Top de la pagina

Blogs

Deportes

La batatita de Fufi

Fufi Santori

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 1481 veces
20 de noviembre de 2014

Nuestros juegos en Veracruz

Con ese título de propiedad los puertorriqueños identificábamos los Juegos Centroamericanos y del Caribe, fiesta deportiva regional que  sería el inicio de la más vehemente manifestación de nuestra nacionalidad.  

Escribiré sobre mi primera participación en los Juegos de 1954 celebrados en la capital de México muy consciente de que se cumplen más de sesenta años de cuando la delegación de Puerto Rico desfiló en el estadio de la Ciudad Universitario aquel 6 de marzo.

Y fue precisamente en ese desfilar que nuestra delegación recibió la sorpresa de una ovación del público presente que rivalizaba con la que se le brindara al combinado mexicano. ¿Por qué? Encontramos la contestación en los periódicos que habían destacado el ataque al Congreso de los nacionalistas encabezados por Lolita Lebrón y Rafael Cancel Miranda.

Los mexicanos también recuerdan El Álamo.

El albergue de los atletas fueron las instalaciones de la Ciudad Universitaria adornada con murales preciosos de Diego Rivera; y todo era nuevecito, de paquete.

El baloncesto puertorriqueño ya despuntaba como de lo mejor en la zona (la llegada de Pachín Vicens y el último año de Tinajón Feliciano) pero la crónica deportiva mexicana no se había enterado y destacaban a Panamá , México y Cuba como los cheches de la película. En cuestión de días nos elevaron a la categoría de favoritos cuando, en el partido inaugural contra Panamá, un cuadro de Tinajón, Pototo Ramírez, Toño Morales, Fufi Santori y Pachín Vicéns le dimos una paliza a las torres panameñas 99 a 80. Y no llegamos a los 100 puntos porque los  canaleros congelaron el balón el último minuto.


Víctor Mario Pérez , nuestro maestro y 'coach' contrarrestó  la superioridad en estatura de Panamá preseándolos a cancha completa. Desde ese debut como jugador internacional, Pachín Vicens se convirtió en la gran atracción del torneo.

Sin mucho descanso, nos fajamos con Cuba la noche siguiente y con el marcador favoreciéndonos 65 x 45 se formó una pelea entre jugadores y no jugadores. Todo comenzó con las travesuras de Pachín que, con la habilidad que le caracterizaba manejando el balón,  hacía aguajes (fakes) y los cubanos volaban por los aires. Cuando Toño Morales empezó a llamarles 'pájaros', los cubanos respondieron al insulto y correspondió al entonces juvenil Eddie Camejo iniciar la pelea con nuestro Toño Morales. 

Y no solamente se vaciaron los bancos sino también las gradas de donde se tiró al ruedo el abogado boricua Chachara Moreno y en el aterrizaje se rompió una pierna. La pelea fue una guerra entre cubanos y boricuas. Y pensar que con el tiempo, Eddie Camejo  vino a vivir a Puerto Rico convirtiéndose  en un hermano de todos lo que lo conocimos.

La pelea fue un empate pero el partido lo ganó Puerto Rico.

Luego de pasarle el rolo a Guatemala, Dominicana y Colombia y sufrir un desliz con los panameños, llegamos al partido decisivo con México. El 18 de marzo unos 20,000 mexicanos llenaron el Auditorio de Chapultepec para presenciar ese choque  que podría significar el oro para el ganador. 

Como tantas veces pasa en el deporte y en la vida, ocurren imprevistos que cambian el curso de lo que sería el destino. Aquí va esto que no estaba en el libreto.

Al llegar a la cancha, en el vestuario, me di cuenta de que había dejado mi camiseta número 12 en la Villa. Por suerte (mala o buena) había una extra porque Tinajón Feliciano se había lesionado un tobillo y NO  PODRÍA JUGAR. Fue así que Fufi Santori vistió la camiseta número 6 de Tinajón en ese partido crucial.

Francis Ramírez sustituyó a Feliciano en el centro y luego de un primer cuarto parejo los aztecas nos sacaron 15 puntos de ventaja aprovechando una actuación discreta de Pachín que, por alguna macacoa, nunca lució bien contra México ( le pasó también en Roma 1960).

Por quince abajo y faltando 20 minutos Víctor Mario se las jugaría todas con un preseo a cancha completa. Y ahi vinieron del banco Teíque Linares y Dicky Cruz para ayudar la causa. Acortamos la ventaja pero tanto nos fajamos que nos agotamos y Víctor Mario me sustituyó aún sabiendo que no quería salir del partido y menos entonces  porque estaba anotando. Pero salí sabiendo que el descanso sería corto.

Cuando a los dos minutos me reporté a la mesa para regresar a juego, el 'scorer' oficial me indicó que no podía entrar porque tenía 5 faltas personales. Armando Torres Ramírez, que estaba en la mesa 'velando' al mexicuchi protestó alegando que no era posible que yo cometiera una quinta falta estando en el banco. Y ahora es que entra en juego lo de la camiseta.

Los árbitros 'americanos' marcan las faltas al número 15 con los mismos dedos que marcan el número 6. Así me endilgaron  (con malicia o por error) los 'fouls' del #15 que no había salido de juego. Y no pude entrar pero, a pesar de ese pesar, todos celebramos el que faltando 2 segundos de juego, Pototo Ramírez , con la puntuación empate, tendría dos tiradas libres para, de encestar una, darnos la victoria. 

Ningún jugador de Puerto Rico era mejor que Pototo en los tiros libres y en nuestro banco todo era alegría. Hasta que falló el primero. Silencio. Y falló el segundo y en el tiempo extra nos ganaron.

Y así, el destino, nos cambió oro por bronce. Parece que fue ayer.

Pero ahora, tranquilo boricua, porque en Veracruz ya estamos logrando medallas de todos los colores como lo hicimos en el maravilloso Mayagüez 2010.


  • 2Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Lunes 24 de noviembre de 2014
80ºF El Clima El Clima
Calendario
20.11.2014

Nuestros juegos en Veracruz

Con ese título de propiedad los puertorriqueños identificábamos los Juegos Centroamericanos y del Caribe, fiesta deportiva regional que  sería el inicio de la más vehemente manifestación de nuestra nacionalidad.   Escribiré sobre mi primera participación en los Juegos de 1954 celebr...

31.10.2014

Vuelve José Juan Barea

La persona más importante en la vida profesional de José Juan Barea loes Rick Carlisle , el coach de los Mavericks de Dallas. No lo dude. Lo es porque conoce y aprecia su talento y muy bien pudo entender el recibimiento de héroe que recibió el puertorriqueño el jueves cuando entró a juego contra los...

20.10.2014

Xenofobia

El despido de Paco Olmos como dirigente de nuestro Equipo Nacional de Baloncesto se ha querido matizar como un caso de xenofobia, o sea, hostilidad al extranjero. Se trata de excusar lo que ha sido consecuencia directa y obvia de su incompetencia en el desempeño de su responsabilidad como profes...

16.10.2014

ESTRATEGIAS

Le tomó algún tiempo a la mayoría de los coaches de baloncesto en los Estados Unidos entender y apreciar la importancia del tiro de tres puntos asi como la lógica de que, mientras más alto el canastero, mejor su perspectiva del aro para realizar con éxito ese lance a distancia. La otra reg...

14.10.2014

El negocio del Deporte

El deporte es una buena idea. Lo es porque es una actividad en la que se comparte con el prójimo y además es autosuficiente, al extremo de que puede justificarse por sus bondades en términos de salud física y mental. Sus recompensas no tienen que definirse en dinero. Ese no es el caso de un ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: