Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Viviendo Libia

Daritza Rodríguez Arroyo

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 1519 veces
22 de octubre de 2014

El casado casa quiere

Hace exactamente cincuenta días que decidimos emanciparnos del protectorado familiar. Hemos dejado la casa grande donde convivíamos con la familia de mi esposo en el barrio rural de Al-Kwayfiya, por un pequeño pero acogedor apartamento en el barrio Al-Salmani en plena ciudad.

En esta sociedad cuando la mujer se casa pasa a formar parte del núcleo familiar del esposo, pero conserva sus apellidos de soltera; lo contrario se tomaría como un desprecio a sus padres. Tradicionalmente, si la casa familiar está habilitada para albergar las nuevas familias que cada uno de los hijos varones formará, la pareja contará con su espacio, pero al no ser una propiedad independiente el matrimonio deberá ceñirse a las normas establecidas por los dueños de casa, es decir los padres del esposo.

En una familia árabe a pesar de que el padre ejerce como “cabeza del hogar”, en asuntos domésticos y muchas veces sociales quien posee la verdadera autoridad es la mujer. Aparte de dirigir la casa, las madres ejercen una influencia poderosísima sobre las decisiones y la vida de sus hijos varones en general, al punto de que en ocasiones son éstas quienes tradicionalmente deciden con quiénes se casan los hijos. Esto a pesar de que el islam establece que tanto el hombre como la mujer debe elegir libre y voluntariamente la pareja con quien desea comprometerse en matrimonio.

Como si de una jerarquía se tratase, luego hay que lidiar con las hermanas del marido. Que mientras permanecen solteras son responsabilidad social y económica de sus hermanos. Según los padres envejecen la hermana mayor va asumiendo el liderato con una influencia extraordinaria entre todos los miembros de la familia.

“La hermana mayor es quien dirige la casa. Delega las tareas diarias, decide el menú para las comidas, en ocasiones administra el presupuesto familiar e incluso interviene en todos los asuntos relacionados a visitas y celebraciones.” Me comentó una conocida libia, en ocasión de haber sido invitada a una celebración en la casa familiar de su esposo, donde actualmente residen.

Sobre roces entre esposas y hermanas los hombres de cultura árabe tienen miles de historias para contar, y ni hablar de todo lo que las esposas por otra parte podrían argumentar, pero suelen ser muy discretos con los asuntos familiares; aunque no ha de extrañar que con frecuencia las parejas con los recursos económicos, decidan independizarse de la familia.

Ahora somos libres de decorar a nuestro gusto, entrar y salir a la hora que queramos sin tener que andar dando explicaciones de a dónde y a qué vamos. Invitamos a nuestra casa a quienes se nos antoje y los cónclaves familiares donde el asunto de uno era el asunto de todos han quedado en el olvido.

Pero como no se puede tener todo en la vida, ahora en lugar de escuchar el trinar de pájaros y bramar de corderos que amenizaban nuestra rural cotidianidad, lo que escuchamos son autos que transitan con la música a “no poder más”, conversaciones en “HD” de comerciantes que toman el té apostados en las entradas de sus locales, niños jugando o peleándose en la calle tan pronto cae la tarde y como si fuera poco, las ráfagas de tiros y explosiones que desde el pasado mes de julio amenizan las noches desde las áreas de combate en la periferia de la ciudad de Bengasi.

Aun así disfrutamos de la distensión que el desactivar algunos de los filtros familiares a los que estábamos sujetos ha aportado a nuestra relación de pareja. La vida se nos ha simplificado significativamente y en mi caso particular, me facilita mayores oportunidades de interacción social. En fin, lo que se sabe a boca de jarro tanto en oriente como en occidente; “que el casado casa quiere”.  

  • 2Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Viernes 24 de octubre de 2014
92ºF El Clima El Clima
Top

Daritza Rodríguez Arroyo

Daritza Rodríguez-Arroyo es natural del pueblo de Vega Alta. Tras 20 años trabajando en la industri...

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
22.10.2014

El casado casa quiere

Hace exactamente cincuenta días que decidimos emanciparnos del protectorado familiar. Hemos dejado la casa grande donde convivíamos con la familia de mi esposo en el barrio rural de Al-Kwayfiya, por un pequeño pero acogedor apartamento en el barrio Al-Salmani en plena ciudad. En esta socied...

1.10.2014

Eid al Adha

Ha llegado el mes de “duhl-hijjah”, el duodécimo  en el calendario lunar islámico y con él, una de las grandes celebraciones musulmanas aquí en Libia y en el resto de las comunidades islámicas alrededor del mundo (cifra estimada entre mil y mil seiscientos millones de musulmanes, de los cua...

12.09.2014

Sahtein!

“Donde come uno, comen dos y comen tres” -Refrán popular Aunque la etiqueta de “mesa” árabe varía entre países, niveles sociales y tradiciones culturales y religiosas, hoy voy a tratar específicamente la que he conocido aquí en Libia entre libios y palestinos de religión musulmana. A la h...

24.08.2014

Adaptación cultural: Lo más cómodo

Anterior a la publicación sobre el “Eid al-Fitr” había escrito sobre lo más complicado de mi adaptación cultural aquí en Libia, hoy corresponde hacerlo sobre lo que ha resultado cómodo y agradable. Adaptar mi paladar caribeño al gusto de la comida árabe ha sido sin lugar a duda uno de los as...

27.07.2014

¡Eid Mubarak!

Ha llegado el fin del Ramadán y esto se celebra en grande entre musulmanes alrededor del mundo. Ya les he contado que el júbilo de esta celebración  es comparable al de Navidad para los cristianos. Se le conoce como “Eid al-Fitr”, es decir, “fiesta de la ruptura del ayuno” y acontece durant...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: