Top de la pagina

Blogs

Noticias

Eso es así

Nelson Gabriel Berríos

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 3304 veces
10 de octubre de 2014

¿Cuál es el show?

“¿Cuál es el show?” preguntó Jesús Rivera Cruz cuando iba a ser arrestado, tras apuñalar 29 veces a su esposa de toda la vida, María de Lourdes Báez, en plena calle frente a sus vecinos. ¿Acaso pretendía que no lo arrestaran? Él, un ex policía convertido en desalmado asesino, era el protagonista del más horroroso y vil “show” que sus vecinos de la urbanización Villa Borinquen en Caguas jamás pensaron presenciar.

Apenas un par de días después, el espanto vuelve a ser noticia en Puerto Rico, cuando un agricultor cincuentón de Las Marías, Héctor Beauchamp, agarró en la madrugada el machete que usaba para talar la tierra y atacó a su esposa Nereida Santiago, hasta que finalmente le cortó el cuello con una herida mortal. Acto seguido, se ahorcó. El hijo menor de la pareja, de 17 años, que vivía con ellos, amaneció en su hogar con la grotesca escena que probablemente nunca podrá olvidar.

Dos casos que se suman a la dolorosa estadística de violencia de género en Puerto Rico. María de Lourdes y Nereida. Dos más para sumar 14 mujeres asesinadas por aquellos a quienes les dieron su amor. Los asesinos, curiosamente, son defendidos, tal vez entre la incredulidad y el dolor, por familiares y amigos que nunca entiende del todo la tragedia que les tocó a la puerta.

“Yo quiero que sepan que mi papá quería a mi mamá… Era un buen padre y un buen esposo. Yo no sé qué pasó. Él no es una mala persona”, expresaba llorosa la hija de María de Lourdes. ¿Por qué? Si supuestamente “todo estaba bien. Él no era una persona violenta”, “si acababan de llegar de un viaje a Disney World”, eran otros de los comentarios que abonaban a la incredulidad. Pero la contundente realidad del sangriento asesinato derrotaba cualquier argumento de que todo estaba bien, de que no era una persona violenta y de que Héctor amaba a su esposa. Alguien que ama no mata al ser amado. La podría haber querido, como una posesión, pero eso no es amor. Está por evaluarse el estado de salud mental de este ex policía, que se había pensionado por incapacidad.

Ahora bien, son terribles los argumentos que se escuchan en la calle por casos de violencia de género, que por años fueron mal llamados de “violencia doméstica”, un término que disminuía el crimen como si fuera algo pequeño, algo allá del hogar: “cosas de marido y mujer”. Surgen comentarios peyorativos contra las víctimas como cuando se habla de “líos de faldas” y de que fue “un asesinato pasional”, como si las emociones justificaran de alguna forma el asesinato.

Falta mucha educación en nuestro país, desde cómo lograr que los niños y las niñas puedan descubrir nuevas formas de relacionarse sin sentir que los enamorados son posesión uno del otro. Falta atención a la salud mental de nuestra gente, para que logren autocontrol ante una crisis personal. Falta que tanto mujeres como hombres aprendan que no deben consentir actos de maltrato físico o sicológico pues estos pueden escalar a violencia que culmine en muerte.

Hay conceptos que, por más años que pasan y desgarradores casos de víctimas que vemos, no acaban de ser aprendidos por nuestra gente. Como el que si el amor acaba, acaba. Y eso se debe respetar. Hace muchos años, cuando salió libre, entrevisté como periodista al ex baloncelista de los Atléticos de San Germán, Richie Pietri. Este mató a su esposa de 28 martillazos el 6 de mayo de 1988, cuando ella le estaba solicitando el divorcio. Richie Pietri me dijo con pasmosa tranquilidad. “la maté porque la amaba” y que se encolerizó a tal punto con ella porque ya no quería estar a su lado. El asesinato se consumó martillo en mano con la horrible premisa de “si no eres mía no serás de nadie”, como si la infortunada fuera su posesión.

Aún hoy se escucha lo mismo, pobre, si es que la quería tanto. ¿Y qué de la víctima con una vida tronchada? ¿Qué del dolor de los padres, de los hermanos, de los hijos, de los vecinos, los amigos de las asesinadas? La mayoría de las víctimas son mujeres. Pero, por supuesto, igual de terrible sería si se tratara de mujeres que matan a sus compañeros, o la violencia fuera entre parejas del mismo de sexo.

¿Cómo terminar este ciclo terrible, que sabemos se repetirá en otro caso cualquier rato de estos? ¿Cuándo aprenderemos? Hay ayuda sicológica, búsquela. Edúquese. Alerta, si usted es un hombre que no sabe controlar sus emociones, busque ayuda si no quiere terminar preso o muerto. Si usted es familiar de personas que están teniendo problemas conyugales, no se haga de la vista larga para luego lamentar la muerte de alguno de ellos, de ver hijos huérfanos marcados de por vida. Y si es una mujer que está sufriendo maltrato, piense en usted, que merece algo mejor y si tiene hijos, tampoco permita que estén expuestos a ese cuadro, porque hay otras formas de vivir. Busque ayuda sicológica, legal y actúe pronto.

¿Cuál es el show? Tristemente lo hemos visto demasiado tiempo. Si no le gusta el espectáculo, ayude a cambiarlo. Es hora de que acabar con este show de terror y sangre que tiene que estremecer la fibra más sensible del alma de cada ciudadano con conciencia en nuestro país.

Si desea comunicarse con Nelson Gabriel Berríos puede escribirle a nelsongberrios@gmail.com

  • 7Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Jueves 30 de octubre de 2014
87ºF El Clima El Clima
Top

Nelson Gabriel Berríos

Nelson Gabriel Berríos es escritor y bloguero, consultor en medios de comunicación y redes sociales....

  • Sígueme en:
  • Síguenos en Facebook
  • Síguenos en Twitter
  • Subscríbete RSS
Fin
Calendario
10.10.2014

¿Cuál es el show?

“¿Cuál es el show?” preguntó Jesús Rivera Cruz cuando iba a ser arrestado, tras apuñalar 29 veces a su esposa de toda la vida, María de Lourdes Báez, en plena calle frente a sus vecinos. ¿Acaso pretendía que no lo arrestaran? Él, un ex policía convertido en desalmado asesino, era el protagonista...

2.02.2014

Luis Raúl, gracias por la risa

De tanto hacernos reír, hoy tenemos que llorar su súbita partida. Se nos fue Luis Raúl, un genial comediante que retrató como nadie lo cómico del diario vivir de nuestro Puerto Rico. Luis Raúl Martínez, el gran artista capaz de provocarnos un ataque de risa aún en nuestro peor momento. Nos deja ...

24.01.2014

Carmencita y el #CasoCasellas

El #CasoCasellas demostró que el dolor y  la indignación pueden ser virales cuando se tuitean hasta convertirse en “trending topics”.  La tragedia de dos familias, la congoja infinita ante el asesinato de una mujer joven, hija alegre, hermana querida, madre amorosa, nada menos ...

22.10.2013

Un plan para Piñones y para el pais

Piñones es cada vez más Puerto Rico: un paraíso de potencial infinito al igual que un trágico semillero de violencia. Dos matanzas en Piñones, la última durante una Bicicletada por la paz, en el espectacular sector playero de Loíza, estremecieron los corazones de los puertorriqueños que tanto...

30.09.2013

Puerto Rico no tiene que ser Detroit

Primero éramos Grecia y ahora la comparación de moda, rumbo a la temida quiebra de Puerto Rico, es Detroit. Entre la repartición de culpas, análisis catastróficos y evidente éxodo masivo de boricuas (ni modo, sálvese quien pueda), lo que no acaba de suceder es lo que debiera: una unión de fuerza...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: