Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
21 de abril de 2013
Puerto Rico Hoy
 

Boricua la fiscal que presentará cargos en caso de Boston

Carmen M. Ortiz llevará el caso federal contra Dzhokhar Tsarnaev

 

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – En manos de la boricua Carmen Milagros Ortiz, jefa de la Fiscalía federal en Massachusetts, ha quedado el proceso dirigido a la presentación de cargos en contra de Dzhokhar Tsarnaev, el sospechoso de los bombazos en Boston que fue capturado el viernes.

De 57 años, Ortiz es la primera mujer y persona hispana a cargo de la Fiscalía federal de Massachusetts.

La abogada investiga desde el mismo lunes el ataque terrorista. Sin embargo, es ahora cuando el proceso verdaderamente es responsabilidad de su oficina, que tiene que decidir en las próximas horas los cargos específicos por los que será acusado Dzhokhar, cuyo hermano, Tamerlan, quien era el otro sospechoso, murió en un tiroteo con la Policía.

Los hermanos Tsarnaev, de origen checheno, son los sospechosos de colocar las dos bombas que estallaron en el tramo final del Maratón de Boston, dando muerte a tres personas e hiriendo a más de 170, algunos de los cuales perdieron extremidades. Huyendo de la Policía se les atribuye también dar muerte a un agente de seguridad del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y herir a otros.

Ortiz es hija de puertorriqueños, criada en una familia de escasos recursos económicos en el antiguo barrio boricua de Manhattan.

Se graduó de abogada de la Universidad George Washington. Antes de ser fiscal federal fue fiscal de la jurisdicción estatal.

En Massachusetts, Ortiz tiene fama de ser dura en sus funciones. A principios de año se le criticó fuertemente por acusar en 2011 de realizar transacciones electrónicas fraudulentas al cofundador de la red social Reddit, Aaron Swartz, por haber logrado acceso a los documentos de un servicio bibliotecario de MIT con la idea de hacerlos accesibles a los ciudadanos.

Swartz se suicidó en enero, a los 26 años, lo que avivó las críticas contra Ortiz. “Me siento terriblemente mal”, de que se le culpe por el suicidio de Swartz, dijo entonces Ortiz.

Una de las primeras decisiones que tiene que poner en marcha su oficina es si al sospechoso que sobrevivió los enfrentamientos del viernes con la Policía, en la localidad de Watertown, le reconocen todos sus derechos a no incriminarse antes de interrogarlo en el hospital.

El viernes en la noche, minutos después de la captura de Dzhokhar Tsarnaev, Ortiz recordó que hay una regla de excepción federal que permite a las autoridades federales, en caso de seguridad nacional, obviar los derechos Miranda, que obligan a recordarle a un sospechoso que tiene el derecho a guardar silencio, reclamar la asistencia de un abogado y no incriminarse en un delito.

Para el director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles, el también puertorriqueño Anthony Romero, es aceptable que el FBI le pregunte primero a Tsarnaev, hospitalizado en Boston bajo estrictas medidas de seguridad, sobre amenazas que puedan ser inminentes de otras bombas que pueda haber escondidas.

Una vez se quiera comenzar un amplio interrogatorio, Romero reclamó que no haya atrechos. “La excepción de seguridad pública dejaría de tener sentido si a esos interrogatorios se les permite un campo abierto”, indicó Romero.

En su momento, Ortiz deberá decidir si propone la pena de muerte para el sospechoso de los bombazos. Como Puerto Rico, Massachusetts prohíbe la pena de muerte a nivel estatal.

El periódico Politico.com recordó que el secretario de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, ha establecido normas “para desalentar” los casos de pena de muerte en jurisdicciones que rechazan la pena capital, pero que a pesar de ello han impulsado ese tipo de casos recientemente en Puerto Rico.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: