Top de la pagina

Blogs

Noticias

Antes que llegue el lunes

Mayra Montero

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 1986 veces
20 de abril de 2014

Quién

El caso de la alegada ruina del boxeador Tito Trinidad, es el de muchas personas que sí se hallan en situación desesperada y que, lamentablemente, no han tenido la suerte de que los bancos, por la presión mediática, se compadezcan de ellos.

La mayoría no ha perdido tanto como el boxeador, por la sencilla razón de que tenían infinitamente menos. Este diario, por ejemplo, citaba el caso del empleado de una farmacéutica que entregó $600,000 a una casa de corretaje, producto de los ahorros de cuarenta años de trabajo, y a los pocos meses perdió el dinero. Se dice que Trinidad, luego de la pelea contra Oscar de la Hoya, en el año 2000, solicitó a los bancos y casas de corretaje que “le hicieran propuestas” para invertir dinero. Todo muy lógico si se tiene en cuenta que en 1998 había firmado un contrato que le garantizaba $42 millones en el plazo de cuatro años.

Digo esto porque se sacó de proporción el asunto. Sólo faltó que alguien nos propusiera que mandáramos donativos a una cuenta abierta para la ocasión en el mismo banco que le está cobrando.

Tito Trinidad seguramente es un ídolo para los amantes del boxeo. Celebró combates en los que ganó sumas exorbitantes. Pero eso no significa que sea un héroe. Un héroe es quien se mete a un edificio en llamas para rescatar a una familia; o quien se lanza al agua, a riesgo de su vida, para evitar que alguien se ahogue; o quien se enfrenta a cazadores furtivos y especuladores que la emprenden contra un bosque. Un Chico Mendes en la Amazonía es un héroe.

Tito Trinidad no lo es. No se trata de restarle mérito a los puños, pero esa especie de conmoción nacional porque perdió millones, ¿a qué viene? Todavía sale del tribunal presumiendo de que ganó el primer round. Lo único que me da un poco de pena (en realidad muy poca) es que no se haya enterado de que a los bancos no les gana nadie, ni un round ni un juego de parchís.

De todas maneras, antes de rasgarnos las vestiduras, hagamos un poco de memoria. Hace cuatro años, los vecinos del sector La Maya, en el barrio Anones, de Naranjito, radicaron querellas contra el excampeón mundial, que entonces nadaba en millones -ahora solo recibe $200,000 mensuales-, por meter maquinaria pesada en una finca suya de más de veinte cuerdas. Con esa maquinaria, y según las notas de prensa, Tito Trinidad alteró el cauce del río Guadiana, su lecho y la flora virgen que lo rodeaba, más una quebrada que se interpuso en su camino. La periodista de Primera Hora que se presentó a la finca, escribió lo siguiente:

“El lugar es impresionante… La belleza se mezcla con el silencio de la espesura. Pero lo primero que choca es el barro rojo cortado a uno de los costados del río y un letrero en lo alto de un árbol que dice: ‘No pase, propiedad privada’”.

El abogado de los querellantes declaró a la prensa que se había talado un árbol de guaba que tenía cien años, y arrasado con un mogote y un bambual.

No sé cómo terminó la cosa. La historia de esos delitos ambientales se pierde en la bruma del tiempo y, sobre todo, en la bruma de los archivos del Departamento de Recursos Naturales, donde en ese momento mandaba quien mandaba. ¿Reforestó el campeón?

Más solidaridad deberían concitar muchos ancianos que empezaron a trabajar con veinte o veinte y pico de años, y se jubilaron pasados los sesenta y cinco, si es que se han jubilado. Fue gente que dejó el pellejo en jornadas de diez o doce horas diarias y que hizo un capitalito privándose de muchas cosas. Invirtieron en lo que les aconsejaron que invirtieran, porque cundió la idea, por demasiados años, de que el dinero en el banco “no hacía nada”. Esa voz la lanzaron ellos mismos, los astutos “brokers”. Y se convirtió en axioma. Se hizo circular la especie de que el que tenía un poco de dinero y lo dejaba tranquilito en el banco era un imbécil, un pobre diablo.

Entonces estalló la crisis.

Es cierto que hubo altibajos imprevistos, que nadie hubiera podido anticipar. Pero también es cierto que las cosas se torcieron desde antes: empresas de corretaje donde a lo mejor trabajaba en silencio un puñado de inversionistas serios, o al menos sensatos, fueron invadidas por hordas de arribistas presuntuosos, que vivían por encima de sus posibilidades. Los veíamos en la páginas sociales, qué les voy a contar.

Por último, permítanme una nota al margen: hizo bien la secretaria de Recursos Naturales en prohibir una fiesta de botes en Culebra, que bastante ha tenido en estos días con las detonaciones de bombas, para que encima la llenen de latas y de porquería. La cervecera publicó un comunicado donde retiraba su apoyo al productor de la actividad. Pero la pregunta es Esta: ¿quién era el productor? Nos importa, claro que sí, ese dato. Como periodistas nos tiene que importar. Ese “quién” es uno de los cinco pilares sobre los que se construye la noticia. Sobre todo cuando corren rumores de que los “boats parties” ya se habían celebrado en Dakiti o en otras playas sin pedir permiso.

¿Quién iba a producir la juerga por sus pantalones? Que no se pierda ese dato en la bruma de ningún archivo.

Quién, quién, quién.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 24 de abril de 2014
84ºF El Clima El Clima
Calendario
20.04.2014

Quién

El caso de la alegada ruina del boxeador Tito Trinidad, es el de muchas personas que sí se hallan en situación desesperada y que, lamentablemente, no han tenido la suerte de que los bancos, por la presión mediática, se compadezcan de ellos. La mayoría no ha perdido tanto como el boxeador, por...

30.03.2014

Levedad

Poco antes de empezar un concierto en Bellas Artes, hace unos días, se advertía a la concurrencia que estaba prohibido el uso de teléfonos celulares, grabar o tomar fotos. Fue como si hubieran dado el pistoletazo de salida. En vez de advertencia aquello sirvió como recordatorio. Decenas de personas ...

23.02.2014

Demonio

¿Qué pierde el gobernador de Puerto Rico si mañana se levanta por el lado justo de la cama, decide ignorar la presión de sus oportunistas asesores, y anuncia que la deuda es impagable y que, por tanto, hay que reenfocarla entera? ¿Qué pierde si les advierte a los acreedores que él no quiere seg...

26.01.2014

Bosque

       Mientras por un lado se anuncia la creación del “Bosque Modelo Nacional”, un proyecto que promete salvaguardar 390,000 cuerdas de terreno en un radio de unos 20 pueblos, en Ponce se derriban más de trescientos árboles para despejar una zona aledaña a ...

20.01.2014

Corral

Al final, resulta inconcebible que las fiestas de la calle San Sebastián, que tienen de por sí un alto costo para las arcas municipales, resulten más caras todavía a causa de la demanda que ha encarado la alcaldía por los registros y otras medidas de seguridad.      &...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: