Top de la pagina

Blogs

Deportes

Golpes bajos

Jorge L. Pérez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 1256 veces
23 de noviembre de 2014

Maltrato animal en Macao


En el boxeo, el entrenador que dirige una esquina tiene que tener más sombreros que una película de vaqueros: debe ser motivador, consejero, 

estratega y, tal vez por encima de todo, realista.

Los grandes analistas boxísticos siempre han añadido una cualidad adicional a esta receta: positivismo.

Un buen entrenador, se dice, debe proyectarle a su peleador una atmósfera de confianza, de tranquilidad, de hacerle creer que las cosas van mejor de que que en realidad van.

Por encima de todo, se supone que un entrenador evite ponerle pensamientos negativos en el cerebro, aunque sea por carambola.

Un ejemplo: muchos viejos entrenadores sugieren que no se intente darle ánimo a su peleador diciéndole “él está más cansado que tú”.

¿Por qué? Pues por el mero hecho de oír hablar de ‘cansancio’ se puede sugestionar el peleador, pensando en su propia falta de energías.

El sábado en Macao, Tim Lane, el entrenador de Chris Algieri, demostró ser un firme creyente en todo esto.

Ad nauseam.

Uno de sus momentos cumbres del combate por el cetro welter de la OMB que posee Manny Pacquiao ocurrió durante el noveno asalto, cuando Jim Lampley entrevistaba a Lane en vivo para la transmisión por ‘pay per view’ mientras su boxeador recibía golpes sobre el ring -una aberrante gestión periodística que solo le conceden a los comentaristas de HBO- y Lane, con una confianza suprema, aunque ya su peleador había sufrido tres caídas y estaba recibiendo la paliza de su vida, llegó a comentar: “De paso, todavía no lo he dejado salir de su jaula”.

Quería decir que todavía no le había ordenado a su peleador que abandonara el estilo escurridizo que tan pocos resultados le había dado hasta entonces, y que saliera a rifarse con Pacquiao a ver si por lo menos lo estremecía con un golpe.

Justo entonces, Pacquiao le propinó a Algieri la caída más aparatosa de la noche, con un pulverizante recto de izquierda. E instantes después lo derribaría por sexta ocasión.

Más avanzada la transmisión, Roy Jones, Jr., en su papel de comentarista, se echaría a reír y me parece que dijo: “Es como dejar salir a uno de la jaula cuando está completamente rodeado por los lobos”.

Pero Lane no había terminado: antes del round 11, luego de que Algieri hubiese caído por sexta vez en el asalto anterior, el entrenador le dijo en la esquina: “Lo tenemos donde queríamos tenerlo: te estoy soltando ahora de la jaula”.

Dan Rafael, de ESPN.com, no pudo aguantarse y emitió al instante un ‘twitter’ en el que comentó: “LOL… ¡Lane sigue diciendo estupideces en la esquina!”

Y el veterano periodista Michael Marley tuiteó: “¡Paren eso ya!”

Claro, el aspecto más gracioso de todo era que Lane no le estaba hablando a un Mike Tyson ni nada parecido, sino a un maltrecho peleador que nunca había demostrado gran pegada (su marca de 20-0 incluía solo ocho nocauts) y que en ningún momento había hecho siquiera pestañear al PacMan, a pesar de que en varias ocasiones le había conectado sus mejores derechazos.

En otras palabras: si el escenario hubiese sido una gallera y Algieri hubiera sido un gallo, la Sociedad Protectora de Animales podría estar esposando a Lane ahora mismo.

A fin de cuentas, Algieri lució como el dudoso y frágil campeón junior welter que en realidad es, aunque la intensa campaña promocional pretendió inflarlo como un rival de cuidado para el filipino: hay que recordar que en realidad muchos piensan que Algieri no le ganó en su combate anterior al ruso Ruslan Provodnikov para conquistar el cetro de la OMB para las 140 libras, y que incluso en ese combate -–ganado por decision dividida cuando los dos jueces le dieron 114-112 mientras el tercero votaba 117-109 a favor de su rival-. Algieri había sufrido dos caídas.

Pero sirvió para que Pacquiao siguiera reconstruyendo su aureola de súper campeón después del aparatoso nocaut que recibiera ante Juan Manuel Márquez, quedando así de nuevo en posición de clamar de igual a igual por el famoso encuentro con Mayweather, Jr. del que uno tiene la impresión que se ha venido hablando desde la presidencia de George Bush.

Padre.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.

(ceuyoyi@hotmail.com).

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Martes 25 de noviembre de 2014
80ºF El Clima El Clima
Top

Jorge L. Pérez

Graduado del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico en 1978, con un bachillerato en...

  • Sígueme en:
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
23.11.2014

Maltrato animal en Macao

En el boxeo, el entrenador que dirige una esquina tiene que tener más sombreros que una película de vaqueros: debe ser motivador, consejero, estratega y, tal vez por encima de todo, realista.Los grandes analistas boxísticos siempre han añadido una cualidad adicional a esta receta: positivismo.U...

16.11.2014

Duelo de enfoques en el Clemente

John John Molina no conocía a Alberto Mercado, el junior ligero zurdo nacido en Humacao y pedrense por adopción, hasta que hace unos días lo invitaron a un entrenamiento promocional que este hizo en el gimnasio Wilfredo Gómez como anticipo de su atractivo choque con Edgardo ...

9.11.2014

El triste destino de Bernard Hopkins

Lo que más debe sorprender a uno acerca de lo ocurrido el sábado en la noche en Atlantic City, cuando Sergey Kovalev unificó los cetros de las 175 libras dándole una golpiza al ex Verdugo y ahora ‘Alien’,  Bernard Hopkins, no es el resultado de la pelea.¿Por qué iba a sorprender que un s?ólido ...

3.11.2014

La nueva racha de Samurai

Miguel ‘Samurai’ del Valle esté enrachado.El zurdo manatieño de 38 años de edad se apuntó el sábado, en Caguas, una clara victoria por decisión unánime sobre el hasta entonces invicto Israel ‘El Heredero’  Vázquez, hijo del triple excampeón Wilfredo Vázquez, consiguiendo así su segunda victoria...

27.10.2014

De tal padre, tal astilla

Las combinaciones de padre (entrenador) y hijo (boxeador) han fluctuado entre las que han tenido un éxito total y las que, por el contrario, han sido desastrosas.El gran ejemplo de una relación que funcionó, naturalmente, fue la de Félix Trinidad, padre y Tito Trinidad: la pareja estuvo junta en tod...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: