Top de la pagina

Blogs

Noticias

Antes que llegue el lunes

Mayra Montero

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 4170 veces
30 de marzo de 2014

Levedad

Poco antes de empezar un concierto en Bellas Artes, hace unos días, se advertía a la concurrencia que estaba prohibido el uso de teléfonos celulares, grabar o tomar fotos. Fue como si hubieran dado el pistoletazo de salida. En vez de advertencia aquello sirvió como recordatorio. Decenas de personas sacaron sus celulares y empezaron a hacer lo que acababan de prohibirles.

Era patético verlos, sin ningún tipo de pudor, cometiendo la infracción y revisando el material grabado. Lo irónico es que esa falta de civismo y ese permitirse hacer lo que les da la gana, provenía de gente adulta, algunos de más de cincuenta, que tiene un cierto nivel de información, puesto que era un concierto de Pablo Milanés, que no es un fenómeno de masas. Varias veces tuvieron que entrar los ujieres, molestando a los espectadores normales, para llamar la atención a todos esos que descaradamente levantaban los celulares y activaban los “flashes”. Por un momento, escondían sus teléfonos, pero en cuanto los ujieres se perdían de vista, los volvían a sacar y continuaban grabando.

La gobernabilidad, la decencia colectiva y lo que ahora han dado en llamar concertación, empiezan por los pequeños gestos individuales, esas muestras de disciplina ciudadana que son tan fáciles de acatar. Si la mujer que estaba a mi lado, ya vieja, es incapaz de cumplir con una regla tan elemental como abstenerse de tomar fotos o grabar un concierto, ¿quién puede esperar voluntad de sacrificio, consenso, una cultura de respeto al prójimo o a los lugares donde nos encontramos?

Las salas de cine se han convertido también en tierra de nadie. Hay gente que, tan pronto entra, se pone a mandar mensajes o a leer lo que escriben los demás; nunca he sabido exactamente lo que hacen pero la luz del celular molesta a los espectadores cercanos. Además, me imagino que en el caso del cine se pierden escenas, miradas, líneas significativas que son esenciales para comprender la trama. ¿Qué cosa tan importante puede pasar que no pueda esperar dos horas, con el celular apagado, a que termine una película? Y esto no ocurre en una sala cualquiera con programación de adolescentes; ocurre en Fine Arts con películas de envergadura, mucha veces tan sutiles que hay que estar pendientes de una pequeña clave para no perder el hilo.

En el caso de Bellas Artes, esas personas que empiezan a grabar tan pronto oyen que está prohibido hacerlo, deben tener un sentido de la impunidad muy acendrado. Alguien las ha convencido de que no va a pasarles nada, y además se lo demuestran. Les consta que no les pedirán que abandonen la sala y que no hay multas como consecuencia de sus actos. ¿Es tan difícil, en estos tiempos del cólera, meter una interferencia a los teléfonos durante el tiempo que dure la función y privarlos de la cobertura?

Es curioso que quienes disfrutan infringiendo una regla son los mismos que luego se llenan la boca para decir que Puerto Rico es ingobernable y que tal como pinta el panorama, no queda otra salida que emigrar.

Que, por cierto, el fin de semana pasado se celebró en San Juan una feria para “orientar” a potenciales emigrantes de las ventajas de la Florida. Parecía un viernes negro por la ansiedad y la rebatiña. No era una feria de reclutamiento laboral ni nada por el estilo. Su propósito no era ofrecer trabajos, sino vender propiedades, promocionar compañías de mudanzas, hospitales, seguros y colegios. Entonces se presentaron miles a “informarse”, algunos de los cuales admitieron a los periodistas que no tenían muy claro lo que harían fuera, pero que se iban.

La pregunta es: ¿de qué van a vivir? Porque resulta que hay estudios que indican que a estos emigrantes les toma de seis a ocho meses establecerse y conseguir empleo, algunos no muy apetecibles cuando empiezan, en estaciones de “car wash” o limpiando edificios. La Florida está atestada de emigrantes, muchos de ellos con residencia o ciudadanía, dedicados a trabajar como mulos, agarrando lo que aparezca mientras se estabilizan, aunque tengan una profesión.

Es muy difícil comprender ese arrebato de salir corriendo, familias enteras desinformadas, que una vez allí tendrán que enfrentarse al mundo real.

El gobierno de Puerto Rico mantiene distancia (o silencio, que es lo mismo) y no se ha oído una voz que advierta a los ciudadanos que sean cautelosos, que las cosas no son tán fáciles como las pintan. No comprenden que una buena parte de los que se van, virarán en peores condiciones, porque aquí habrán quemado las naves.

Mientras tanto prevalece la feria, o el aire de feria, que es muy leve. Todo es levedad.

  • 0Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Sábado 19 de abril de 2014
81ºF El Clima El Clima
Calendario
30.03.2014

Levedad

Poco antes de empezar un concierto en Bellas Artes, hace unos días, se advertía a la concurrencia que estaba prohibido el uso de teléfonos celulares, grabar o tomar fotos. Fue como si hubieran dado el pistoletazo de salida. En vez de advertencia aquello sirvió como recordatorio. Decenas de personas ...

23.02.2014

Demonio

¿Qué pierde el gobernador de Puerto Rico si mañana se levanta por el lado justo de la cama, decide ignorar la presión de sus oportunistas asesores, y anuncia que la deuda es impagable y que, por tanto, hay que reenfocarla entera? ¿Qué pierde si les advierte a los acreedores que él no quiere seg...

26.01.2014

Bosque

       Mientras por un lado se anuncia la creación del “Bosque Modelo Nacional”, un proyecto que promete salvaguardar 390,000 cuerdas de terreno en un radio de unos 20 pueblos, en Ponce se derriban más de trescientos árboles para despejar una zona aledaña a ...

20.01.2014

Corral

Al final, resulta inconcebible que las fiestas de la calle San Sebastián, que tienen de por sí un alto costo para las arcas municipales, resulten más caras todavía a causa de la demanda que ha encarado la alcaldía por los registros y otras medidas de seguridad.      &...

13.01.2014

Alfombras

La nota más original de esta semana provino de uno de los coroneles de la Policía, quien, a condición de no ser identificado, confió a un reportero de este diario que el nuevo superintendente, James Tuller, a veces les grita palabrotas. Pues a mí eso me parece admirable. ¡Cómo un jefe de la Pol...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: