Top de la pagina

Blogs

Noticias

Por la calle del medio

Gloria Ruiz Kuilan

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 5195 veces
7 de abril de 2014

El país de la gansería

En mi humilde opinión, James Tuller abandonó la posición de superintendente de la Policía con una repudiable imagen que, lamentablemente, puede representar a una gran porción del país.


Se le conoce como gansería o listería. Podría personificar una pegatina en la que diga algo así como “usted trate, puede ser que se salga con la suya”.


Y es que Tuller llegó a la Isla con bombos y platillos. En el tiempo que ocupó la posición no se le puede reconocer gran cosa y el que diga que fue responsable de la baja en la criminalidad, se equivoca. A lo que se le da crédito es a la designación que hizo de la coronela retirada del Ejército de los Estados Unidos, Michelle Hernández de Fraley, como ayudante especial con la misión de realizar un análisis total de la Policía como parte de la transformación que debe darse en la agencia para cumplir así con las autoridades federales.


En noviembre del año pasado el gobernador Alejandro García Padilla anunció la designación de Tuller como el nuevo superintendente de la Policía.


El primer escollo que presentaba el designado era su dificultad para hablar español. Por ello cada entrevista o comentario era una frase trillada. “El crimen es la prioridad. Vamos a bajar el crimen y a mejorar la calidad de vida”, dijo en su primer encuentro con la prensa.


Durante el anuncio del gobernador Tuller se expresó de la misma forma: “Mi nombre es James Tuller Cintrón. Soy puertorriqueño y soy policía”.


De inmediato, se conoció su trasfondo y su hoja de servicio. Tuller nació en Nueva York, de madre puertorriqueña. Estudió en Puerto Rico gran parte de su escuela elemental hasta la superior. Posteriormente regresó a Nueva York. Allí, en 1973, comenzó su carrera como policía de la división destacada para atender la seguridad en los complejos de vivienda pública. Diez años después fue promovido al rango de sargento; a teniente en 1984 y a capitán en 1990.


“Hoy logro el sueño de regresar a mi país. Regreso para hacer lo mejor que sé hacer, ser policía”, decía Tuller tras su nombramiento.

Cómo no decirlo. En efecto, todo apuntaba a ser un sueño. Regresar a la Isla con un puesto tan prominente y un salario de casi $200,000 al año. Aún no sabemos cuánto le salió al pueblo la estadía de Tuller de poco más de cuatro meses. Tampoco sabemos si el erario pagó su mudanza y sus viajes oficiales.

Quizás en uno de esos viajes, Tuller fue y enmendó dos de sus últimas cuatro planillas de contribución sobre ingresos. Fueron esos singulares documentos los que rompieron el sueño a Tuller. Resultó que en cuatro de sus últimas cinco planillas Tuller rindió como un contribuyente soltero cuando es casado desde 1996. ¿Me pregunto qué pensará la esposa de Tuller de este desliz?

Tuller enmendó -al menos-  dos de sus planillas. Como parte de esas enmiendas, Tuller pagó $30,000 en Nueva York, pero no tenía dinero adicional para pagar lo adeudado por los otros dos años que también rindió planillas como soltero, según se supo.

¿Acaso, no sabía que su designación debía pasar por el escrutinio del Senado? A lo mejor pensó como muchos puertorriqueños gansos o listos que dicen ‘nah, Hacienda no va a saber que gané más dinero este año y mucho menos que soy casado. Y si investigan, digo que estaba separado de la mujer’. O quizás hizo como los que reciben beneficios del Programa de Asistencia Nutricional sin necesidad para ello y ocultan información porque el Departamento de la Familia no tiene una base de datos con sistemas interconectados que le permita verificar la información recibida. O quizás Tuller quiso hacer como los gansos que se roban la luz y el agua mediante pillos o de la manera más burda porque las dos corporaciones públicas a cargo no son eficientes en fiscalización. O quizás Tuller quería ser como cientos de personas que se benefician de la reforma de salud sin ser médico indigentes.

Después de pensar en estos ejemplos -y en muchos más- que denotan que el ganso en este país abunda, imagínese la pegatina con el rostro de Tuller, así mirando a la cámara como el acostumbraba y con la frase que él mismo dijo al ser designado y otra que lanzó a los periodistas cuando se marchó a toda prisa del cuartel general: “Regreso para hacer lo mejor que sé. I love Puerto Rico.

 


  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 24 de abril de 2014
82ºF El Clima El Clima
Top

Gloria Ruiz Kuilan

Gloria Ruiz Kuilan ha laborado como periodista desde poco antes de ser egresada de la Escuela de Com...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
7.04.2014

El país de la gansería

En mi humilde opinión, James Tuller abandonó la posición de superintendente de la Policía con una repudiable imagen que, lamentablemente, puede representar a una gran porción del país. Se le conoce como gansería o listería. Podría personificar una pegatina en la que diga algo así como “usted tr...

24.03.2014

Paralizados por el sexo

El país se paralizó la semana pasada luego de que se publicara en las redes sociales el vídeo de una mujer policía en pleno acto sexual con otro agente.   La degradación del crédito, el alto costo de la luz y la crisis gubernamental quedaron a un lado por alrededor de tres a cuat...

17.03.2014

Aires de grandeza

Este es el país donde lo más democrático que hay es la impunidad y donde los aires de realeza contrastan con la repetida frase “ya no soy figura pública”.     Por un lado, el que no pase nada es la orden del día no solo para funcionarios públicos sino para todo un país. Al me...

10.03.2014

Chico, chica

La estudiante universitaria se disponía a comenzar su presentación oral sobre Eugenio María de Hostos. Todo estaba listo en el salón. La profesora atenta ubicada en una parte céntrica del recinto y los estudiantes listos para escuchar.   La joven dijo el nombre del ilustre invest...

24.02.2014

Rehén de las urnas

Cuando se pretende administrar o dirigir un país pensando en las urnas es poco o nada lo que se puede hacer. Peor aun, el resultado es el inmovilismo. Una muestra de esa dosis, aunque la tenemos a diario, la tuvimos la semana pasada. Y es que, con el aval del pueblo, el país se admini...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: