Top de la pagina

Blogs

Noticias

Eso es así

Nelson Gabriel Berríos

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 8885 veces
2 de febrero de 2014

Luis Raúl, gracias por la risa

De tanto hacernos reír, hoy tenemos que llorar su súbita partida. Se nos fue Luis Raúl, un genial comediante que retrató como nadie lo cómico del diario vivir de nuestro Puerto Rico. Luis Raúl Martínez, el gran artista capaz de provocarnos un ataque de risa aún en nuestro peor momento. Nos deja un legado de carcajadas, una vida dedicada a alegrar a su gente con su chispa irreverente y creatividad.

En medio de la pena que sobrecoge a tantos que reconocen su innegable talento, hoy me he reído hasta las lágrimas viendo algunos de sus videos. En particular, con sentimientos encontrados, disfruté por la magia del video que lo hace inmortal uno en que Luis Raúl se vacila a más no poder la muerte y todos los ritos de funerarias y cementerios. “Yo detesto las funerarias. Mier… que me van a velar. Mier… es ”, gritaba al público mientras abría sus famosos ojones y montaba una cara de indignación ante la posibilidad de morir, que provocó las risas de todos los que escuchaban y de los que han disfrutado viéndolo ahora en las redes sociales.

¿Morirse Luis Raúl? Sólo un chiste malo el pensarlo a los 51 años, en la plenitud de su carrera, justo cuando quería dedicarse más al cine, contemplaba la posibilidad de un “crossover” al mercado estadounidense y hasta, ¿por qué no?, colarse en alguna telenovela con su pinta de galán, como bromeó en una entrevista.


La muerte le jugó una broma pesada a Luis Raúl y a toda su fanaticada que no se recupera de su prematura partida. Respetando sus deseos, la familia cremará sus restos y no habrá velatorio. En el video sobre la muerte se relajó de cómo se vería en un ataúd y dijo que no quería eso. Así que no lo velarán. A recordarlo vivo, con su simpatía, con ese talento para sacarle punta a todo, para burlarse de sí mismo, de su nariz grande, de no tener cuello como los Ninja turtles, o para lograr narrar una anécdota de su visita al urólogo y convertirla en todo un espectáculo.

Tuve el privilegio de conocerlo desde la adolescencia en nuestra escuela superior Doctor Pila de Ponce. Era un ponceño orgulloso y más aún un puertorriqueño que amaba entrañablemente esta Isla. Aún están en shock todos sus amigos y compañeros de estudios, que celebraron con él en reuniones de aniversario de su clase del 1979, en las cuales Luis Raúl era el alma de la fiesta. Siempre se dio a querer, por su humildad, por su chispa.  En los últimos años lo vi con frecuencia en las redacciones de El Nuevo Día y Primera Hora, donde trabajé y a donde Luis Raúl llegaba a promocionar sus eventos pero también llegó a integrarse en fiestas y ocasiones especiales. Lo recuerdo dirigiendo a periodistas en la coreografía del Gangham Style. Con todos los que querían posaba amablemente para un selfie que subirían a Facebook y se disparaba algún comentario punzante para demostrar lo que escuché decir a muchos: “es un chiste en dos patas”.

En realidad, era mucho más. Un artista completo que tuvo sus inicios en el teatro infantil, desde “Pinocho” hasta “El Patito feo”. Su paso por la televisión, el teatro y el cine, además de los exitosísimos espectáculos de “stand up comedy” lo llevaron a otro nivel, comparable a los grandes comediantes boricuas inmortales de todos los tiempos: José Miguel Agrelot, Diplo, Machuchal, Awilda Carbia… Su humor, aún lleno de palabrotas que usaba con la naturalidad con que el pueblo las utiliza, era inteligente, picante pero no vulgar, y sobre todo, muy puertorriqueño. Una gran pena que no tuviera más exposición en nuestra televisión, que pasa por una racha de escasez de talleres de calidad que en su momento Luis Raúl también denunció como tantos otros artistas sin trabajo en estos momentos.

Luis Raúl se describió como “chiquito pero juguetón” y retrató con genialidad al país como evidenciaban los creativos títulos de sus shows “la cosa está pelúa” y “con los huevos a peseta”. De verlo, ya sonreíamos al ver “Qué Ojones” tenía y mucho más al abrir esa boca y descubrir “Qué clase e’lengua” era capaz de usar para hacernos reir al denunciar “qué es lo que pasa aquí”. Nos presentó al erudito “Tito Párpados”, al meloso “Junito Puppy Love”, al encanto fañoso de “Piquito”, al bipolar “El Bebé”, a la niuyorican “Malin” y a la viejita marihuanera “Doña Mary Jane”, entre otros. Tras su paso por programas como Anda pa’l cará, protagonizó sus propios programas de televisión como “En casa de Luis Raúl” . Su talento brilló en el cine en Broche de Oro y como el pizzero de “200 cartas”.  Luis Raúl se nos fue antes de tiempo pero ¿puede haber una vida mejor vivida que dedicarse a alegrar la existencia a los demás?

Ante su prematura partida, queda un vacío en todos los que disfrutamos su estupendo humor. A la vez se lleva el cariño de un pùblico agradecido porque hasta en los momentos màs difíciles nos regaló el bálsamo de la vida que es reír. Por eso, cada vez que volvamos a disfrutar su talento inmenso en esos videos que le hacen inmortal, continuará recibiendo nuestros aplausos allá en el infinito. Hasta siempre, Luis Raúl. Gracias por la risa.

Si deseas comunicarte con Nelson Gabriel Berríos puedes escribirle a nelsongberrios@gmail.com o por Facebook facebook.com/nelsongabrielberrios o por Twitter @NelsonGabrielB

  • 19Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 28 de agosto de 2014
83ºF El Clima El Clima
Top

Nelson Gabriel Berríos

Nelson Gabriel Berríos es escritor y bloguero, consultor en medios de comunicación y redes sociales....

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
2.02.2014

Luis Raúl, gracias por la risa

De tanto hacernos reír, hoy tenemos que llorar su súbita partida. Se nos fue Luis Raúl, un genial comediante que retrató como nadie lo cómico del diario vivir de nuestro Puerto Rico. Luis Raúl Martínez, el gran artista capaz de provocarnos un ataque de risa aún en nuestro peor momento. Nos deja ...

24.01.2014

Carmencita y el #CasoCasellas

El #CasoCasellas demostró que el dolor y  la indignación pueden ser virales cuando se tuitean hasta convertirse en “trending topics”.  La tragedia de dos familias, la congoja infinita ante el asesinato de una mujer joven, hija alegre, hermana querida, madre amorosa, nada menos ...

22.10.2013

Un plan para Piñones y para el pais

Piñones es cada vez más Puerto Rico: un paraíso de potencial infinito al igual que un trágico semillero de violencia. Dos matanzas en Piñones, la última durante una Bicicletada por la paz, en el espectacular sector playero de Loíza, estremecieron los corazones de los puertorriqueños que tanto...

30.09.2013

Puerto Rico no tiene que ser Detroit

Primero éramos Grecia y ahora la comparación de moda, rumbo a la temida quiebra de Puerto Rico, es Detroit. Entre la repartición de culpas, análisis catastróficos y evidente éxodo masivo de boricuas (ni modo, sálvese quien pueda), lo que no acaba de suceder es lo que debiera: una unión de fuerza...

23.09.2013

Las lecciones de Mister Fajardo

“A mí no me importa si te gusto o te disgusto, pues mi diploma de cuarto año está firmado por un corrupto”. Así sintetizó el reguetonero Eddie Dee en su momento la indignación del pueblo puertorriqueño contra el convicto ex secretario de Educación Víctor Fajardo. ¿Qué cantaría Eddie Dee ahora que F...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: