Top de la pagina

Blogs

Noticias

Antes que llegue el lunes

Mayra Montero

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 6056 veces
26 de mayo de 2014

Ilusión

Cuando hace dos semanas hablé de las fusiones posibles, y de las imposibles, entre agencias y oficinas del Gobierno, a fin de ahorrar dinero al fisco, ya me olía que la Procuradora de las Mujeres no iba a encontrar acomodo en Familia. Si finalmente la obligaban a que se metiera allí, habría surgido infinidad de grescas y viramientos de cara.

Parece que lo mismo pensó el secretario de Justicia, César Miranda, que el pasado martes se ofreció para recibir en sus instalaciones a la procuradora Wanda Vázquez. Aunque el secretario se expresó de forma un poco ambigua, interpreté que había querido decir que “pega más” que la Procuraduría de las Mujeres se fusione con el Departamento de Justicia que no con el de la Familia. Estoy de acuerdo, pero esto no puede ser un ejercicio de hospitalidad.

Ya veremos cómo evoluciona la cosa. No quisiera pensar que ahora el eslogan, o el hashtag que le dicen con el # delante, devenga en “Ni Wanda ni Justicia”, porque eso sí que suena algo despepitado. Aconsejé que lo eliminaran porque no es intercambiable. Viene el gobernador y ordena un trueque, ¿nos atreveremos a gritar “Ni Wanda ni Salud”? No. “Ni Wanda ni Cultura”. Tampoco. Un eslogan es algo que hay que madurar con sus posibles variantes, lo digo de buena fe, porque después surgen las complicaciones.

Otro tema escabroso, y que está en la calle, es el de los sueldos de los jefes de agencia. Esos sí que no se fusionan con nada. No se habla de ellos. No se propone ni un tímido recorte, aunque sea por puro paripé.

El Tren Urbano estuvo a punto de quedarse tieso. Se debe un montón de millones y ahora le han tumbado dos horas al horario regular, aparte de que aumentarán las tarifas. Algunas carreteras que conducen al Yunque fueron cerradas hace poco luego de las peores inundaciones que se han visto allí en veinte años, pero de las que nadie habló; se dice poco del cambio climático. No había en ese momento dinero para repararlas y no sé si ya lo han conseguido o siguen desviando a los turistas por rutas alternas que no son las mejores.

Nos acercamos a un estado de calamidad muy parecido a la indigencia pública.

Sin embargo, los sueldazos de los jefes de agencia parecen intocables. Hay funcionarios que ponen cara de drama para destacar el recorte de las instituciones que dirigen, pero ellos siguen recibiendo salarios a todas luces desmesurados, impropios de la situación. Hoy en día, en las actuales circunstancias, cualquier salario del Gobierno que exceda los ochenta o los noventa mil dólares es una inmoralidad.

La gente está harta de escuchar aquello de que se ganarían lo mismo, o mucho más, en cualquier otro lugar. Ese cualquier otro lugar no existe. Y si existiera, pues aprovecharlo rápido, ya vendrá alguien que acepte la plaza ganando un poco menos. En definitiva, los jefes de agencia, encima del sueldo, cuentan con transportación gratuita, no pagan gasolina, disfrutan de enormes beneficios marginales. Por no pagar, no pagan ni los periódicos que les ponen sobre la mesa todas las mañanas con el cafecito.

Desmoraliza que recorten los bonos y otros beneficios a los empleados públicos (que es lo lógico, además, en medio de una crisis), pero que sin embargo no se toquen los jugosos emolumentos de los jefes. Desmoraliza y choca. Crea mal ambiente laboral y una hostilidad innecesaria.

Como guinda al incomparable bizcocho de las grandes ideas burocráticas, esta semana se ha creado la Oficina de Gerencia de Fondos Federales.

El propósito de este nuevo engendro (que cómo es posible que no se nos ocurriera antes, estábamos bobos o qué) es pedir más dinero a los americanos. Con eso se cuadra el presupuesto, o se llega muy cerca.

Para dirigir el tinglado han traído de Maryland a una señora que sabe mucho de detectar ayudas. Ella asesorará a las agencias públicas con el fin de que aprovechen todos los fondos federales que se están desperdiciando ahora, y que a su juicio llegan a billones. Lo único es que habrá que ver para qué se le paga entonces a un comisionado residente o a un jefe de la Puerto Rico Federal Affairs Administration, ambos en Washington. A ellos y a sus respectivos equipos, donde figuran expertos en fondos federales. Por lo demás, esa señora nos llega que ni caída del cielo.

Si la van a fusionar algún día, deben tomarme en cuenta. La traigo, le pongo una mesita al lado mío, y de paso me entero del dineral que está flotando sobre las naciones sin que nadie lo agarre.

Qué ilusión.

  • 1Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 26 de julio de 2014
88ºF El Clima El Clima
Calendario
26.05.2014

Ilusión

Cuando hace dos semanas hablé de las fusiones posibles, y de las imposibles, entre agencias y oficinas del Gobierno, a fin de ahorrar dinero al fisco, ya me olía que la Procuradora de las Mujeres no iba a encontrar acomodo en Familia. Si finalmente la obligaban a que se metiera allí, habría surg...

20.04.2014

Quién

El caso de la alegada ruina del boxeador Tito Trinidad, es el de muchas personas que sí se hallan en situación desesperada y que, lamentablemente, no han tenido la suerte de que los bancos, por la presión mediática, se compadezcan de ellos. La mayoría no ha perdido tanto como el boxeador, por...

30.03.2014

Levedad

Poco antes de empezar un concierto en Bellas Artes, hace unos días, se advertía a la concurrencia que estaba prohibido el uso de teléfonos celulares, grabar o tomar fotos. Fue como si hubieran dado el pistoletazo de salida. En vez de advertencia aquello sirvió como recordatorio. Decenas de personas ...

23.02.2014

Demonio

¿Qué pierde el gobernador de Puerto Rico si mañana se levanta por el lado justo de la cama, decide ignorar la presión de sus oportunistas asesores, y anuncia que la deuda es impagable y que, por tanto, hay que reenfocarla entera? ¿Qué pierde si les advierte a los acreedores que él no quiere seg...

26.01.2014

Bosque

       Mientras por un lado se anuncia la creación del “Bosque Modelo Nacional”, un proyecto que promete salvaguardar 390,000 cuerdas de terreno en un radio de unos 20 pueblos, en Ponce se derriban más de trescientos árboles para despejar una zona aledaña a ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: