Top de la pagina

Blogs

Estilos de vida

Vicios, virtudes y valores

Pablo A. Jiménez

BIO
    Facebook Twitter Digg Google Buzz
  • Visto: 1121 veces
21 de noviembre de 2014

El Código Penal y la política partidista

Entre las muchas locuras que el pueblo de Puerto Rico tiene que soportar, ahora cada nueva administración “tiene” que revisar el Código Penal. Sí, así como lo oye, ahora el Código Penal se revisa cada cuatro a seis años.

En parte, las revisiones constantes al Código Penal se deben a los enfoques diametralmente opuestos sobre el crimen de los partidos políticos principales. Por un lado, el Partido Nuevo Progresista (PNP)—desde los tiempos de Pedro Roselló—ha sostenido políticas de “mano dura contra el crimen”, atacando los puntos de distribución de drogas y tratando de desestabilizar las pandillas. El problema es que este tipo de enfoque llena las cárceles, muchas veces de criminales de poca monta, causando hacinamiento y disparando el costo del sistema carcelario. Empero, lo más grave es que la política de la “mano dura” motiva un aumento en los asesinatos. ¿Por qué? Porque el arresto de los “dueños de los puntos” desata guerras por el control de esos mercados de drogas al aire libre. Después de los arrestos, viene la lucha tanto entre muchachos de una misma pandilla como entre pandillas rivales.

Por su parte, el Partido Popular Democrático (PPD) rechaza la política de la “mano dura”. Prefieren bajar las penas por los crímenes, lo que debe bajar la población penal. Además, no hacen operativos de “Golpe al punto” con la misma frecuencia que sus adversarios. Esto tiene efectos positivos y negativos. Del lado positivo, se minimiza la guerra por el control de los mercados al aire libre y, por lo tanto, se reduce la tasa de asesinatos motivados por el trasiego de drogas. Empero, del lado negativo encontramos que la política de “mano suave”, a la larga, permite que los dueños de los puntos operen con relativa impunidad y se afiancen en su poder.

La diferencia este año es que el PPD también entró a revisar las penas por delitos sexuales, con la intención de eliminar algunos de ellos. Su argumento es que hace décadas no se enjuicia a persona alguna en Puerto Rico por adulterio o bestialismo. 

Me parece que esto último es estrategia politiquera. Creo que los cambios propuestos en el área de delitos sexuales estaban más destinados a causar escándalo y a hostigar al liderazgo religioso. ¿Para qué? Para desprestigiar a los líderes religiosos, acusándolos de ser “políticos con sotanas”, “hipócritas” o “fotutos” de la oposición. 

En particular, me parece que tendieron una trampa con la revisión a las leyes sobre el incesto. Incluyeron lenguaje inflamatorio, sabiendo que iban a atraer controversia. Pero si la controversia se ponía demasiado caliente, siempre podían presentar la excusa de que todo había sido un error de redacción exagerado por los religiosos. 

Yo creo que la Iglesia debe rechazar los “cantos de sirena” que le envían los políticos de turno. No debemos hacerle el juego a quienes sugieren cosas escandalosas solo porque desean “pautarse”. A la verdad es que hay personas que dicen cualquier cosa con tal de salir en la radio o en la televisión.

En este punto usted me preguntará mi opinión sobre las dos políticas sociales: la “mano dura” contra la “mano suave”. ¿Cuál es mejor? Y mi respuesta es que ninguna. Para bajar el crimen hay que hacer un plan de trabajo amplio que poco tiene que ver con lo largo o corto de las penas. En específico, es necesario mejorar la economía, bajar el desempleo, elevar la educación pública, desarrollar programas para educar a padres y madres, proveer algún tipo de educación sobre valores y ofrecer programas de desvío para personas que cometen su primera ofensa, entre muchas otras estrategias. 

Ahora bien, el problema principal es que los criminales no le tienen miedo al Código Penal de Puerto Rico. No tienen miedo, porque saben que es muy probable que nunca sean arrestados. Y si los arrestan, también es probable que no le encuentren causa probable, que el policía que los arrestó no se presente en sala o que la víctima se niegue a seguir con el caso.

Al final del proceso, parece que en lugar de estrategias claras contra el crimen ahora tendremos cambios constantes en el Código Penal, dependiendo del color del partido de turno en el poder. Y mientras los legisladores pelean por cuán larga debe ser la pena por tal o cual crimen, los criminales seguirán campeando por sus respetos, sabiendo que la posibilidad de que paguen por sus crímenes es cada vez menor.

**********

¿Qué opina usted? Le invito a compartir su opinión, comentando tanto el contenido de esta columna como los comentarios de otros lectores y de otras lectoras.

El Rev. Dr. Pablo A. Jiménez es el pastor de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) en el Barrio Espinosa de Dorado, PR. http://www.drpablojimenez.com y http://www.prediquemos.net

  • 2Comentarios
  • Enviar
  •                       
  •                       
Cargando..
Lunes 24 de noviembre de 2014
82ºF El Clima El Clima
Calendario
21.11.2014

El Código Penal y la política partidista

Entre las muchas locuras que el pueblo de Puerto Rico tiene que soportar, ahora cada nueva administración “tiene” que revisar el Código Penal. Sí, así como lo oye, ahora el Código Penal se revisa cada cuatro a seis años.En parte, las revisiones constantes al Código Penal se deben a los enfoques diam...

16.11.2014

Esto no es una democracia

Me mintieron. Todos los maestros y todas las maestras que me dijeron en la escuela que Puerto Rico era una democracia me mintieron. Puerto Rico no es una democracia.Si entiendo bien el concepto, la democracia es la forma de gobierno donde el pueblo, libre y voluntariamente, escoge sus gobernantes po...

29.10.2014

La televisión y las moscas

Otra vez, en la sala de espera de una oficina médica, encienden un televisor y yo pierdo la paciencia.En este caso, la recepcionista amablemente sintonizó la tele en Univisión. Inmediatamente, salieron en pantalla una serie de actores jóvenes de varias nacionalidades diciendo puras tonterías. Fuera ...

24.10.2014

Que descanse en paz WOSO

El cierre de WOSO me llena de tristeza. Por varios años, del 1988 al 1992, esa emisora fue mi fiel compañera.En aquellos tiempos yo no tenía cable tv en mi casa, por lo que WOSO se convirtió en mi principal fuente de información y noticias. Recuerdo que la emisora transmitía el programa nocturno de ...

17.10.2014

No se enferme en fin de semana

En Puerto Rico uno no debe enfermarse durante los fines de semana. Tampoco debe enfermarse en día feriado. No se enferme en Navidad; ni en verano; ni en Semana Santa; ni durante la semana donde se celebra Acción de Gracias. Tampoco se enferme cuando su doctora o doctor esté de vacaciones. ...

Páginas: 1
Fin
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: