo contrario es una descortesía.

Antes de probar bocado, debe agradecer a Dios los alimentos provistos pronunciando las palabra; “Bismillah” o "Bismillah wa ala barakatillah" ("En el nombre y con la bendición de Allah").

Al comer utilice siempre su mano derecha, evitando así hacer uso indebido de la izquierda, pues según la tradición islámica, la mano izquierda es la utilizada por Satanás para hacer el mal y se destina para funciones menos higiénicas. Recuerde comer sólo de lo que tiene enfrente, invadir el espacio de otro comensal es inapropiado.

No se declina una invitación a comer, tampoco a repetir (aunque la religión exige se coma lo necesario) y mucho menos se crítica, se rechaza o se desperdicia la comida. Tampoco se soplan los alimentos o bebidas calientes, estos deben enfriarse de forma natural. Recuerde que se come por separado, es de mal gusto religar la comida antes de llevarla a la boca.

Y por favor, por nada del mundo se le ocurra eructar en presencia de los demás comensales. Eso de que en todos los países árabes el gesto es un alago, es falso; se considera un acto tan grosero como en occidente.

Al finalizar debe agradecer a Dios nuevamente; “Alhamdulillah” (“Alabado sea Dios”). A lo que los demás contestaran; “Saha” o “Sahtein” (“salud” o “salud doble”)

Si hay algo que debo elogiar de la etiqueta de “mesa” árabe-musulmana es la buena costumbre de “comer juntos”. Siempre he dicho que la compañía es una bendición para el ser humano. Cuando compartimos nos estrechamos en afecto y cuando de “comer juntos” se trata, se da un ejercicio de comunión sinigual donde más allá de nutrirse el cuerpo, también se nutre el alma.

Si en alguna ocasión a la hora de comer, coincide con alguna persona de cultura árabe no pierda la oportunidad de desearle “buen provecho” en su idioma. Recuerden, “Saha” o “Sahtein” (la “h” en árabe se pronuncia como la “j” en español) y seguramente le contestaran “shukran” que significa “gracias”.

  • 7Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Martes 23 de septiembre de 2014
83ºF El Clima El Clima
Top

Daritza Rodríguez Arroyo

Daritza Rodríguez-Arroyo es natural del pueblo de Vega Alta. Tras 20 años trabajando en la industri...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
12.09.2014

Sahtein!

“Donde come uno, comen dos y comen tres” -Refrán popular Aunque la etiqueta de “mesa” árabe varía entre países, niveles sociales y tradiciones culturales y religiosas, hoy voy a tratar específicamente la que he conocido aquí en Libia entre libios y palestinos de religión musulmana. A la h...

24.08.2014

Adaptación cultural: Lo más cómodo

Anterior a la publicación sobre el “Eid al-Fitr” había escrito sobre lo más complicado de mi adaptación cultural aquí en Libia, hoy corresponde hacerlo sobre lo que ha resultado cómodo y agradable. Adaptar mi paladar caribeño al gusto de la comida árabe ha sido sin lugar a duda uno de los as...

27.07.2014

¡Eid Mubarak!

Ha llegado el fin del Ramadán y esto se celebra en grande entre musulmanes alrededor del mundo. Ya les he contado que el júbilo de esta celebración  es comparable al de Navidad para los cristianos. Se le conoce como “Eid al-Fitr”, es decir, “fiesta de la ruptura del ayuno” y acontece durant...

25.07.2014

Adaptación cultural: Lo más complicado

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios -Charles Darwin Nunca antes esta máxima de Darwin tuvo tanto sentido para mí. Procediendo del occidente vivir en un país árabe-musulmán definitivamente es poner mi capacidad de adapt...

25.07.2014

Adaptación cultural: Lo más complicado

No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor se adapta a los cambios -Charles Darwin Nunca antes esta máxima de Darwin tuvo tanto sentido para mí. Procediendo del occidente vivir en un país árabe-musulmán definitivamente es poner mi capacidad de adapta...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: