Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
9 de marzo de 2009
Internacionales
 

Boricua a punto de abordar el Discovery

Acaba llevará bandera de PR

 
Lee Archambault, Tony Antonelli, Joseph Acaba, Steven Swanson, Richard Arnold y John Phillips, llegaron ayer al Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral, Florida.

Por MARCIA DUNN / The Associated Press

CABO CAÑAVERAL - Dos maestros de ciencias, uno de ellos de ascendencia puertorriqueña, fueron entrenados por la NASA durante cinco años y están a punto de graduarse con honores al integrar la tripulación del transbordador Discovery, que según lo programado partirá al espacio este miércoles por la noche.

Los maestros Joseph Acaba, de 41 años, y Richard Arnold serán los primeros en viajar juntos al espacio. Durante la misión de dos semanas en que realizarán trabajos de construcción en la estación internacional, también realizarán múltiples caminatas, el trabajo más peligroso en órbita.

Acaba, un geólogo de Anaheim, California, llevará consigo una bandera de Puerto Rico. Fue voluntario de los Cuerpos de Paz y sirvió en la Reserva de la Infantería de Marina. Arnold es marino y científico ambientalista.

Los maestros y los otros cinco miembros de la tripulación, una combinación usual de pilotos militares y científicos espaciales, avanzarán en los trabajos de la estación espacial que debe completarse dentro de un año.

Los otros tripulantes del Discovery son el comandante Lee Archambault, Dominic “Tony” Antonelli, Steven Swanson y John Phillips.

La misión consiste en transportar e instalar el último juego de paneles solares para la estación espacial. Asimismo, los astronautas llevarán un procesador de orina de repuesto para el sistema de reciclaje del agua de la estación y realizarán trabajos de mantenimiento.

Con ellos viaja el astronauta Koichi Wakata, que será el primer japonés que vive a bordo de la estación internacional. El astronauta entrenado por la Agencia Espacial Japonesa vivirá ahí por lo menos por tres meses.

El vuelo del transbordador hacia la estación espacial internacional fue previsto originalmente para mediados de febrero, pero se pospuso cuatro veces por las preocupaciones sobre ciertas válvulas del transbordador, de importancia crítica.

Los controladores de la misión habían ordenado pruebas extensas de las válvulas de hidrógeno, luego que una se rompió durante el último lanzamiento del transbordador. Las válvulas controlan el flujo del gas suministrado al tanque externo de combustible durante el ascenso de ocho minutos y medio hasta la órbita.

La ruptura de la válvula no causó problema alguno, pero la NASA quería cerciorarse de que había pocas posibilidades de que se rompiera la tubería por un fragmento de la válvula. De ocurrir ello, habría consecuencias catastróficas, advirtieron.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: